Eugenio Siragusa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Eugenio Siragusa (Catania, Italia, 25 de marzo[1] de 1919 — Nicolosi, Italia, 27 de agosto de 2006[2] ) fue un ufólogo, investigador y escritor italiano muy conocido dentro del movimiento Nueva Era, específicamente de los llamados Movimientos OVNI. Se hizo conocido internacionalmente por afirmar que había sido contactado por supuestos extraterrestres para iniciar una misión de supuesta redención de la humanidad ante la inminencia del Apocalipsis bíblico.[3] [4] Con el propósito de iniciar su obra de divulgación fundó el "Centro Studi Fratellanza Cósmica" (Centro de Estudio de la Fraternidad Cósmica), donde escribió y repartió boletines titulados “Desde el cielo a la Tierra” de forma gratuita.[5]

Al parecer Eugenio Siragusa tuvo considerable aceptación tanto de la parte de autoridades políticas como religiosas. Entre otros, se cita a Paulo VI, el Cardenal Sin de Manila, el Presidente Eisenhower, y el presidente francés Charles De Gaulle.[6]

Biografía[editar]

Eugenio Siragusa nació en Catania, Italia el 25 de marzo de 1919 en una familia de clase media. Cuando tuvo dieciséis años se enroló en la Marina Militar como submarinista, y durante la Segunda Guerra Mundial recibió tres cruces de guerra al valor y certificaciones de “conducta ejemplar y valerosa”.[7] Luego fue empleado en la oficina de impuestos de Catania, donde se casó con Rosaria Mirabella, con la cual tuvo dos hijos, Francesco y Liberto. Años después se trasladó a Nicolosi, Sicilia donde vivió desde 1977 con su segunda mujer, Miguela Lecha, de nacionalidad española y el hijo de ambos, nacido en 1979, Eli Paolo.[8]

Encuentros con extraterrestres[editar]

El 30 de abril de 1962 marcó el inicio de la "misión" de Eugenio Siragusa. Fue cuando aparentemente tuvo su primer contacto directo y cercano con estos seres provenientes de otros mundos. Se encontraba en su casa cuando sintió una "llamada interior", se asomó a la ventana y observó uno de estos objetos sobrevolar el volcán Etna. Tomó su automóvil y subió a una altura de 1370 metros sobre el monte Sona-Manfré, cráter apagado en la ladera del volcán.[9] Dejó el coche y empezó a caminar. Después de varias horas vio dos seres con trajes luminosos, de casi dos metros de altura; la emoción lo paralizó, pero como en 1951 (donde vio un Ovni por primera vez desde lejos), recibió un rayo de luz verde que lo tranquilizó totalmente. Los dos seres brillaban bajo los rayos de la luna llena. Sus ojos eran grandes y la piel del rostro era muy clara, casi transparente, con cabellos cayendo sobre sus hombros. Uno era rubio y el otro moreno, llevaban muñequeras y tobilleras brillantes que parecían de oro. Tenían un cinturón luminoso en la cintura y unas placas extrañas en el pecho. Sus nombres eran Ashtar Sheran e Itacar, eran seres solares, es decir, que habitaban en los astros y eran aquellos que lo habían preparado en estos diez largos años para confiarle una misión. Le revelaron además de ser aquellos que hacía dos mil años habían acompañado a Jesús Cristo en su venida a la Tierra. Siragusa fue uno de los primeros en describir a Ashtar Sheran.

Posteriormente contó que le dieron un mensaje para revelar a las autoridades, Siragusa asegura que envió por telegrama dicho mensaje a todos los Jefes de Estado y científicos que investigaban la energía nuclear. El texto del mensaje, en sus párrafos fundamentales, decía lo siguiente:

“…Con desagrado debemos advertiros necesariamente sobre el peligro de vuestros experimentos nucleares. Nos duele afirmar que nada se podrá hacer para evitar que vuestro mundo sufra un duro golpe de naturaleza desastrosa y mortal. Si queréis que vuestro planeta no se convierta en el cuerpo doliente de un lejano tiempo, debéis abandonar de un modo definitivo y para siempre vuestros deletéreos experimentos nucleares. Hemos sido encargados para vigilar vuestro destino, porque tenemos confianza en vuestro porvenir. Estad completamente seguros de que si tenéis la fuerza y el coraje para realizar una sólida unión entre todos los habitantes de la Tierra y lleváis a cabo la completa destrucción de los armamentos nucleares, que ahora más que nunca os hacen orgullosamente dañinos y morbosamente agresivos, todo será posible…”[10]

