Escudo papal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Desde Inocencio III, cada papa de la Iglesia católica ha tenido su propio escudo, que le ha servido como insignia de su papado.

Todos los escudos papales habían contenido la tiara entre sus atributos, al igual que las dos llaves del escudo de la Santa Sede (que se colocan de manera inversa a cómo lo hacen en el escudo de la Ciudad del Vaticano), hasta Benedicto XVI, que alteró esta costumbre heráldica sustituyendo la tiara por la mitra y el palio.

El Papa Francisco mantuvo la mitra en sustitución de la tiara, pero eliminó el palio de Benedicto XVI. A su vez, Francisco cambió la forma del escudo, eligiendo el modelo denominado "español". Benedicto XVI había elegido la forma de "cáliz" (con la parte superior ligeramente curvada hacia abajo). También incluyó, por primera vez en la historia, un lema: Miserando atque eligendo.

Las llaves representan el poder temporal (plateada) y celestial (dorada) inherente al papado, haciendo referencia, al párrafo del evangelio según San Mateo Cap. 16, Vers. 18-19:

"Tu eres Pedro (piedra) y sobre esta piedra edificare mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella, Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".

Evangelio de Mateo

De esta manera, en la heráldica eclesiástica, las llaves simbolizan la autoridad espiritual del papa como vicario de Cristo en la Tierra.

Escudos papales[editar]

Enlaces externos[editar]