Estadio multiusos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
RFK Stadium,un estadio multiusos en Washington, D.C.

Un estadio multiusos es un tipo de estadio diseñado para el uso de distintos deportes o bien para conciertos, exposiciones y otros eventos.

Los campoes de juego de béisbol tienen forma de diamante o abanico, en tanto que los de fútbol americano, fútbol y rugby son rectangulares, y los de [[atletismo], cricket y fútbol australiano son ovales. Además, los campos de baloncesto, futsal, hockey sobre hielo y balonmano son rectangulares pero de distinto tamaño.

Para que un mismo estadio sirva para diversos deportes, las tribunas deben estar lo suficientemente alejadas de cualquiera de los campos, lo que perjudica la visibilidad al público. Otra opción es instalar tribunas móviles, para acercar al público cuando se utiliza un campo pequeño.

Algunos estadios multiusos fueron diseñados inicialmente para albergar un solo deporte y renovados posteriormente para acoger varios. En tanto, otros estadios fueron construidos desde un primer momento para dar cabida a múltiples deportes.

Historia en América del Norte[editar]

En América del Norte, los estadios multiusos se construyeron principalmente durante las décadas de 1960 y 1970 como estadios locales que compartían los equipos de las Grandes Ligas de Béisbol y la National Football League de la misma ciudad. A principios de la década de 1980, algunos estadios fueron renovados y pasaron a convertirse en estadios multiusos. A fines de la década de 1980 comenzaron a construirse estadios específicos, a menudo propiedad de los equipos que los utilizaban.

Antes de la aparición de los estadios multiusos ya existían algunos estadios que eran sede de múltiples equipos. Poco tiempo después, el complejo de estadios Polo Grounds pasó a ser la sede de varios equipos de fútbol americano, y, es que, aunque aparentemente había sido construido para la práctica de béisbol, su forma rectangular también era adecuada para la práctica de fútbol americano. La configuración inicial del Yankee Stadium fue específicamente ideada para albergar tanto fútbol americano como atletismo, además de béisbol, su utilidad primaria. Siguiendo este modelo, sedes posteriores como el Cleveland Stadium y el Baltimore Memorial Stadium fueron construidas para acoger tanto béisbol como fútbol americano.

Durante la década de 1960, los estadios multiusos empezaron a sustituir a sus predecesores, los cuáles permitían sólo la práctica de béisbol o la de fútbol americano, ahora conocidos como «Classics» o «Jewel Box». La ventaja que suponen los estadios multiusos es que una sola infraestructura y un sólo bien inmobiliario es capaz de mantener ambos equipos en cuanto a transporte y terreno de juego, y el dinero (en ocasiones dinero público) que se emplearía para mantener las infraestructuras de dos estadios puede dedicarse a otros fines. También ha jugado a favor de los estadios multiusos el creciente uso entre los americanos de los automóviles como medio de transporte, y, por lo tanto, la necesidad de los estadios profesionales de albergar estacionamientos. La mayoría de los estadios multiusos fueron construidos en suburbios, alejados del centro de las ciudades pero cercanos a autopistas o carreteras, ya que muchas ciudades carecían del espacio necesario para construir dichos estadios con los aparcamientos necesarios cerca del centro de la ciudad.

Un subconjunto de estadios multiusos fueron los conocidísimos «cookie-cutter stadiums» o «concrete donuts» todos muy parecidos en cuanto al diseño. Ellos presentaban una estructura casi o completamente circular, cuyos campos de fútbol americano albergaban secciones rotativas de asientos para adecuarse mejor al trazado del campo. En estos campos, a menudo se utilizaba césped artificial. El primero de este tipo de estadios fue el RFK Stadium. De acuerdo a este modelo se construyeron en las décadas de 1960 y 1970 los estadios: Shea Stadium, Atlanta-Fulton County Stadium, Astrodome, Oakland-Alameda County Coliseum, San Diego Stadium, Busch Memorial Stadium, Three Rivers Stadium, Veterans Stadium Kingdome y Hubert H. Humphrey Metrodome.

