Eternamente tuya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eternamente tuya
Género Telenovela, Drama
Creador Bethel Flores
Reparto Andrés Palacios
Fernanda Romero
Kothan Fernández
Marimar Vega
Tema principal «Eternamente tuya»
(por Claudia Sierra)
País de origen Flag of Mexico.svg México
Localización Juchitepec y Ayapango Estado de México, Las Estacas, Estado de Morelos
Época de ambientación 2009
Idioma/s Español
Temporadas 1
Episodios 135(mas un capitulo especial)
Producción
Producción Oscar Guarín
Producción ejecutiva Martha Perez-Valdez
Dirección Andres Biermann
Cinematografía Multicámara
Distribución Azteca Novelas
Formato de imagen SDTV, 480i
Formato de audio Sonido estereofónico
Emisión
Cadena original TV Azteca
Formato Telenovela
Calificación por edades Mayores de 14
Horario Lunes a Viernes 19:30
Duración 35-65 minutos
Fechas de emisión 12 de enero de 2009 - 17 de julio de 2009
Cronología
Precedido por Pobre rico... pobre
Sucedido por Pobre diabla

Eternamente tuya en una telenovela mexicana, historia original de la escritora Bethel Flores realizada por TV Azteca, bajo la producción de Oscar Guarín.

Protagonizada por Andrés Palacios, Fernanda Romero, Kothan Fernández y Marimar Vega, con la participación antagónica de Veronica Merchant.

Sinopsis[editar]

Esta es la historia de dos niñas Antonia y Sara. Antonia siempre fue una niña silvestre, aunque pobre, siempre fue feliz ya que creció con el amor de sus padres. Sara por su parte era una niña enfermiza y tras la muerte de sus padres quedo a cargo de su tía Águeda y su tío Humberto. Ambas a pesar de ser tan distintas fueron unidas por el destino y llegaron a ser muy buenas amigas tanto que hicieron un pacto de sangre en el que se prometieron una a la otra estar siempre juntas. Pero Águeda, una mujer soberbia y de malos sentimientos, que además sentía un odio inmenso por Antonia, separo a este par de amigas, mandando a Sara a estudiar a un internado en Suiza, quien tras su partida deja el libro titulado “Romeo y Julieta” a Antonia el cual llena de sueños y deseos a su mejor amiga de encontrar algún día el amor.

Al pasar los años, Antonia y Sara cumplieron 21 años. Antonia seguía en el pueblo de San Nicolás esperando a su amiga todas las tardes cerca de la carretera que conducía a San Nicolás, sin imaginar que un día llegaría David, un hombre de ciudad, quien trabajaba en una de las aceiteras más importantes de país, a punto de su llegada al pueblo se topó con Antonia, quien alegremente cantaba entre la hierba, al escucharla David, se acercó a ella, quien asustada corrió alejándose de él.

Más tarde Sara regresa al pueblo y esa misma noche Sara conoce a David enamorándose de él. Por razones del destino Antonia y David se encuentran de nuevo en la feria del pueblo, tras pasar el tiempo llega el padre de Antonia, quien como un padre común cela a su hija de David. Por otro lado tras el encuentro de las dos amigas, su amistad es más grande que nunca, quienes se contaban una a la otra de ese apuesto hombre de quien estaban enamoradas, sin saber que se trataba del mismo hombre “David”.

Tras el paso del tiempo la relación entre Antonia y David era cada vez más grande. Tras la llegada de Juan Pablo al pueblo quien fue el primer amor en la infancia de Antonia y regresaba de los Estados Unidos para recuperarla, se topa con un nuevo presente en el cual el corazón de Antonia está ocupado por David Abascal.

Mientras tanto Sara también enamorada de David trata de enamorarlo pero por más que trata el amor de David por Antonia era mayor. David con la oportunidad de ser la disputa entre dos mujeres se decide por Antonia dejándole claro a Sara que existe otra mujer de quien se encuentra muy enamorado. Sara tras enterarse de eso, corre a contarle a Antonia lo que le sucedía, pero Antonia se le adelanta y le dice que su gran amor se llama David Abascal, tras enterarse de quien es su rival en el amor, utiliza su amistad con Antonia para tratar de separarla de David, pero no lo logra.

