Estudio longitudinal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un estudio longitudinal es un tipo de estudio observacional que investiga al mismo grupo de gente de manera repetida a lo largo de un período de años, en ocasiones décadas o incluso siglos, en investigaciones científicas que requieren el manejo de datos estadísticos sobre varias generaciones consecutivas de progenitores y descendientes.[1]

Estudio longitudinal frente a estudio transversal[editar]

El estudio longitudinal, a diferencia del estudio transversal, permiten el seguimiento de los mismos individuos a través del tiempo y de sus generaciones precedentes y siguientes eliminando los denominados efectos de cohorte. Por lo tanto las diferencias observadas en las personas tienen menos probabilidades de ser el resultado de las diferencias culturales entre las generaciones y mostrar por tanto diferencias cualitativas o cuantitativas realmente significativas. Debido a este gran beneficio frente a los estudios transversales, los estudios longitudinales ofrecen indicadores más precisos de los cambios en las sociedades estudiadas y además, su gran potencial permiten que sus consecuencias puedan aplicarse en otros campos de las ciencias sociales.[1]

En las ciencias sociales los estudios longitudinales permiten distinguir fenómenos de corto, medio y largo plazo, su distribución y su continuidad específica. Así, por ejemplo permite saber cómo afecta a una sociedad la pobreza. Si la tasa de pobreza es del 10% en un punto en el tiempo, esto puede significar que el 10% de la población son siempre pobres -siempre los mismos-, o que de toda la población un 10% experimenta la pobreza -alternándose los individuos-. Los estudios longitudinales nos permiten diferenciar esas situaciones y determinar con claridad cuál es la situación. Con los estudios transversales, ésta y otras muchas situaciones no pueden conocerse. Por tanto los estudios longitudinales sacar consecuencias más claras que influirán en otros campos y posibilitarán, en su caso, mejores tomas de decisiones.

Estudios longitudinales en demografía sociológica[editar]

Los estudios longitudinales se utilizan demografía sociológica para la investigación de acontecimientos de la vida de los individuos y varias generaciones de individuos.

En demografía sociológica, para el tratamiento de datos demográficos, se utilizan técnicas estadística de análisis longitudinal. Es necesaria una metodología específica para obtener resultados satisfactorios. Por la complejidad de los datos existe varios tipos de software estadístico.[2]

En el análisis demográfico histórico han sido fundamental el método de reconstitución de familias inventado por M. Fleury y Louis Henry que muestra la gran ventaja del análisis longitudinal -estudios de intervalos que separan dos acontecimientos demográficos-, más productivos que los análisis transversales.[3]

En la publicidad, el diseño de estudios longitudinales se utiliza para identificar los cambios que la publicidad ha producido en las actitudes y comportamientos del público objetivo que ha visto la campaña publicitaria.

Estudios longitudinales en demografía biológica[editar]

La demografía biológica comprende estudios de aspectos médicos de los fenómenos demográficos; incluye la epidemiología, la ecología general y humana, la biometría de la fecundidad y la mortalidad y también la genética de las poblaciones.[3]

En general en medicina y psicología son muy utilizados los estudios longitudinales para investigaciones de carácter epidemiológico; tienen por objeto estudiar tendencias y cambios que se producen en la sociedad a lo largo de la vida de los individuos o de varias generaciones. Se utilizan para descubrir predicciones de ciertas enfermedades.[4]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

En español
En inglés
Ejemplos de análisis longitudinales