Escudo de Salamanca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo de Salamanca, versión municipal.

El escudo de la ciudad de Salamanca aparece descrito en la Orden de 11 de junio de 1996, de la Consejería de Presidencia y Administración Territorial.

Boletín Oficial de Castilla y León nº 118, de 20 de junio de 1996. Orden de 11 de junio de 1996, de la Consejería de Presidencia y Administración Territorial, por la que se aprueba el escudo heráldico de Salamanca.

Escudo partido.

  • Primero, de plata con un puente de piedra, mazonado de sable, sobre el que está pasante un toro arrestado de sable, y tras él una higuera de sinople, arrancada.
  • Segundo, de oro con cuatro palos de gules; bordura de azur con ocho cruces paté de plata.
  • Mantelado en jefe de plata, con dos leones mornados, al natural, salientes de los flancos y afrontados.

Al timbre, la Corona Real Española, abierta y sin diademas.

Orden de 11 de junio de 1996

Tradicionalmente el orden de las particiones del escudo era el contrario, las barras a la izquierda y el puente a la derecha, como se puede observar en numerosos edificios y documentos anteriores a esta orden.

En la primera división del escudo aparece representado el Puente Romano. El toro alude al paisaje del Campo Charro, conocido por sus dehesas donde se crían toros bravos.

El origen exacto de las barras y la bordura con las cruces de plata procede del conde D. Vela, el segundo de los seis condes que Alfonso VI, nombró por jueces en Castilla. La Historia nos dice que pobló Salamanca, vino al frente de los repobladores castellanos, y que era de la Casa de Aragón, de aquí proceden los cuatro bastones de su escudo y la orla con las cruces de Jerusalén, por haber estado en la conquista de Tierra Santa.