Más tarde, David tiene que ir a la ciudad de México por asuntos de trabajo pero antes de irse Antonia le entrega su virginidad. Tras la partida de David, Sara logra separarlo de Antonia por medio de mentiras y engaños para ambos. En realidad estaban completamente separados por la distancia y por Sara, pero más unidos que nunca por el amor que sentían en común.

Por su parte, Antonia seguía en San Nicolás, tras caer en una trampa es acusada del asesinato de Ramón, el presidente municipal del pueblo, en un acto de defensa propia, ya que Ramón trato de aprovecharse de ella. Amenazada por Águeda, hermana de Ramón huye a la ciudad de México.

Mientras tanto Sara finge una pérdida de memoria a causa de un secuestro organizado por su tía Águeda, que con ese pretexto logra acercarse a David tanto que en una depresión de David por la pérdida de Antonia, Sara logra meterse en la cama. Al día siguiente David reflexiona y explica a Sara que lo mejor será olvidarlo por que él sigue enamorado de Antonia. Al llegar Antonia a la ciudad por razones del destino se encuentra con David a quien cuenta todo lo que había sucedido. David trata de arreglar las cosas con Antonia pero no funciona.

Mientras tanto Sara amenaza a Antonia con contarle a todo el mundo lo de Ramón, si no deja de una vez a David. Antonia no cae en su juego e ingresa a la universidad y más tarde perdona a David. Después de un tiempo David pide matrimonio a Antonia, ella acepta llenándose de sueños e ilusiones.

Un día Antonia va a buscar a David a su casa y tras pasar la noche con él, por una mala jugada del destino Sara llega a la casa de David, mientras que él se encontraba en el baño y preguntando Sara por él, se topa con Antonia quien le dice que se casara con David.

David tras darse cuenta de su discusión, interviene, pero Sara dice que ella había pasado la noche con él. Antonia queda desconcertada y tras confirmar David que lo que Sara decía era cierto regreso a San Nicolás.

Mientras tanto Sara trata de quedar embarazada aprovechando aquello que anterior mente había tenido con David, utilizando a Tiburcio, hermano de Antonia, Sara logra quedar embarazada.

Posterior mente David va en busca a Antonia en San Nicolás y tras un accidente ocasionado por Ramón quien había estado fingiendo estar muerto, David va al hospital y Antonia lo cuida hasta que reacciona, ella lo perdona y David le pide matrimonia nuevamente.

Después de unos días llego el día en el que por fin Antonia y David se casarían, pero la ceremonia es interrumpida a la mitad tras la llegada de Sara quien decía que tenía una relación con David y que estaba esperando un hijo de él, David confiesa que podría ser cierto y Antonia huye de San Nicolás hacia la ciudad.

Con el paso de los días Antonia se dio cuenta que estaba esperando un hijo de David pero prefirió no decirle nada a David.

Al pasar los meses Sara se enteró que su bebe podría morir a causa de que ella era bulímica. Cuando los bebes nacen, Águeda los cambia dando al bebe de Antonia a Sara y el de Sara a Antonia, a las pocas horas, el supuesto hijo de Antonia muere, destrozándola por completo, mientras que su verdadero hijo estaba en brazos de Sara. Antonia va a estudiar a España, mientras que David acepta casarse con Sara por el civil por amor a su hijo que lleva por nombre Juan David.

Al pasar 4 años Antonia regresa a San Nicolás y conoce a un niño en medio del bosque que momentos después se entera que era Juan David, el supuesto hijo de David y Sara. Posterior mente en un enfrentamiento cara a cara entre Antonia, David y Sara. Antonia confiesa a David que después de la boda fallida ella quedo embarazada y tuvieron un hijo pero murió. Los dos deciden investigar y descubren que ese hijo está vivo y se trata de Juan David.

Después de unos días Antonia se entera que es hermana de Sara, ya que ambas son hijas de Benjamín, (padre de Sara).