Admitió que en su vida tuvo 19 encuentros frente a frente con supuestos seres extraterrestres, entre ellos los más conocidos son: Ashtar Sheran, Ithacar, Adoniesis, Woodok y Link, todos ellos miembros de la Confederación Interestelar, criaturas de una gran longevidad, algunos pueden llegar a vivir miles de años. También afirmó tener miles de contactos por vía telepática con ellos.[11]

Polémica[editar]

Eugenio Siragusa fue arrestado el 23 de noviembre de 1978 por la policía judicial de Catania por gravísimas acusaciones: violencia carnal, secuestro, abuso de la actividad médica y estafa. La denuncia fue hecha por dos estrechos colaboradores norteamericanos de Siragusa, Kelly y Leslie Hooker. La mayor parte de las acusaciones decaen en fase de instrucción, permaneciendo solo la imputación por estafa. También de esta acusación, Siragusa es completamente absuelto con fórmula plena el 5 de abril de 1982, porque el hecho no subsistía.

Desde la cárcel judicial de Catania, Siragusa envió un escrito el 12 de diciembre de 1978 donde hablaba del “injusto y diabólico complot contra mi persona y contra mi obra sensibilizadora de la realidad de los OVNI y de su profundo significado moral, social, científico y religioso”. Luego será absuelto y su caso judicial archivado definitivamente. Permaneció en prisión hasta marzo de 1979.[12]

Retiro[editar]

Siragusa siempre fue un hombre que suscitó polémicas. La prensa, así como todo el mundo ufológico, no ha logrado nunca demostrar con alguna prueba ni la autenticidad ni la no autenticidad de sus supuestos contactos, pero el 17 de agosto de 1978, cierra el Centro Studi Fratellanza Cosmica.

«En septiembre de 1992, delante de los representantes de todos los grupos esparcidos por el mundo que han seguido su obra, ante las cámaras de diferentes órganos de prensa sobre todo internacional, puso de manifiesto su retiro oficial de la parte pública de su misión, en obediencia a lo que le habían comunicado los extraterrestres.

En 1998, Siragusa difundió a través de sus más estrechos colaboradores y en las páginas de Internet lo siguiente: “Está bien que se sepa, una vez para siempre, que no formo más parte de ningún grupo cultural y de ninguna asociación científica de la tierra. Los días que me quedan por vivir en este mundo, permanecen ligados a los amigos que quiero y amo fraternalmente. Con Devoción. Eugenio Siragusa. Nicolosi, 21 de noviembre 1998″.»[13]

Obras (Lista parcial)[editar]

Eugenio Siragusa escribió mucho sobre sus experiencias, además de escribir sobre "filosofía cósmica", pero siempre rechazó los derechos de autor. Aun así, publicó varios libros y sus numerosos escritos y declaraciones también fueron publicados por muchos escritores, en particular las obras redactadas por Victorino Del Pozo (distribuidas en España y en Iberoamérica) fueron best-seller. Casi todas las publicaciones que se citan a continuación fueron traducidas a muchos idiomas.

  • 1977 - Victorino Del Pozo, Siragusa: mensajero de los extraterrestres, Madrid, edic. Barath.
  • 1979 - Victorino Del Pozo, Siragusa: el anunciador, Madrid, edic. Barath.
  • 1979 - Victorino Del Pozo, Verdad y persecución de Siracusa, Madrid, edic. Barath.
  • 1984 - Orazio Valenti, Maria Antonietta De Muro, Los gigantes del Cielo, edic. Nedi.
  • 1989 - Filippo y Giorgio Bongiovanni, El contactado, edic. Giannoni Editore.
  • 1993 - Orazio Valenti, Humanidad ¿Adónde vas?, edic. Franchellucci Editore.
  • 1998 - Orazio Valenti, El águila de oro, edic. Franchellucci Editore.

[14]

Referencias[editar]

  1. http://www.unpuntoenelinfinito.com.+«Biografía de Eugenio Siragusa». Consultado el 19-02-2012.
  2. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  3. www.edicolaweb.net. «La amenaza de los apagones mundiales». Consultado el 20-02-2012.
  4. «Eugenio Siragusa sobre el retorno de Cristo (Italiano)».
  5. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  6. http://www.unpuntoenelinfinito.com.+«Eugenio Siragusa: El Contactado». Consultado el 20-02-2012.
  7. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  8. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  9. «Documental acerca de la vida y encuentros sobre Eugenio Siragusa. Youtube.».
  10. LuisPrada.com («Misión del comando Ashtar»).
  11. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  12. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  13. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.
  14. Diario El Siciliano, por Alberto Seoane. «Eugenio Siragusa, El amigo de los extraterrestres». Consultado el 20-02-2012.

Enlaces externos[editar]