En las décadas de 1960 y 1970, durante la era cumbre de construcción de estadios multiusos, se construyeron cuatro estadios para la práctica exclusiva de béisbol: Candlestick Park (1960), Dodger Stadium (1962), Anaheim Stadium (1966; ahora llamado Angel Stadium of Anaheim) y Royals Stadium (1973; ahora conocido como Kauffman Stadium). El Anaheim Stadium fue, sin embargo, convertido en un estadio multiusos en 1980 para poder albergar a Los Angeles Rams' procedentes de Los Angeles Memorial Coliseum, y reconvertido en una instalación para la práctica exclusiva de béisbol en 1997, tres años después de que Los Rams' se mudaran a San Luis. Igualmente, Candlestick Park fue remodelado como estadio multiusos en 1970 para poder acoger al equipo de fútbol americano San Francisco 49ers' procedente de Kezar Stadium, y convertido de nuevo en estadio de fútbol americano tras la salida de Los San Francisco Giants hacia su nuevo estadio AT&T Park en el año 2000. Salvo algunas excepciones, la mayoría de los estadios multiusos norteamericanos albergan sólo equipos de la Liga Nacional de Fútbol Americano y de las Grandes Ligas de Béisbol.

Trazado del campo[editar]

La mayoría de los estadios multiusos que existen en América del Norte colocan una línea de banda del campo de fútbol americano sobre una de las líneas de béisbol, así que una de las esquinas del campo de fútbol americano se sitúa donde lo haría el "home". El Oakland-Alameda County Coliseum, es el único estadio multiusos que queda en Estados Unidos que todavía alberga la práctica tanto de béisbol como de fútbol americano. Es singular dado que la línea de banda del campo de fútbol es una línea trazada desde la primera o tercera base (el antiguo Estadio del Condado Fulton-Atlanta también usaba esta configuración). Esto se hizo, presumiblemente, para que los codiciados asientos que se encuentran detrás de los locales en un partido de béisbol, también cubrieran la línea de las 50 yardas en un partido de fútbol. Distintos estadios ofrecen diferentes ángulos entre los asientos del terreno de juego de la parte izquierda y derecha.

En los estadios que fueron diseñados para la práctica exclusiva de fútbol americano y se convirtieron en estadios de béisbol, los asientos estaban orientados a la derecha. Esto permitía que el campo de fútbol cuadrara con las gradas, pero el campo de béisbol quedaba con muchos asientos indeseables con vistas lejanas a la base local o del campo de béisbol, como en Hubert H. Humphrey Metrodome y LandShark Stadium. Los estadios de béisbol reconvertidos en estadios de fútbol tenían un ángulo obtuso entre las gradas. Esto suponía ver el fútbol desde muy lejos, e incluso en algunos casos parcialmente oscuro como en Candlestick Park.

El Estadio Qualcomm fue construido con la mitad de los asientos permanentes (construidos, en concreto, en el cuadrante sur del estadio) y con la otra mitad portátiles (construcción modular que llevaba aluminio y acero encuadrado). Cuando el estadio se utilizaba para béisbol, la sección portátil se situaba en el cuadrante este del estadio y servía como tercer campo base dentro del campo. Cuando se jugaba al fútbol americano, estos se situaban en el cuadrante norte del estadio (cubriendo lo que en el béisbol se usa como campo izquierdo) para permitir que el campo de fútbol se extienda de este a oeste. Esto supone la ventaja de mejorar la visibilidad de ambos deportes mientras se mantengan las dimensiones del campo de béisbol más o menos simétricas.

Críticas[editar]

Cuando estos estadios se utilizaban para béisbol, en muchos de ellos, gran parte de las gradas inferiores estaban situadas lejos del campo, ya que se colocaban así para los partidos de fútbol americano y de fútbol; mientras que las gradas superiores estaban situadas a aproximadamente 183 metros del campo. Cuando se utilizan para fútbol americano, los asientos más próximos al campo estaban muy alejados, mucho más de lo que lo están en un campo que se utiliza exclusivamente para fútbol, ya que el campo de béisbol es más alargado. En general la vista que tenía el espectador del campo no era óptima para ninguno de los dos deportes, ya que estaba orientada hacia el centro del campo y no hacia el centro lógico de acción del juego. De la misma forma, los intentos de construir estadios sin columnas de soporte que obstruyeran la vista del espectador, como en el caso de los estadios jewel-box, tenía como resultado que las gradas superiores estaban situadas muy por encima del campo.

Muchos estadios multiusos tenían superficies de juego hechas de césped artificial para facilitar el cambio de campo de béisbol a fútbol americano y viceversa. En muchos casos, el césped no era más que una alfombra, con poco material de relleno, cubriendo una superficie de hormigón, lo que frecuentemente causaba lesiones a los jugadores. Durante el primer mes de la temporada de fútbol americano, el campo de juego tenía arena, que es más dura que el césped y supone un riesgo significativo de lesión.

En su configuración para béisbol la mayoría de los estadios tenían campos de dimensiones simétricas, lo cual se alejaba de la identidad única e individual de los estadios Jewel Box que tenían dimensiones raras o asimétricas, y seguían, por tanto, el modelo de estadio denominado coloquialmente “cookie cutter stadium”.