Mientras tanto, llega Iván quien es un supuesto amigo que Antonia conoció en España y uno más que esta profundamente enamorado de ella. Mientras que Antonia y David reclaman a Sara por lo sucedido, Antonia intenta ganarse el cariño del pequeño Juan David y David trata de arreglar las cosas con Antonia aunque el sigue casado con Sara e Iván trata de robarle el corazón de Antonia.

Más tarde, David logra firmar el divorcio con Sara y arregla las cosas con Antonia aunque Juan David no sabe quien es su verdadera madre hasta que se lo hacen saber y él reacciona de la mejor manera, aceptando a Antonia como su madre ya que él le tenía mucho cariño y la llamaba princesa.

Después Sara se alía con Águeda para destruir a David y Antonia.

Mientras que David y Antonia estaban juntos nuevamente, David recibe una llamada misteriosa acerca de una información que a él le sería de mucha ayuda, así que se dirige a una bodega a las afueras de la ciudad y se encuentra con Ramón, quien trata de matar a David, pero el logra esquivar los disparos, pero de repente una bala perdida que había sido disparada por Águeda entra y mata a Ramón, en ese momento la policía entra al lugar y al ver a David al lado del cadáver de Ramón lo culpan del asesinato de inmediato.

David es llevado al ministerio público y posterior mente es trasladado al reclusorio, cuando Antonia se enteró de lo ocurrido sintió una angustia inmensa y corrió de inmediato a ver a David. De inmediato se contrató a una abogada para tratar el caso, pero vaya la sorpresa que se llevó David cuando se enteró quien era esa persona, se trataba de Rosario, quien era su novia antes de que conociera a Antonia y de quien el estaba muy enamorado pero en ese momento David era solo un empleado de la aceitera y no tenía un status social muy alto, así que ella lo abandono y ahora ella trataría de liberarlo para arreglar cuentas pendientes pero él le dejo muy claro que ahora su presente era Antonia a quien el amaba y que juntos tenían un hijo.

A pesar de que David se encontraba en el reclusorio, Antonia encontró una manera para estar cerca de él, todas las noches ella iba a una azotea cerca del reclusorio y con un micrófono y un par de bocinas, ella le decía cuanto lo amaba. Iván al ver que a pesar de que David estaba preso, Antonia lo seguía amando, decidió aliarse con Águeda.

Después Antonia al enterarse de que Iván y Águeda eran aliados, no quiso saber nada más de Iván. Al poco tiempo Águeda en un momento de desesperación, ya que iba a ser descubierta por todos sus crímenes, secuestró a Juan David y dijo que solo lo devolvería si David se declaraba culpable. Por una razón, el niño regreso a su casa en San Nicolás, David salió libre y se estableció de inmediato una orden de aprensión contra Águeda en el ministerio público.

Mientras todo esto sucedía Iván incendia la pureza, el fallece y todos creen que Águeda también, pero Águeda había logrado escapar con tan solo algunas quemaduras y amenazo a Antonia de muerte.

Antonia, David y su hijo estaban juntos, pero ahora había otro problema, Sara estaba en un estado de coma en un hospital y necesitaba un transplante de riñón urgente, al ser Antonia su hermana y ser compatible, Antonia decide donarle su riñón a aquella mujer que la había separado de su gran amor tantas veces, que le arrebato a su hijo de sus brazos, pero que era su hermana y había sido su mejor amiga durante su infancia.

Así que Antonia siendo una mujer sin rencores, decide someterse a la cirugía, pero momentos antes entrega una carta al doctor que la operaría con el propósito de que se la entregara a David y a su hijo si algo salía mal.

Durante la cirugía Antonia casi muere pero logra estabiliza y sale de la operación con vida y con expectativas de recuperarse.

Mientras que David y la familia de Antonia pensaban que todo el peligro ya había pasado, Águeda había elaborado un plan para su venganza contra Antonia, así que con ayuda de dos hombres, los tres se infiltraron en el hospital vistiéndose de trabajadores, ella de enfermera y ellos de enfermero, de esta manera mientras David había ido a cambiarse y Tiburcio quien era el que se suponía que estaba cuidando a Antonia, fue a ver un momento a Sara. Águeda puso a una mujer desconocida en el cuarto de Antonia y a Antonia la saco en una camilla y posterior mente la subió a una ambulancia y la llevo a las afueras de la ciudad o más bien dicho casi a las afueras de San Nicolás.

