Estrategia de inversión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En finanzas, una estrategia de inversión es un conjunto de reglas, comportamientos y procedimientos, diseñados para orientar a un inversor en la selección de una cartera de valores. Generalmente la estrategia se diseña en torno a la desventaja riesgo-retorno de los inversores: algunos inversores prefieren maximizar los retornos esperados de la inversión a través de activos de riesgo, otros prefieren reducir al mínimo el riesgo, pero la mayoría selecciona una estrategia en algún punto intermedio.

Las estrategias pasivas se utilizan a menudo para reducir al mínimo los costos de las transacciones, y las estrategias activas en la medida que los tiempos de mercado son un intento de maximizar los rendimientos.

Para establecer una estrategia de inversión idónea es necesario hacer una proporción de los niveles de riesgo en la expresión de la diversificación. Creando un portafolio que cubra tanto inversiones de alto como de bajo riesgo.[1]

Ejemplo: Comprar y mantener[editar]

Una de las más conocidas estrategias de inversión es comprar y mantener. Comprar y mantener es una estrategia de inversión a largo plazo, basado en el concepto de que en el largo plazo los mercados de acciones dan una buena tasa de rendimiento a pesar de los períodos de inestabilidad o caída. Una variante puramente pasiva de la indexación de esta estrategia es que un inversor compra una pequeña proporción de la totalidad de las acciones en un mercado como el índice S & P 500, o más probablemente, en un fondo mutuo denominado fondo de índice.

Este punto de vista también sostiene que la temporización de mercado, en que uno puede entrar en el mercado en los bajos y vender en los altos, simplemente no funciona o no funciona para los pequeños inversores, por lo que es mejor simplemente comprar y mantener. El más pequeño de los pequeño inversores normalmente utiliza el comprar y mantener como una estrategia de inversión en bienes inmuebles de inversión cuando el periodo de explotación es generalmente el lapso de vida útil de su hipoteca.

  1. Finanzas & Proyectos (6 de agosto de 2014). «Estrategia de Inversión» (en español). Consultado el 6 de agosto de 2014.