Estampado de metales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Animación de una prensa con barrera de protección y matrices para plegado múltiple.
Prensa de husillo francesa de 1831, usada para acuñar monedas.

La estampación es un tipo de proceso de fabricación por el cual se somete un metal a una carga de compresión entre dos moldes. La carga puede ser una presión aplicada progresivamente o una percusión, para lo cual se utilizan prensas y martinetes. Los moldes, son estampas o matrices de acero, una de ellas deslizante a través de una guía (martillo o estampa superior) y la otra fija (yunque o estampa inferior).

Si la temperatura del material a deformar es mayor a la temperatura de recristalización, se denomina estampación en caliente, y si es menor se denomina estampación en frío.

Estampación en caliente[editar]

Este tipo de estampación se realiza con el material a mayor temperatura que la temperatura de recristalización.

El producto obtenido tiene menor precisión dimensional y mayor rugosidad que cuando se trabaja en frío, pero es posible obtener mayores deformaciones en caliente.

Estampación en frío[editar]

La estampación en frío se realiza con el material a menor temperatura que la temperatura de recristalización, por lo que se deforma el grano durante el proceso, obteniendo anisotropía en la estructura microscópica. Suele aplicarse a piezas de menor espesor que cuando se trabaja en caliente, usualmente chapas o láminas de espesor uniforme.

Las principales operaciones de estampación en frío son:

Los materiales utilizados en la estampación en frío son dúctiles y maleables, como el acero de baja aleación, las aleaciones de aluminio (preferentemente al magnesio, sin cobre), el latón, la plata y el oro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Lasheras, José María (1996). Tecnología mecánica y metrotecnia. España: Editorial Donostiarra, S. A. ISBN 84-7063-087-3.