Espaillat

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Espaillat
Provincia de la República Dominicana
Espaillat en la República Dominicana
Espaillat en la República Dominicana
Coordenadas: 19°23′00″N 70°31′00″O / 19.383333333333, -70.516666666667


Coordenadas: 19°23′00″N 70°31′00″O / 19.383333333333, -70.516666666667
Capital Moca
 • Coordenadas 19°23'0"N, 70°31'0"O
Entidad Provincia
 • País Bandera de la República Dominicana República Dominicana
Congresistas 1 Senador, 5 Diputados
Subdivisiones 4 Municipios
11 Distritos Municipales
Eventos históricos 1881
 • Fundación Creación
Superficie Puesto 27.º
 • Total 843 0 km²[1]
Población (2010) Puesto 12.º
 • Total 231,938 hab.[1]
 • Densidad 275 hab/km²
Gentilicio Espaillano/a, Mocano/a
Huso horario UTC-4
ISO 3166-2 DO-09

Espaillat es una de las 31 provincias de la República Dominicana. La provincia Espaillat se encuentra ubicada en la región Nor-Central (Cibao) del país y limita al Norte, con el océano Atlántico: al Sur, con la provincia de la Vega; al este con la Provincia Hermanas Mirabal; y al Oeste, con las provincias de provincia Santiago y Puerto Plata.

La provincia Espaillat fue constituida originalmente por las comunas de San Francisco de Macorís, San Antonio del Yuna, Matanzas (Nagua), Juana Núñez (Salcedo) y Moca, como común cabecera, el 28 de mayo de 1885, por resolución del Congreso Nacional y en el gobierno presidido por Don Alejandro Woss y Gil. Todo este territorio era parte de la provincia de la Vega y se designó con el nombre de Espaillat para honrar la memoria de uno de los grandes civilistas dominicanos, el presidente de la República Don Ulises Francisco Espaillat (1823-1878).

La Provincia Espaillat, cuyo nombre honra la memoria del Presidente Ulises Francisco Espaillat, se encuentra ubicada en la región norcentral, perteneciente al Cibao. Su extensión es de 839 km2. Por su dimensión es la 28.ª provincia del país, su tamaño equivale al 1.7 por ciento del territorio nacional, sus coordenadas son: 16o 30’ latitud norte y 70o 27’ longitud oeste.

En el octavo censo del 2002 la oficina nacional de censo reporta la Provincia Espaillat con 225,000 habitantes, entre estos los hombres tienen 65,531 y las mujeres 66,202.

La densidad poblacional es de 268,4 habitantes por km2.

Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

Municipios de La Provincia[editar]

Distritos municipales[editar]

Historia[editar]

Moca, la común cabecera de la provincia Espaillat, era una provincia del Cacicazgo de Maguá. Esto es así según el historiador José Gabriel García, como parte de sus "Memorias para la Historia de Quisqueya". Se cree que para el año 1700 fue cuando se produjo el primer asentamiento en lo que hoy se denomina la ciudad de Moca. Este asentamiento fue en la sección de "La Ermita", del cual no se conoce mucho.También tiene la distinción esta ciudad de haber sido hasta la fecha la capital política del país 4 veces.

Junto al reconocimiento rendido al ilustre civilista Ulises Francisco Espaillat, con la fundación de esta provincia también se reconoce el papel jugado por la comunidad de Moca en el escenario político y económico predominante en el país desde los primeros días de la República.

Su papel protagónico es una serie de acontecimientos la ha llevado a ostentos cual afirmara el historiador Julio Jaime Julia la condición de capital política del país varias ocasiones. Provincia de tierra fértil e hijos ilustres, en Espaillat tenemos un faro de luz presto siempre a iluminar el camino por el que han de transitar las mejores causas del país.

Geografía[editar]

La geografía de la provincia espaillat es muy variada tornándose bastante montañosa en el norte por un tramo de la cordillera septentrional que pasa bajo su jurisdicción su pico más elevado es el mogote con 996 metros de altura,en el sur es bastante llana debido a que ocupa parte de la porción norte del valle del cibao, la provincia espaillat cuenta con innumerables rios siendo uno de los más destacados el río jamao en este río se esta implementado recientemente el ecoturismo también cuenta con varias playas, las cuales son de gran gusto turístico.