Mientras tanto Tiburcio regresaba al cuarto de Antonia cuando se da cuenta que había desaparecido le informa a las enfermeras de pronto llega Roberto primo de Sara, pidiéndole que se calmara, y unos momentos más tarde llega David con un ramo de flores cuando se encuentra con la tragedia de que su gran amor, Antonia había desaparecido, puso al hospital entero y a la policía a buscarla.

Después al ver el video de seguridad del hospital, David se da cuenta que había sido Águeda quien se la había llevado, entonces rastrearon a la ambulancia y él y la policía se dirigieron en busca de Antonia. En el camino Juan David llamo a David para preguntar como estaba su mama, David le dijo que Antonia estaba bien y que él le prometía que iba a hacer todo lo que estuviera en sus manos para que la viera lo más pronto posible.

Mientras tanto Águeda instala una bomba debajo del tanque de gasolina para no dejar ningún rastro de Antonia.

A los pocos minutos Águeda despierta a Antonia y le cuenta su plan y Antonia solo alcanza a preguntarle porque siente tanto odio por ella y Águeda le responde contándole la historia de Benjamín y de que su mamá le arrebato al gran amor de su vida y después había nacido ella, y que Benjamín le había heredo todo lo que poseía.

Águeda sale de la ambulancia después de haberle contado la historia y cierra las puertas traseras. Antonia desesperada hace un gran esfuerzo al levantarse de la camilla y de pronto pone su mano sobre su herida de la operación y se da cuenta de que está sangrando, en ese momento Antonia recuerda que cuando era una niña, Sara le contó que cuando le hablaba a Águeda de su hijo se ponía muy mal ya que falleció en un accidente provocado por ella misma. Así que Antonia le dice a Águeda que no explotara la bomba, que lo hiciera por su hijo, en ese momento Águeda se pone muy mal.

Mientras tanto David y los policías llegan al lugar y David se acerca a Águeda por detrás de una barda de alambres y le suplica que por favor y por piedad no le hiciera nada a Antonia y que mejor huyera, en ese mismo momento un policía quito la bomba de la camioneta y la arroja y Águeda sin estar consciente de eso aprieta el botón que haría explotar la bomba, pero explota a unos cuantos metros de ella, en ese momento los policías la arrestan y David salto la barda y se dirige a Antonia encontrándola desangrada y desmallada, entonces se puso al mando de la ambulancia dirigiéndose al hospital siendo escoltado por una patrulla.

Al poco rato llega con Antonia en brazos al hospital pidiendo ayuda y de inmediato la metieron al quirófano de nuevo, el doctor le entrego la carta a David que Antonia le había escrito a él y a su hijo donde decía que los amaba y en especial le decía a David que pasara lo que pasara siempre iba a ser “eternamente suya” después de esta segunda cirugía Antonia cayo en coma por más de 9 meses y después despertó regresando las esperanzas a David.

Al poco tiempo se recuperó y fue a ver a su hijo, a quien abrazo con todas sus fuerzas.

Después Sara le pide perdón y las dos volvieron a decir “siempre juntas”.

Al poco tiempo llego la hora de la boda de Antonia y David. David entra a la iglesia acompañado por Beatriz amistad que hace Antonia al llegar a la ciudad, posteriormente entra el padre que los casaría, seguido de su pequeño hijo Juan David y después Antonia acompañada de su padre. Antonia usaba un bello vestido blanco como es usual en las bodas, el cura los declara marido y mujer y se dan el beso declarando el amor que siente por persona. Antonia dice que ella ahora tiene el mejor regalo de dios: un hijo y que estaban en espera de una niña, que tenia al mejor hombre a su lado, el más detallista y amoroso del mundo y que no tiene su final feliz como en toda historia, sino el comienzo de un matrimonio lleno de amor y que resolverían las complicaciones de día a día con toda la confianza que sentía por David.

Elenco[editar]

Adaptaciones[editar]

Enlaces externos[editar]