Esther Fernández

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esther Fernández
Nombre de nacimiento María Esther Fernández González
Nacimiento Bandera de México, Mascota, Jalisco, México
23 de agosto de 1917
Fallecimiento Bandera de México, Ciudad de México, México
21 de octubre de 1999 (82 años)
Apodo(s) Diva de oro
Ocupación Actriz
Rol debut 1995
Año de debut 1933
Familia
Pareja Antonio Badú
Hijo/s no
Premios
Premios Ariel For de Durazno
Otros premios Medalla Eduardo Arozamena por 50 años de actriz, Trofeo Nacional de Actuación por Santa (1945)
Sitio oficial
Ficha en IMDb

Esther Fernández fue una actriz y pintora mexicana. La primer gran estrella de la época de oro del cine mexicano, gracias a su actuación en la cinta Allá en el Rancho Grande rodada en 1936, largometraje que representó a México por primera vez internacionalmente.

Biografía[editar]

Nació en Mascota, Jalisco, el 23 de agosto de 1917. Su nombre completo era María Esther Fernández González.

Inicio de su carrera[editar]

Empezó su carrera a los 16 años de edad, con Corazones de derrota y Más allá de la muerte.

Trabajó actuando en 1933 en la película La Mujer del Puerto. En 1936 el director Chano Urueta le da el papel estelar de la cinta Allá en el Rancho Grande con el personaje de Crucita, noble mujer pueblerina, que vivía un torrido romance con el caporal José Francisco, interpretado por Tito Guizar.

Junto a Tito Guízar, cuyo filme que es considerado como el que lanzó la Época de Oro del cine en México.

Ascenso a la Fama[editar]

Cuando protagonizó Allá en el Rancho Grande (1936), al lado del actor Tito Guizar, cuyo drama alcanzó gran proyección internacional, para convertirse en la primera película mexicana, con títulos en inglés, le abrió las puertas del extranjero.

Carrera en Hollywood[editar]

Gracias al éxito de sus filmes en México, llegó a ser contratada por la Metro Goldwyn Mayer para trabajar en Hollywood. Una de sus interpretaciones más importantes fue la segunda versión del clásico Santa, dirigida por Norman Foster en 1943.


Telenovelas[editar]

En 1988 realizó su última actuación en la telenovela Simplemente María.

Sus últimas apariciones en el cine[editar]

Terminó por retirarse de la industria cinematográfica a finales de los '50, retornando hasta la década de los '80 con pequeñas intervenciones en cine y televisión.

Considerada una de las mujeres más bellas[editar]

Su rostro expresivo y juvenil,delgada y alta figura, quedó retratado en el recuerdo de sus espectadores, sus ojos tapatíos, y la actuación perfecta en sus películas, le han dado el reconocimiento, como la actriz más bella del cine mexicano. Tuvo una especial sensibilidad para infundir ternura en sus personajes. En sus actuaciones fue prototipo de la mujer, que sufre y soporta los rigores del melodrama.

Vida personal[editar]

Contrajo matrimonio con Antonio Badú, pero no llegaron a procrear hijos y, aunque pocos años después se separaron, nunca se divorciaron legalmente.

Después de esa gran trayectoria en el cine, se retiró de la pantalla,y se recluyó en su casa para dedicarse la pintura, acompañada por la servidumbre y su sobrina.


Premios[editar]

Le entregaron la medalla "Eduardo Arozamena" , por sus 50 años como actriz. Esto ocurrió en 1986 con el recononocimiento de sus compañeros de la ANDA.


Sus últimos años[editar]

Enfrentó un problema de cadera que la imposibilitó, para andar libremente.

Durante septiembre de 1999, tuvo algunos problemas cardiacos, que la llevaron a internarse, durante dos semanas en el Hospital Santelena.

Pidió el apoyo de sus compañeros actores e ingresó a la Casa del Actor, donde vivió sus últimos dos meses (septiembre y octubre de 1999).

Fallecimiento[editar]

Su fallecimiento, fue una pérdida para la historia fílmica de México.