Límites[editar]

limita con el océano Atlántico al norte; con las provincias de María Trinidad Sánchez, Duarte y Salcedo al este; con la de La Vega al Sur; y con las de puerto Plata y santiago al oeste.

Demografía[editar]

La provincia tiene una superficie de 838,62 km² y una población de 390.478 habitantes.

Economía[editar]

La población mocana vive principalmente de la agricultura. Cultivando en grandes cantidades café, yuca, líder nacional en producción de huevos, cerdos y pollos.

La actividad económica de la Provincia Espaillat tiene como eje central la agricultura, y otros renglones de importancia son la ganadería, la industria y el comercio en general.

AGROPECUARIA

Su tierra es privilegiada y goza de una fertilidad como pocas en el mundo, con una espesa capa vegetal que le permite ser apta para cualquier tipo de cultivo.

El café que se cultiva en gran cantidad en la parte alta de la provincia, es uno de los cultivos de mayor importancia. El café ha generado cuantiosos ingresos a los productores, que han movilizado la economía mocana, además de generar empleos, también gracias a su exportación el país obtiene divisas. Otros rubros agrícolas de gran producción en la provincia lo es el plátano, el cual ha desempeñado un papel importante en la economía de la provincia.

Sin lugar a dudas el rubro agrícola más popular y que más identifica a Moca en todos los rincones es la “Yuca Mocana”, que al igual que el plátano se cultiva grandemente en la zona y es un producto de exportación.

También se cultiva en la provincia otros rubros, como la batata, yautía, banano, frijoles y hortaliza como repollo, tomates, lechugas, remolachas, etc. En cuanto a la ganadería, aunque existe la crianza de ganado vacuno la que ocupa el primer lugar es la producción porcina, que esta bien fortalecida en la provincia, produciendo carnes y grasas. Las grasas son utilizadas para la fabricación de embutidos.

La avicultura También juega un papel importante en la producción animal de la provincia; esta actividad, a parte de la producción de la carne como tal, viene acompañada de la venta y distribución de huevos y pollitos. La producción en grandes cantidades de huevos es fuente de trabajo y sustento de una parte importante de la población.

Estatua Don Juan Bosco.

Arte y cultura[editar]

Cultura: La ciudad de Moca tiene su propia cultura y costumbre; se caracteriza por anuncios a los muertos por medios audio parlantes callejeros, el viaducto y el ferrocarril de Moca, nuestra primicia de tener un Zoológico Botánico, así mismo como la frase de ser “Seco, Sacudío y Medío por Buen Cajón”, son elementos apropiados de la cultura y folclore de Moca. Los dichos de que “los mocanos caminan por el medio de la calle” y de que cuando va a llover “has como los mocanos que se la dejan caer”. Estas principales características pertenecen a la cultura de los mocanos.

Fiestas Patronales y Cristianas

Moca es una población con fuertes creencias cristianas, formando religiosamente bajo el manto Sagrado de la Virgen del Rosario, y en honor a ella son celebradas las fiestas patronales del pueblo. Dicho culto se debe a una revelación de la virgen María a Santo Domingo de Guzmán, el cual está reconocido como fundador del rezo del Rosario.

Un paisaje lleno de colorido y de siluetas otoñales es un paisaje tremendamente llamativo con una policromía natural que asemeja muy bien una pintura del Medioevo. Con la cosecha del cafeto madurando llenando los aires de un dulzón olor peculiar, con los framboyanes de la zona cordillerana florecidos para darle un matiz atrevido a la foresta mocana, no cabe duda de que estábamos en presencia del más claro indicio de que debíamos prepararnos para celebrar las fiestas patronales. Se iniciaban con todo el esplendor y el bullicio pueblerino las festividades de un pueblo brotando casi de manera espontánea presentando un caleidoscopio popular en la celebración anual de las fiestas del Rosario, las fiestas patronales de Moca. Ya se podían oír los aspergios calamitosos y el ronquido de la añejada voz del inolvidable “Fuache”, quien con su vejete acordeón trataba de entonar los ritmos y melodías de su inacabable repertorio. Ese era el aviso inminente de lo que vendría luego, era el inicio de las festividades esperadas por todos. Ya se acercaban los días festivos. Constituyen estos días festivos un escape emocional para los mocanos donde se pone a prueba la inmensa capacidad de un pueblo para reír y gozar al ritmo de su sabrosa música y de su inacabable vocación de estar alegre, aunque sea para disculpar los malos momentos que los sinsabores de la vida le prodigan a todo humano. Las fiestas del Rosario en Moca es una convocatoria alegre para templar el espíritu de los mocanos que en esta ocasión vibra y se llena de un colorido inusitado que transforma la rutina diaria de la Villa del Viaducto en un episodio de incomensurables vivencias que cada año trata de superar las del año anterior. En la época de nuestros recuerdos, las tradicionales fiestas del Rosario eran celebraciones festivas donde el ingenio y entusiasmo de los mocanos se ponía a prueba cuando el Comité Organizador presentaba un programa con ambiciosas realizaciones para superar todas las celebraciones precedentes.

