Escritura mexica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escritura mexica
Tenochtitlan glyph.jpg
Tenochtitlan, como aparece escrito en el Códice Telleriano-Remensis.
Tipo Logográfico (pictogramas e ideogramas)
Idiomas Náhuatl
Época ca. Siglo xvi
Estado inactivo
Sistemas hermanados Escritura mixteca

La escritura mexica fue el sistema de escritura usado por la civilización mexica, basada en convenciones y símbolos representadas por pictogramas y posteriormente por ideogramas de la tradición mesoamericana de los pueblos del centro del actual México de los periodos Epiclásico y del Posclásico mesoamericano. Su uso (lectura y escritura) se reservó celosamente a la élite gubernamental y sacerdotal mexica[1] y su posesión significó un signo de poder y misticismo al poder registrar y perpetuar el pasado.[2] Los lectores y escritores fueron llamados tlacuilos.

Al igual que otros pueblos del Posclásico mesoamericano, los mexicas emplearon el papel amate o la piel de venado como soporte para la elaboración de sus amoxtli. El sistema de escritura de los mexicas está fuertemente emparentado al de los mixtecos, tanto en el estilo de representación como en los recursos de que disponían. De acuerdo con algunas fuentes, la escritura mexica era heredera de la tradición de Teotihuacan,[3] cuya escritura no ha sido investigada sistemáticamente, en cierto modo porque se piensa que los teotihuacanos carecían de escritura (Duverger, 2000). Ningún amoxtli mexica sobrevivió a la Conquista. Algunos de los códices del centro de México producidos en la época colonial son copias de antiguos códices mexicas cuyos originales se perdieron.

Se piensa que los códices del grupo Borgia fueron elaborados en la región Mixteca-Puebla por encargo de los mexicas, aunque se realizaron siguiendo el estilo de esa zona.

Para poder adentrarnos en el mundo de los jeroglíficos nahuas hay dos puntos importantes a considerar. Primero en los jeroglíficos el pintor sacrifica la belleza del dibujo y su saber artístico a la necesidad de ganar tiempo, no son pinturas son signos gráficos destinados a despertar ideas repetidas siempre de la misma manera en consonancia con un sistema convencional y practicado como tal. Segundo, la escritura jeroglífica es mixta ya que se usan signos pictográficos, ideográficos y fonéticos.

Clasificación de los símbolos de la escritura mexica[editar]

Símbolos mímicos o figurativos o pictográficos[editar]

Símbolo mexica para conejo (tochtli).

Les han llamado también kiriológicos deriva de las palabras griegas kirios' propio y logos lenguaje. Representan simplemente el objeto, sin otra idea asociada. La figura de un hombre, de una casa, solo traen al entendimiento las ideas del hombre y de casa en general, sin relación de tiempo, de lugar , de nacionalidad, de uso, etc. Encontramos en esta sección todas las cosas conocidas por los nahuas.

I. Algunos cuerpos celestes como citlalli estrella
II. El hombre y la mujer, de diversas edades y condiciones
III. Miembros aislados de los hombres y animales
IV. Cuadrúpedos salvajes o domésticos
V. Cuadrumanos
VI. Reptiles u otra especie de animales
VII. Aves diversas
VIII. Peces
IX. Ciertos insectos
X. Árboles, plantas, flores, frutos, semillas y gomas
XI. Prendas del vestido o adornos
XII. Muebles, armas e insignias
XIII. Utensilios
XIV. Edificios y construcciones
XV. Instrumentos musicales, de artes y de oficios.

Símbolos tópicos o simbólicos[editar]

La diferencia entre estos y los signos mímicos o figurativos queda establecida por su propia naturaleza: el dibujo que representa un tochtli, como signo figurativo, no despierta otra idea que la del animal mismo y puede ser leído, digamos así, en todos los idiomas, ya que quien quiera que le mire pronunciara en la lengua que hable, conejo. No sucede lo mismo con los caracteres simbólicos; la figura convencional no trae a la mente idea ninguna, hasta que se le atribuya alguna semejanza más o menos remota con un objeto conocido, y entonces significara lo que bien le parezca al observador: el sentido verdadero solo le alcanza a quien sabe el valor convencional. Es decir, para leer un carácter simbólico es preciso saber y aceptar el significado que el inventor pudo darle.