Durante su estancia en la Casa del Actor, un infarto cardiopulmunar, provocó su muerte, el 21 de octubre de 1999.

Sus restos fueron velados en la agencia Gayosso en Félix Cuevas, de donde partieron, para ser sepultados en el lote de actores, del Panteón Jardin. Con su participación en "Allá en el rancho grande", se inicia la época de oro del cine mexicano, es "la madre de la época de oro del cine mexicano", la mejor época de cine en México.

Curiosidades[editar]

1. Fue una de las actrices más bellas del cine de oro

2. Olvidada para muchos y desconocida para las generaciones de ahora, en gran parte por encasillarla en una sola película: "Allá en el Rancho Grande". Y por la poca publicidad de sus películas.

3. Es considerada junto con Lupe Vélez y Andrea Palma la mejor diva del cine mexicano de la década de 1930 y de todos los tiempos, por ser la base para otras actrices, quien llevó por primera vez a México a internacionalizarse cinematográficamente.

4. Hasta el momento no existe una actriz que posea su elegancia, belleza y carisma.

5. En la actualidad las actrices que empiezan, carecen de carisma y caen en lo vulgar, no hay película donde no se desnuden.

6. Su verdadero nombre era María Esther Fernández González.

7. Nunca realizó desnudos, para obtener fama.

8. Se conservaba fuerte y saludable a los 70 años.

9. La Señorita Esther Fernández, decoraba sus habitaciones con pinturas realizadas por ella.

10. Dejó de fumar a los 70 años

11. Fue la actriz principal en la película El baúl Macabro

12. La inocencia de Esther Fernández, que impartía en sus papeles, surgía de manera natural y sin esfuerzo de su parte.

13. El actor Pedro Armendáriz le propuso matrimonio, durante el rodaje de Mi Candidato (1937). Y ella en broma le dijo que si, de y inmediato Pedro Armendáriz, mandó llamar a un Juez y algunos amigos de testigos. Esther salió corriendo y contestó que todo había sido una broma.

14. Se fue a Hollywood en 1940 y acepto un Contrato de Paramount Pictures. Ella inmediatamente se matriculó en una clase de Inglés, y tomó clases de drama, canto y clases de baile.

15. Su entrenador en Paramount fue William Russell. Durante su estancia en los Estados Unidos.

16. Cada pretendiente fue rechazado al enterarse de que ella sólo tenía diecinueve años.

17. Se realizó una prueba película, sin embargo, para la selección de la protagonista femenina en Whom the Bell Tolls, sería Ingrid Bergman, quien finalmente obtendría el protagónico.

18. "Antes de Regresar a México, se reunió con Francis Alstock, Agente de la División de Cine de la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos CIAA. Él se enamoró de la actriz y le rogó que se casara con él. Todo el mundo sabía que estaba loco Alstock por la señorita Fernández, pero ella no podía corresponder.

19. Se dio cuenta de su total falta de diplomacia con respecto a Francis Alstock. Para hacerle justicia, mencionó las cualidades positivas del hombre: "Él luchó duro para que la industria del cine mexicano pudiera ser suministrado con material fílmico en bruto de Hollywood, en momentos en que este recurso era escaso. Gracias a Francis Alstock, nuevos Estudios abrieron como los Estudios Tepeyac y los Estudios Churubusco.

20. Francis Alstock representante de la CIAA, ayudó a construir una fuerte relación entre México y los Estados Unidos sobre la base de ofertas comerciales favorables y la cooperación mutua.

21. En 1943, Esther Fernández se convirtió en la heroína de la Santa, una historia que ya se había filmado dos veces, primero durante la época del cine mudo y luego como la primera película mexicana con sonido óptico. Norman Foster llegó desde Hollywood para dirigir la tercera versión, que incluía a Ricardo Montalbán en el papel principal masculino. La Señorita Fernández tuvo la oportunidad de demostrar su madurez como actriz, ella recordó disfrutando mucho su participación en esta película.

22. Los críticos elogiaron Santa por los valores de producción, así como la labor de director de Foster y Esther Fernández.

