Etnografía de Uruguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La mayor parte de la población de Uruguay es de ascendencia Europea (88%), en su mayoría españoles e italianos. Estas migraciones se dieron mayormente durante los siglos XIX y XX. Las inmigraciones francesas, alemanas y portuguesas colaboraron en la configuración de una población relativamente homogénea. Dentro del núcleo de descendientes de europeos hay un 9% de descendientes de vascos franceses y españoles.

Etnias[editar]

En escasa minoría también viven los mestizos (9%), mezcla de los indígenas y europeos. No hay población indígena pura.[1] [2] También hay descendientes de esclavos provenientes de África durante el período colonial, muchos de ellos mulatos. La mayoría se encuentra en Montevideo y en las zonas rurales del país. De acuerdo con los datos de la Encuesta Continua de Hogares del Instituto Nacional de Estadística, las personas afrodescendientes y de raza negra representan el 5,9% de la población del país, aunque 9,1% de la población reconoce alguna ascendencia negra.[3]

En 1996-1997, la Encuesta de Hogares solicitó la autodeclaración de “raza”, y en 2006, la de ancestría. La primera arroja que 5,9% de la población se consideraba “negra o negra y sus mezclas”, y 0,4%, “indígena y sus mezclas”, mientras que para la ancestría los valores ascendían a 9,1% y 4,5% respectivamente.[4] Respecto a la encuesta de los años noventa un 0,4% de los uruguayos se declaró de “raza amarilla”, en la siguiente ocasión quienes se autodefinieron dentro de dicha “raza” alcanzaron el 0,5% del total poblacional.[4]

Durante la década de 1990 estudios genéticos permitieron hacer estimación de la magnitud del aporte africano e indígena en la población del actual Uruguay, además de determinar diferencias entre las diversas regiones del país.[4] Por ejemplo, la contribución indígena fue estimada en 20% en Tacuarembó, al nordeste del país, pero en apenas 1% en Montevideo, con zonas de valores intermedios como Cerro Largo (8%) también en el nordeste del país. El único estudio hecho en una muestra que representa el total del país, basado en el estudio de varios loci de ADN nuclear, se realizó en 2005 y reveló un aporte indígena del 10%.[4]

En cambio, el aporte africano resulto ser más homogéneo en las distintas regiones; los estudios mencionados determinaron una contribución de 15% en Tacuarembó, 10% en Cerro Largo, y 7% en Montevideo, mientras que para el total del país se estimó en 6 por ciento.[4]

En el caso del ADN mitocondrial (ADNmt) que se transmite exclusivamente por vía materna, los resultados dieron el mayor aporte indígena en Tacuarembó con un 62%, valores intermedios en Cerro Largo (30%), y un mínimo en Montevideo (20%), el promedio nacional fue de un 31%.[4]

En el caso del cromosoma Y transmisible únicamente por vía paterna, es mucho más escaso, en Montevideo la cantidad de personas con ancestros africanos por línea masculina fue estimada entre 4 y 10%, y se determinó un valor entre el 2 y el 4% para la ancestría indígena; en Tacuarembó, se detectó una prevalencia de aproximadamente el 8 y 13%, respectivamente.[4] En una muestra del total del país mediante el estudio de STRs se detectó que aproximadamente 1% de la población tenía ancestros africanos por vía paterna, y 5% ancestros indígenas.[4]

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. «Nuestro pasado indígena». EL PAIS (11-06-2012).
  2. Cada vez más uruguayos se consideran afrodescendientes, mestizos o indígenas La República. Consultado el 10 de noviembre de 2010.
  3. Equidad racial para los afrouruguayos Revista Caoba. Consultado el 10 de noviembre de 2010.
  4. a b c d e f g h "Raza", adscripción étnica y genética en Uruguay. Runa, vol. XXX, núm. 2, 2009, pp. 163-174, Universidad de Buenos Aires, Argentina, Mónica Sans.