Símbolos enigmáticos o ideográficos[editar]

Son dibujos naturales representativos de ideas, intenta reproducir por signos las acciones y pasiones, las cosas abstractas. Los pueblos antiguos expresaron por signos escritos dios, alma y las de las humanas pasiones; pero estos signos eran arbitrarios y en cierto modo fruto de convenciones, aunque provenidos de analogías más o menos verdaderas entre el mundo físico y el moral; así el león se tomó para expresar la idea de fuerza. La dificultad de representar objetos como el agua, el aire y sobre todo las ideas abstractas, como movimiento y dirección, solo pudo vencerse al inventar una figura convencional que por sí sola represente aquel objeto o idea, y que unida con otros de la misma clase o entrando en combinación con algunos signos figurativos, representaba no solo un objeto, sino un pensamiento entero. Así los mexicanos con el signo ollin que significa movimiento, colocado sobre el símbolo representativo de la tierra, expresaban exactamente la idea de terremoto. Los caracteres enigmáticos e ideográficos, por su naturaleza son también simbólicos: la diferencia entre ambos consiste en que los primeros representan ideas, los segundos objetos materiales de forma indeterminada. Tomaron origen de diversas fuentes.

I. Sinécdoque, pintando la parte por el todo. Un ejemplo de carácter enigmático por sinécdoque se encuentra en el códice Mendoza. Se compone de un chimalli escudo, debajo del cual se asoma un manojo de flechas, mitl; los caracteres mímicos, de que está compuesto el grupo jeroglífico expresan las ideas de guerra y batalla; si se unen los sonidos arrojados por la pintura obtendríamos mitl chimalli, metáfora que en lengua mexicana quiere decir: guerra, batalla; el grupo no solo es ideográfico sino hasta fonético.

II. Metonimia,

Tonatiuh Sol
Tlaloc2

no es en sí un tipo de lectura sino un recurso para la memoria solo legible entre los creadores de ese recurso, es decir se representa una idea que a su vez sugiere otra, por ejemplo, para los primeros cristianos el símbolo pez representaba a Cristo, es decir, estos símbolos son un auxiliar para la memoria de quienes conocen el significado de dichos símbolos. A esta clase pertenecen el ciclo expresado por los maderos que servían para encender el fuego nuevo, el año simbolizado por la hierba, la idea dios expresada por el símbolo del sol; los útiles de la pintura tomados para representar la escritura y al pintor.

III. Metáfora, adoptando generalmente un carácter simbólico para expresar la idea, por medio de semejanzas perceptibles las unas, arbitrarias o supuestas las otras entre el signo y la idea concebida. Así el tigre, ocelotl y el águila cuauhtli, significan valor y los guerreros distinguidos en el ejército; el símbolo xihuitl responde a la idea de cosa preciosa; las plumas quetzalli dicen cosa fina.

IV. Enigmas, empleando para representar la idea de una figura fantástica a veces, de pura convención siempre, que no tiene semejanza en la naturaleza sino de muy remoto y que presenta la idea de traída de muy lejos. Tales son el símbolo del dios Tlaloc diciendo lluvia y el buen tiempo, y la generalidad de las figuras mitológicas.

Símbolos fonéticos[editar]

Representan sonidos o pronunciaciones. Los caracteres empleados han perdido toda relación o asociación mental con los objetos representados y únicamente denotan sonidos, no representan imágenes ni ideas. Esta forma de escritura se empleó principalmente para representar nombres de personas y lugares. A pesar de la escasez de códices que se salvaron de la destrucción llevada a cabo por los conquistadores, es posible formular algunos principios generales sobre este modo de escritura.

I. Sabemos con certeza que los nahua desarrollaron un sistema de glifos para representar fonéticamente numerosas sílabas y algunas letras atl(a) etl (e) ohtli(o).

II. Esos glifos fonéticos, silábicos y alfabéticos se derivan como sucedió en la escritura fonética de otras culturas de la representación estilizada de diversos objetos cuyo nombre comenzaba por el sonido que se pretendía simbolizar.

III. La escritura fonética náhuatl llegó a poseer plenamente caracterizados con unos cuantos rasgos:

A) Glifos silábicos en general
B) Glifos monosilábicos que representan prefijos o sufijos, te (referencia a alguien o algunos) -tlan (locativo) etc.
C) Glifos que representaban letras concretamente la a como resultado de la estilización del glifo atl (agua) la e del glifo etl (frijol) y la o de ohtli (camino).

De la combinación de todos los tipos de escritura mencionados los nahuas podían escribir y representar todos los nombres conocidos por ellos.

Referencias[editar]

  1. Ayala Falcón, Marisela. "La escritura, el calendario y la numeración", en López Luján, Leonardo y Manzanilla Linda (coor.). Historia Antigua de México. Volumen IV: Aspectos fundamentales de la tradición mesoamericana.
  2. Sobre este punto Florescano, Enrique. Memoria Mexicana. México, FCE, 1994.
  3. Ancient Scripts, s/f