Espartos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, los espartos (en griego antiguo Σπαρτοί Spartoí, literalmente ‘hombres plantados’, de σπείρω speírō, ‘plantar’) fueron los hombres que nacieron de los dientes de un dragón, sembrados por Cadmo.

El rey Cadmo, queriendo ofrecer un sacrificio a la diosa Atenea, cogió agua de la fuente de Ares, para lo que tuvo que matar al dragón que lo custodiaba. Una vez muerto, sembró sus dientes, de los cuales nacieron innumerables hombres armados, los espartos. Receloso de ellos, Cadmo los apedreó, tras lo cual, se culparon mutuamente y comenzaron a luchar entre ellos. Tras la batalla, sólo sobrevivieron cinco: Ctonio, Equión, Udeo, Peloro y Hiperénor.

Estos últimos ayudaron a Cadmo a construir la ciudad de Tebas.