Estación de trabajo de audio digital

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una estación de trabajo de audio digital (EAD) o DAW por sus siglas en inglés (Digital Audio Workstation) es un sistema electrónico dedicado a la grabación y edición de audio digital por medio de un software de edición de audio; y del hardware compuesto por un computador y una interfaz de audio digital, encargada de realizar la conversión analógica-digital y digital-analógico dentro de la estación.

Las EAD son utilizadas actualmente en casi toda la Producción discográfica a nivel mundial y para la posproducción de sonido para cine, televisión y videojuegos. Debido a su relativa facilidad de adquisición, están presentes tanto a nivel profesional como a nivel consumer, dando origen a los famosos Home Studios o estudios caseros de sonido.

Por otro lado el término DAW es utilizado para referirse al género de software utilizado dentro de la estación de trabajo. Así, en vez de clasificar los programas como editores de audio, se los clasifica como DAW o estaciones de trabajo, incurriendo en un error dado que el software hace parte de la estación y no es la estación de trabajo completa.

Partes de la EAD[editar]

Una estación de trabajo de audio digital es la suma de tres componentes básicos los cuales se comunican entre si con otros dispositivos para poder realizar las tareas solicitadas por el usuario. Estos componentes son:

El Host[editar]

El Host o equipo host es el computador encargado de brindar el procesamiento de los algoritmos digitales dentro del software de edición y, así mismo, el encargado de hospedar la interfaz de sonido y el software de edición. Los host actuales poseen una gran capacidad de procesamiento interno, lo que ha posibilitado el desarrollo de editores de audio más potentes y más variados en cuanto a herramientas de edición y procesamiento. Si bien el host es el encargado de procesar digitalmente el audio, no es él quien produce el sonido, puesto que los procesos que se llevan a cabo en el host son operaciones binarias que necesitan ser convertidas por la interfaz de sonido a variaciones de voltaje análogas a la variaciones de presión que percibimos como sonido. Recientemente han surgido algunas empresas que se dedican al montaje de ordenadores diseñados específicamente para esta actividad, priorizando la potencia y el silencio, como por ejemplo pc-chollos, gryn y mountain en España.

La interfaz de sonido[editar]

La interfaz de sonido es la encargada de realizar la conversión analógica-digital y digital-analógico durante el proceso de reproducción y grabación del audio. La interfaz puede contener múltiples entradas y salidas análogas y digitales dependiendo de las características de fabricación. Las salidas de la interfaz se conectan a unos monitores de audio que generan las variaciones de presión necesarias para percibir el sonido y, por otro lado, las entradas se conectan a micrófonos, amplificadores, instrumentos musicales o todo aquello que necesite ser ingresado al Software.

Las interfaces de sonido profesionales suelen tener mayores tasas de muestreo y mayor profundidad de bits al momento de convertir la señal, garantizando una perdida mínima de información durante el proceso. Así mismo se caracterizan por poseer entradas y salidas MIDI para automatizar o "tocar" instrumentos virtuales dentro del software de edición de audio. Entradas y salidas de sincronismo, envió y retorno de equipos de procesamiento auxiliar como ecos, compresores, generadores de reverberación, entre otros, con el fin de brindar al usuario la mayor cantidad de opciones de creación y soporte disponibles.

El software de edición es el equivalente, en gran parte, a las antiguas consolas de mezcla, puesto que es dentro del software dónde se gestionan las sumas y restas de señal que luego serán procesadas por el host y convertidas por la interfaz para su escucha final. Los editores de audio, además, deben ser compatibles con el sistema operativo del host y con las funciones de la interfaz para poder coordinar el proceso de edición. Algunos editores poseen soporte para la reproducción de vídeo para el trabajo de sonido audiovisual. Los mas populares son Nuendo, FL Studio, Reason, Cubase, Logic, Ableton Live, Sonar, Pro Tools y Reaper, este último ofrece la licencia a un coste muy económico y la versión de prueba sin límite real de uso. Ya dentro de Linux encontramos soluciones gratuitas de gran nivel.