Estudio de cohorte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Estudios de cohortes»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un estudio de cohortes es un estudio epidemiológico, observacional, analítico, longitudinal prospectivo, en el que se hace una comparación de la frecuencia de enfermedad (o de un determinado desenlace) entre dos poblaciones, una de las cuales está expuesta a un determinado factor de exposición o factor de riesgo al que no está expuesta la otra. Los individuos que componen los grupos de estudio se seleccionan en función de la presencia de una determinada característica o exposición.

Estos individuos no tienen la enfermedad de interés y son seguidos durante un cierto periodo de tiempo para observar la frecuencia con que la enfermedad aparece en cada uno de los grupos. También se llama estudio de seguimiento, de proyección o de incidencia, y tienen por objetivo medir causalidad entre factores de riesgo y la enfermedad a estudiar.

Los estudios de seguimiento son los estudios prospectivos clásicos, caracterizados por el hecho de que el planteamiento del estudio se produce con anterioridad al desarrollo de la enfermedad. A pesar de que se trata de estudios muy costosos, al requerir grandes recursos económicos y de tiempo, y de gran solidez ya que la probabilidad de que estén sesgados es menor, hay que cuidar extremadamente los aspectos del diseño y evitar sesgos, especialmente de clasificación y el de los trabajadores sanos.

Técnicas de un estudio de cohorte[editar]

  1. Seleccionar una muestra de estudio sanos de población.
  2. Medir variables de exposición en la muestra, si el factor de riesgo está ausente o presente.
  3. Seguir a la cohorte.
  4. Medir las variables de resultado, es decir, la presencia o ausencia de enfermedad.

Ventajas de un estudio de cohorte[editar]

  1. Estudiar factores de exposición extraños.
  2. Visualizar los múltiples efectos que puede tener una exposición
  3. Observar simultáneamente los efectos de varias exposiciones (siempre y cuando esta posibilidad sea planteada desde el principio del estudio).
  4. Posibilitar la muestra de la secuencia temporal entre exposición y desenlace
  5. Permitir la estimación de incidencia y riesgo relativo.
  6. Establecer claramente la secuencia de sucesos de interés como es la exposición-enfermedad.
  7. Evitar el sesgo de supervivencia.
  8. Tener mejor control sobre la selección de sujetos.
  9. Tener mayor control de las medidas.
  10. Se caracteriza por tener movimiento.

Inconvenientes de un estudio de cohorte[editar]

  1. Requiere a menudo grandes tamaños muestrales.
  2. No es eficiente en eventos raros o con largos períodos de latencia.
  3. Su ejecución puede requerir mucho tiempo y dinero.
  4. No es útil para enfermedades raras.
  5. Son estudios caros por la cantidad de personas y el tiempo de seguimiento necesarios, así como por los esfuerzos que han de llevarse a cabo para que la calidad del seguimiento minimice las pérdidas entre las poblaciones que se siguen, manteniéndolas en un nivel aceptable.

Como alternativa, existe otro tipo de estudios de cohortes: las cohortes retrospectivas, en las cuales la investigación se plantea después de haberse producido la enfermedad, para lo cual tanto la presencia de exposición como la de desenlace deben provenir de registros históricos de alta fiabilidad en los que se hayan registrado con precisión la exposición y el desenlace, en el momento de producirse. Surge la siguiente pregunta: ¿es ética la realización de estudios de cohortes?

Ejemplos de estudios de cohorte[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]