Eurobonos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Edificio sede del Banco Central Europeo en Fránkfurt del Meno, Alemania.

Los eurobonos o bonos de estabilidad europeos son títulos teóricos de deuda pública, a emitir por el conjunto de todos los países de la zona euro, cuyas cantidades deberán ir expresadas en euros. Al igual que otros bonos, expresarán una cierta cantidad de dinero invertido a devolver por el deudor, un cierto ratio de interés y un cierto tiempo vencido el cual la deuda deberá ser devuelta. Los eurobonos deberán ir avalados por el conjunto de países que los compartan, y no por países individuales. Suponen una de las medidas propuestas como solución para la crisis de la deuda soberana europea, aunque existen opiniones dispares respecto a permitir su existencia.

Propuesta del bono azul[editar]

Los economistas Jakob von Weizsäcker y Jacques Delpla propusieron en mayo de 2010, mediante la publicación de un artículo, la mixtura de los bonos nacionales tradicionales (o bonos rojos) en eurobonos (o bonos azules), con el objetivo de evitar una crisis de deuda en los países europeos de economías debilitadas, reforzando al mismo tiempo la sostenibilidad fiscal. Argumentaron que esta medida sería beneficiosa a largo plazo, y que ayudaría a preparar el terreno para el alzamiento del euro como una moneda de reserva que permitiera reducir costes de prestación a todos los países involucrados.[1]

Según esta propuesta, los eurobonos deberían avalar la deuda de los países hasta el 60% de los PIB nacionales. Cualquier deuda nacional que superara esa cifra se remitiría como exclusivamente nacional, con el probable incremento de costes. Los eurobonos se plantearon como una medida de disciplina fiscal y parte de un consejo de estabilidad fiscal que debería crearse a tal efecto.[1]

Los países pequeños con relativa iliquidez, como Austria y Luxemburgo, serían los más beneficiados, aunque incluso Alemania obtendría beneficios, ya que se esperaría que los costes de financiación bajasen por debajo de los rangos nacionales. Los países con grandes porcentajes de deuda sobre PIB, como Italia, Grecia y Portugal, recibirían un gran incentivo para hacer ajustes fiscales.[1]

Propuesta de la Comisión Europea[editar]

La Comisión Europea sugirió a viva voz la creación de eurobonos para los 17 países de la zona euro el 21 de noviembre de 2011, como una buena medida para parar la crisis europea. El 23 de noviembre la Comisión presentó un Libro verde explicativo de las características de estos bonos, con objeto de que las deudas nacionales se avalasen entre el conjunto de países del euro. El documento lista tres diferentes aproximaciones estudiadas, basadas en diferentes grados de sustitución de las deudas nacionales y de la naturaleza de las nuevas garantías.[2]

  1. Eurobonos sobre deuda total con responsabilidad compartida: Esta opción sugiere una sustitución completa de las deudas nacionales por otra compartida entre los países del euro, de manera que el conjunto de países responda por el conjunto de las deudas de cada uno. la Comisión Europea expresó que esto tendría potencialmente enormes efectos positivos en la estabilidad y la integración europeas. Al mismo tiempo, remarcó que la abolición de todos los mercados de ratios de interés en los Estados miembros supondría seguramente cambios significativos en el Tratado de Lisboa.
  2. Eurobonos sobre deuda parcial con responsabilidad compartida: La segunda opción establece una aval del conjunto de países sobre una cierta cantidad de las deudas nacionales. La deuda avalada queda garantizada por todos los países. El límite avalado vendría dado un porcentaje de la deuda sobre los PIB nacionales. La Comisión no aclaró este porcentaje, aunque el Consejo alemán de expertos económicos propuso un 60%.[3]
  3. Eurobonos obre deuda parcial sin responsabilidad compartida: Cubrirían parte de las deudas nacionales, como en la segunda opción, pero no quedarían garantizadas por todos los países con eurobonos. Esta ocpión incluiría, probablemente, fuertes requisitos de entrada para ciertos países, así como permitir la exclusión de países que no cumplan los objetivos fiscales pactados. Sin embargo, la opción sigue considerándose beneficiosa para todos los países implicados, y podría hacerse sin modificar los tratados fundadores de la Unión Europea.

La idea que subyace bajo la propuesta de los eurobonos es el mayor acceso de los gobiernos a la financiación de sus deudas mediante la ampliación de sus oportunidades de liquidez y su seguridad. El efecto perseguido es el alivio rápido o relativamente rápido de la crisis de deuda soberana. También se espera que los eurobonos refuercen el sistema financiero de la zona euro, evitándose mejor futuras crisis.[2] Sin embargo, los gobiernos de aquellos países menos afectados en ese momento por la crisis de deuda, especialmente Alemania y Austria, estuvieron en desacuerdo con la propuesta, entendiendo que el endeudamiento indefinido no podría ser una respuesta a la crisis.[4] [5]

Posiciones en la UE[editar]

La creación de Eurobonos sigue constituyendo un elemento de disputa en el seno de la Unión Europea. Su mayor oponente lo constituyen Austria y el Gobierno de Angela Merkel. La canciller alemana ha declarado que esta medida “comprometería excesívamente a Alemania con la deuda de los países en crisis que además tendrían menos presión para realizar sus ajustes fiscales”.[6] Por el contrario, François Hollande, Presidente de la República Francesa, se ha mostrado favorable a esa medida[7] y la ha adoptado como elemento clave en su lucha a favor de las políticas de crecimiento en Europa. Esta posición es apoyada por países como España, Bélgica e Italia, y por movimientos como el de los federalistas europeos.[8] Estos últimos sostienen que los eurobonos serían una opción idónea para resolver la crisis de la deuda de la Eurozona y además permitiría avanzar hacia una unión fiscal y financiera.

Referencias[editar]

  1. a b c «The blue bond proposal». Bruegel Policy Institute (May 2010). Consultado el 24 de noviembre de 2011.
  2. a b «European Commission Green Paper on the feasibility of introducing Stability Bonds». European Commission (23 de noviembre de 2011). Consultado el 24 de noviembre de 2011.
  3. «Barroso to table eurobond blueprint». Euractiv. 17 de noviembre de 2011. Consultado el 21 de noviembre de 2011. 
  4. «German "No" to euro bonds non-negotiable: Economy minister». Reuters (01-12-2011). Consultado el 16-12-2012.
  5. «Poll: Germans strongly against eurobonds». Reuters (25-11-2011). Consultado el 16-12-2012.
  6. El Gobierno alemán descarta la emisión de eurobonos a corto plazo, Público, 4 de junio de 2012
  7. Merkel y Hollande se enzarzan en el debate de los eurobonos, El Mundo, 23 de mayo de 2012
  8. 'Whatever Next' ‑ Andrew Duff launches proposal for new fiscal treaty and financial authority, Andrew Duff, europarlamentario liberaldemócrata

Enlaces externos[editar]