23. Compitió contra los favoritos, como Dolores del Río y María Félix, un premio a la Mejor Actriz fue entregado a Esther Fernández por el UPECM (Cine Colegio de Periodistas). Actualmente se reconoce a nivel internacional, la estrella de Santa

24. Algún tiempo después, Antonio Badu, actor y cantante, era el hombre afortunado en ganar el corazón de Esther Fernández. La pareja romántica compartió el escenario en varias películas: La Mujer Que quiere a dos, Cantaclaro, Ramona, Ahí Vienen los Mendoza, Las mañanitas, Solo Veracruz es bello, etc.

Sin embargo, pasaron muy poco tiempo juntos después de su matrimonio en 1949. Badu y Fernández se separaron pero no se divorciaron año y medio después, pero siguió siendo buenos amigos hasta la muerte del actor en 1993.

25. Esther Fernández continuó haciendo papeles que encajaba su personalidad dulce y delicado. Ella fue su mejor papel en Flor de durazno (1945), una película basada en una novela de Hugo Wast y dirigida por Miguel Zacarías. En este drama, interpretó a "Rina", una niña inocente que es seducida por el hijo de un rico terrateniente. La desafortunada Rina es golpeada por su padre y huye refugiándose en la gran ciudad, donde se enfrenta a todo tipo de enfermedades.

26. El trabajo de cámara del cineasta Ignacio Torres hizo hincapié en su belleza natural como nunca antes.

También vale la pena mencionar que protagonizó Su Ultima Aventura(1946), una divertida comedia dirigida por Gilberto Martínez Solares. El líder de la banda (Arturo de Córdova) contrata a una chica ingenua (Esther Fernández) como secretaria y gana su confianza para una tarea especial: se hacen pasar por el ganador de la lotería y traer el dinero a él. La película tiene un final feliz y es muy entretenido y divertido. Esther Fernández fue capaz de crear un personaje magnífico que está llena de candor y muy atractiva, al mismo tiempo.

27. En una de las películas mexicanas más célebres de la Edad de Oro, Esther Fernández compartió créditos con una gran estrella, Dolores del Río. La película fue Doña Perfecta (1950), una adaptación de la novela de Pérez Galdós Benito del mismo título. Esther Fernández ejecuta una imitación perfecta de "Rosario", la joven hija de Doña Perfecta. Rosario, refleja este choque de temperamentos. Una escena crucial es la confirmación de las capacidades de rendimiento de ambas actrices, Del Río y Fernández.

28. En 1957, tras una larga batalla de dos años con la hepatitis, Esther Fernández se retiró de los estudios de películas. Ella dijo que este "retiro" en realidad era obligatorio, los productores estaban tan ocupados la introducción de las actrices más jóvenes. A los treinta y siete años, la actriz consideró que su edad era el principal factor de este descenso. Esther empezó a pintar y cerámica, un pasatiempo que se convirtió en negocio. De vez en cuando, ella apareció en la televisión haciendo pequeños papeles de telenovelas.

29. La mayor parte del tiempo evitó los reflectores y vivió una vida tranquila dedicada a su arte. Esther Fernández también fue buena en la inversión de dinero, ella compró un terreno cerca de los límites de la ciudad y construyó una casa de campo allí.

30. En la casa de campo tenía una colección de fotografías y recuerdos de la actriz fallecida. Retratos de estudio.

31. Se le dio el papel protagónico junto a Alan Ladd en Two Years Before the Mast, una producción de Paramount en 1945. Después de tomar parte en esta película, ella regresó a México.

32. Actuó en la película Fashion Horizons de 1940, película con buenas vistas aéreas. Viaja al Suroeste EE.UU. en modernos aviones de 1930, haciendo escala en Albuquerque y un rancho de Arizona, todo el tiempo se centra en la moda de la época con aspirantes a actrices de Paramount. Excelente pre-Segunda Guerra Mundial tomas de moda en Kodachrome.

Frases[editar]

Esther Fernández fue una mujer que venció su timidez y se elevó a la categoría de una estrella de cine.


Fimografía[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]