Los fans criticaron también las grandes áreas de aparcamiento que rodeaban los estadios así como sus poco atractivas fachadas de hormigón.

Sustitución[editar]

El final de la era de los estadios multiusos empezó en 1987 con la inauguración del estadio Pilot Field en Buffalo, que fue construido para los Buffalo Bisons, un equipo de la Liga Menor de Béisbol. Durante la década de los 90 y desde el 2000 la mayor parte de los estadios multiusos que se usaban para la Liga Mayor de Béisbol en Estados Unidos se convirtieron (la mayoría, pero no todos, porque algunos fueron demolidos) en campos de béisbol de estilo retro-moderno, que combinan el diseño de los clásicos campos de béisbol con las comodidades de instalaciones modernas. El primero de estos estadios fue el Oriole Park en Camden Yards, Baltimore que se inauguró en 1992 y que se basaba fundamentalmente en el diseño del Pilot Field. Muchos de los equipos de fútbol americano que habían compartido estadio con un equipo de béisbol, convirtieron sus estadios, una vez que los equipos de béisbol se trasladaron, en estadios de uso exclusivo para fútbol americano (por ejemplo, el estadio Qualcomm). Otros equipos de fútbol americano siguieran los pasos de sus homólogos en el béisbol y construyeron estadios de uso exclusivo para fútbol.

Los Minnesota Twins concluyeron recientemente su carrera en el Hubert H. Humphrey Metrodome, que habían compartido con los Minnesota Vikings. El nuevo estadio de los Minnesota Twins, el Target Field, está en construcción, y empezarán a jugar en él en la temporada 2010. Los Florida Marlins están construyendo actualmente un estadio con techo móvil en Miami, en el que planean empezar a jugar en 2012. Cuando esto ocurra el equipo cambiará su nombre por el de Miami Marlins. Después del traslado de los Marlins, el Oakland Athletics será el único equipo en Estados Unidos que todavía comparta estadio, el Oakland–Alameda County Coliseum, con un equipo de la Liga de Fútbol Americano, los Oakland Raiders. Tanto los Oakland Athletics como los Raiders están buscando nuevas instalaciones en las que jugar, pero todavía no hay planes definitivos.

Los Toronto Blue Jays comparten actualmente el Rogers Centre con los Toronto Argonauts de la Liga Canadiense de Fútbol Americano y en agosto de 2008.[1] empezaron a compartir las instalaciones con los Bufallo Bills de la Liga Nacional de Fútbol Americano de Estados Unidos.

Un beneficio añadido de los estadios diseñados para un solo deporte es que proporcionan vistas panorámicas de áreas que se encuentran fuera del estadio, como montañas, edificios, etc. Esto era imposible con el diseño “donuts de hormigón” de los estadios multiusos. Algunos ejemplos son el Qwest Field y el Safecco Field (aunque éste último puede usarse para partidos de fútbol americano, como en 2001, cuando albergó el campeonato universitario Seattle Bowl) que sustituyeron al Kingdome en Seattle y al Heinz Fiel y PNC Park que sustituyó al Three Rivers Stadium en Pittsburgh.

En cualquier caso todavía existen numerosos estadios de béisbol, construidos exclusivamente para béisbol que se pueden modificar (y han sido modificados) para albergar fútbol americano. Además del ya mencionado Safeco Fielf, el AT&T Park de San Francisco (quien albergó el equipo San Francisco Demons de la liga de fútbol americano XFL y que alberga cada año la Emerald Bowl) , el Chase Field de Phoenix (que albergó la Insight Bowl desde 2000 hasta 2005) y el Tropicana Field de San Petersburgo (que se construyó como estadio de béisbol pero empezó a albergar el College Bowl Game en 2008) se han utilizado tanto para partidos de ligas profesionales como de ligas universitarias desde su construcción. (Es necesario mencionar que el Nationals Park en Washington DC iba a albergar la EagleBank Bowl hasta que este campeonato se trasladó al estadio RFK.[2] )

Además, algunos de los equipos que empezaron a jugar en la United Football League en 2009 tienen que jugar su calendario local en un estadio exclusivo de béisbol. Los California Redwoods jugarán de locales en el ya mencionado AT&T Park. Aunque su campo será el Citrus Bowl en Orlando, los Florida Tuskers sólo jugarán en 2009 un partido como locales en el Tropicana Field.

Referencias[editar]

  1. Wilson, Allen (15 de abril de 2008). «Bills to face Dolphins in Toronto». The Buffalo News. Consultado el 25-04-2008. 
  2. «9th-Best ACC Team to Play In D.C. Bowl». washingtonpost.com. Consultado el 16-07-2009.