Experimento mental

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Experimento imaginario»)
Saltar a: navegación, búsqueda


Un experimento mental es un recurso de la imaginación empleado para investigar la naturaleza de las cosas. En su sentido más amplio es el empleo de un escenario hipotético que nos ayude a comprender cierto razonamiento o algún aspecto de la realidad. Existe una gran diversidad de experimentos mentales, sin embargo todos emplean una metodología racional independiente de consideraciones empíricas, en el sentido de que no se procede por observación o experimentación física (otra forma de realizar la misma distinción sería entre lo a priori y lo a posteriori). Famosos ejemplos de experimentos mentales son el demonio de Maxwell y el gato de Schrödinger.

Gran parte de la ética, la filosofía del lenguaje y la filosofía de la mente están fundamentados firmemente en los resultados de experimentos mentales: el violinista de Thompson, la habitación china de Searle, la tierra gemela de Putnam, las personas que se dividen como una ameba de Parfit.

Puede mencionarse su importancia para campos tan variados como la filosofía, el derecho, la física y la matemática.

En filosofía se han empleado por lo menos desde la Antigüedad clásica, algunos anteriores a Sócrates, y eran igualmente bien conocidos en el derecho romano. El siglo XVII fue testigo de algunas de sus puestas en práctica más brillantes en Galileo, Descartes, Newton y Leibniz. Y en nuestros tiempos, la creación de la mecánica cuántica y la relatividad son casi impensables sin el papel crucial jugado por los experimentos mentales.

Orígenes y uso del término[editar]

Witt-Hansen estableció que Hans Christian Ørsted fue el primero en utilizar el término latino-germano Gedankenexperiment (lit. experimentos conducidos en los pensamientos) circa 1812, y fue también el primero en emplear el equivalente alemán Gedankenversuch en 1820. Tiempo después Ernst Mach empleó el término Gedankenexperiment de forma diferente para denotar exclusivamente la conducción imaginaria de un experimento real que de forma subsecuente sería un experimento físico real llevado a cabo por sus estudiantes, y de allí el contraste entre la experimentación física y mental. El término inglés thought experiment (experimento mental) se empleó por primera vez en la traducción de 1897 de un ensayo de Mach, y anteriormente las personas no tenían forma de categorizarlo o denominarlo.

Física[editar]

Algunos otros:

Filosofía[editar]

Enlaces externos[editar]