Parecía una lucha titánica entre hombres y mujeres que dejaban flotar su imaginación para brindarle a los mocanos un espectáculo digno del entusiasmo colectivo que desbordaba los corazones de los moradores de nuestro querido pueblo. Era la época en que todavía las casas licoreras y cigarrilleras no habían dado el zarpazo a nuestras tradiciones populares, que todavía no habían degenerado en el corrupto bacanal que se exhibe muchas veces a causa precisamente de ese desbordamiento propagandístico que reduce la fiesta a una lucha de marcas de ron y cigarrillos. En las fiestas de Nuestra Señora del Rosario en el antaño, las calles de Moca se veían engalanadas con guirnaldas y arreglos de papeles multicolores alrededor de matas de plátanos que se transportaban de los umbrosos platanales para servir de adorno en las calles céntricas de la ciudad y así ofrecer un ambiente decorativo que recobra el símbolo de la mocaneidad y se expresa con vistosos adornos para lucir como una miniatura de los grandes paseos mundiales, ya sea el Bosque de Bolonia o los Jardines de Chapultepec. Hay que recordar que estas fiestas patronales tenían un hondo sentido religioso y por esa razón, respondían a un criterio parroquial influido poderosamente por los principios de la moral cristiana. En estas celebraciones todo se hacía, pero sin excesos ni escándalos, ya que si se salía de la norma, se corría el riesgo de recibir como una andanada de truenos la reprimenda, desde el púlpito dominical, de una estentórea y melodiosa voz del Padre Bobadilla que condenaba cualquier desliz o desafuero cometido. En los días previos a la celebración, Moca vivía un ajetreo y una actividad inusitadas. Las muchachas bellas de la comunidad se preparaban para concurrir a la fiesta de coronación de la reina de ese año. Los jóvenes se preocupaban por lucir nuevas galas y encargaban sus trajes a aquellos sastres artesanos que con sus prodigiosas manos, con tijeras y agujas, confeccionaban joyas que hacían sentir orgullosos a sus detentadores. Eran verdaderos maestros en el arte sartoril. La muchachada presentía con fuerte emoción la llegada de Miguel Monclús y sus “caballitos” y la silla voladora, el gran espectáculo circense al alcance de todos los muchachos. Miguel Monclús con su alargada figura de un “bonzo de ébano” infundía una prolongada admiración que él devolvía muy risueño con una “ay, hijo”. Era un conocedor de su pueblo y de sus costumbres.

Moca, en su expresión folclórica y cultural, se caracteriza por tener una cultura histórica de acuerdo a los acontecimientos presentados y los elementos tradicionales propios que identifican a esta comunidad como ente Folclórico de su región. Con el transcurso del tiempo, Moca ha experimentado cambios y nuevas tendencias en sus costumbres como pueblo. Disfraces, y con ellos la desinhibición que nos permite la alegoría a cosas, situaciones, personajes, leyendas, historias y acontecimientos. Aunque un pueblo se inicia en las actividades carnavalescas importa mucho la experiencia de otros pueblos e incluso se toman referencias de sus disfraces, personajes, máscaras, es necesario que ese pueblo identifique las cosas, situaciones, personajes, leyendas, historias acontecimientos y tradiciones propias. Es una forma de que el carnaval sea una expresión de su gente, de su idiosincrasia, de lo que es de ese pueblo y de lo que aspira a ser. Estos criterios son los que convierten el carnaval en una actividad cultural, educativa y en fiesta constructiva. Moca una ciudad que fue fundada en el 1885, a pesar de sus sólidas raíces culturales, esta comunidad no tenía una tradición consolidada de celebrar el carnaval, a pesar de que en el año 1928 se hiciera una celebración majestuosa, que concentro a los más importantes sectores de la comunidad Mocana. En este primer carnaval que se celebró en 1928, recogida por el antologista mocano Julio Jaime Julia, en libro ”Notas Para La Historia De Moca” se establece que fue una celebración memorable, fue proclamada como dictadora de las fiestas a una hermosa joven macana llamada Virita Guzmán. Virita Guzmán fue una joven al reducido clan de la élite social de la Villa del Viaducto, de entonces, quien procedía de una de las más distinguidas familias de esta comunidad. Esta fue la primera Reyna que tuvo el carnaval mocano.

Este primer carnaval que se celebró en Moca fue auspiciado por El Club Recreativo. En 1988 desde el ayuntamiento se intentó lo que el CENSODE hace hoy. Se hicieron investigaciones en torno a lo que podría caracterizar este carnaval. La investigación arrojo los resultados de que “El Jinchaíto de Moca” era el personaje “surrealista” con un carácter cultural, ancestral y propio. Además es conocido en todo el país y fuera de este. Otras alegorías culturales y carnavalescas pueden ser además, “Los puercos de pitico” “El trueno de Machepa” los diferentes “cucos” y personajes populares de nuestros barrios y comunidades. El fervor patriótico de Moca, la acción heroica de nuestros de nuestros hombres podrían ser temas de carnaval. El viaducto y la historia del ferrocarril, nuestra primicia en tener como provincia un zoológico-botánico, el dicho de ser “seco, sacudió y medio por buen cajón” como la característica de anunciar los muertos por medio de altoparlante callejeros, son elementos apropiados de la cultura y folclore de Moca. Los dichos de que “Los mocanos caminan por el medio de la calle” y de que cuando esta por llover “Haz como los mocanos que la dejan caer”, son también otros elementos. Para dar detalles más concretos acerca de los elementos folclóricos de esta comunidad en general, podríamos redactar una breve reseña del origen de estos, en los links de arriba.

Teatro

El 29 de marzo del año 2007 se funda el Grupo Cosecha Teatro, con el propósito de fortalecer el movimiento teatral de Moca y toda la región del Cibao. Surge por la inquietud de Alexander Jerez, de rescatar el valor tradicional que ha caracterizado este municipio en el desarrollo del teatro, para así elevar el arte y la cultura, con el fin de despertar el interés por el desarrollo artístico.

Constituido por un grupo de jóvenes profesionales del teatro, con objetivos y metas claras sobre la estética teatral.

En un afán constante por mostrar su trabajo y con esa sed de proyectar y expandir el arte teatral, Cosecha Teatro, ha realizado varias, presentaciones en diferentes lugares de la República Dominicana y la Provincia Espaillat.

En el año 2007 obtuvo el 3.er lugar en el VII Festival Emilio Aparicio en la ciudad de Santo Domingo, con la obra “El Rey Clinejas” del dramaturgo Manuel Rueda, bajo la dirección de Víctor Checo. En ese mismo año realizó su “1.ª Temporada Teatral Estudiantil” en la ciudad de Moca, con dicha obra.

Cosecha Teatro se presentó por segunda vez en dicho festival en Marzo del 2008, con la obra “Hay Locos” de Lenín Comprés, dirigida por Rossy Torres, galardonada con el 1.er premio.

Cosecha Teatro ha realizado, además, otros montajes: “La Farsa y Justicia del Señor Corregidor” de Alejandro Casona, bajo la dirección de Belkys Pineda; “Laura” de José Adolfo Pichardo, dirigida por Alexander Jerez, entre otros.

En el 2008 fue invitado al XXVIII Festival del Caribe, en Santiago de Cuba, que se celebra del 4 al 11 de julio de cada año, presentando allí “El Rey Clinejas”.

Por su trabajo ininterrumpido, este grupo ha merecido el reconocimiento de la comunidad mocana y de instituciones públicas y privadas.

Referencias[editar]

  1. a b Oficina Nacional de Estadística. «IX Censo Nacional de Población y Vivienda 2010» (PDF). Consultado el 23 de septiembre de 2013.

Enlaces externos[editar]