Escoliosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escoliosis
Amanda-Scoliosis.JPG
Radiografía de una joven de 16 años y 8 meses con escoliosis vista de frente, de pie y con ropa (los pendientes y el armazón de sostén son claramente visibles)
Clasificación y recursos externos
CIE-10 M41, Q67.5, Q76.3
CIE-9 737.3
CIAP-2 L85
DiseasesDB 26545
MedlinePlus 001241
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La escoliosis (en griego: skoliōsis, de skolios, "torcido")[1] es una desviación de la columna vertebral, que resulta curvada en forma de "S" o de "C". Generalmente se clasifica en congénita (causada por anomalías vertebrales presentes al nacer), idiopática (de causa desconocida, sub-clasificada a su vez como infantil, juvenil, adolescente o adulto según la fecha de inicio se produjo) o neuromuscular (habiéndose desarrollado como síntoma secundario de otra enfermedad espina bífida, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal o un trauma físico). La escoliosis afecta a aproximadamente 7 millones de personas en los Estados Unidos.[2]

Clasificación[editar]

La escoliosis se clasifica en tres grandes grupos dependiendo de su causa:

  • Escoliosis neuromuscular: debido a alteraciones primarias neurológicas o musculares, que causan pérdida de control del tronco por debilidad o parálisis.
  • Escoliosis congénita: causada por malformaciones vertebrales de nacimiento.
  • Escoliosis idiopática: constituyen más del 80% de todas las escoliosis y su causa es desconocida. Según la edad en que es diagnosticada, se divide en tres tipos:
    • Escoliosis idiopática infantil: desde el nacimiento hasta los 3 años de edad.
    • Escoliosis idiopática juvenil: entre los 4 y los 9 años.
    • Escoliosis idiopática del adolescente: entre los 10 años y la madurez esquelética. Es más frecuente en niñas en una proporción 7:1.

Signos y síntomas[editar]

Los pacientes que han alcanzado la madurez esquelética son menos propensos a tener una condición severa. Algunos de los casos graves de escoliosis pueden dar lugar a la disminución de la capacidad pulmonar al ejercer presión sobre el corazón, por ende restringiendo las actividades físicas del paciente.

Los signos de escoliosis pueden incluir:

  • Musculatura desigual de un lado de la columna vertebral.
  • Prominencias en las costillas o en la escápula, causada por la rotación de la caja torácica en la escoliosis torácica.
  • Caderas o piernas de tamaño desigual.
  • Reflejos lentos (en algunos casos)

Enfermedades asociadas[editar]

La escoliosis está a veces asociada con otras enfermedades como el síndrome de Ehlers-Danlos (hiperflexibilidad, síndrome del "bebé hipotónico", y otras variantes), enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, síndrome de Prader-Willi, cifosis, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal, distrofia muscular, disautonomía familiar, síndrome de CHARGE, ataxia de Friedreich, síndrome X frágil,[3] [4] síndrome de Proteus, espina bífida, síndrome de Marfan, neurofibromatosis, conectivopatías, hernia diafragmática congénita, hemihipertrofia, y desórdenes del eje craneoespinal (p.ej., siringomielia, prolapso mitral, malformación de Chiari), y síndrome de la banda amniótica.

A menudo, la escoliosis asociada con los síndromes de Marfan o Prader–Willi se denomina escoliosis sindrómica.

Causa[editar]

Se ha estimado que aproximadamente un 65% de los casos de escoliosis son idiopáticos, aproximadamente un 15% son congénitos y otro 10% son secundarios a enfermedades neuromusculares.[5]

En el caso de la forma más común de escoliosis, la escoliosis idiopática del adolescente, no hay un agente causal claro y en general se cree que es multifactorial; se han implicado varias causas pero ninguna de ellas ha alcanzado el consenso científico como la causa de escoliosis, aunque el papel de los factores genéticos en su desarrollo está ampliamente aceptado[6] [7] Aun así, al menos un gen, notablemente el CHD7, ha sido asociado con la forma idiopática de escoliosis[8] [7]

En algunos casos, la escoliosis de nacimiento se produce debido a una anomalía vertebral congénita. Sin embargo, otras fuentes hablan de que la causa más común de la escoliosis es una asimetría de los miembros inferiores. Esto quiere decir que hay muchas personas que durante su infancia desarrollan más una pierna que la otra, y como consecuencia, la pelvis queda rotada para mantener los ojos en un plano recto, ya que el cuerpo siempre busca tener la mirada recta, en un plano frontal. La rotación de la pelvis se mantiene, por lo que la base de la columna se mantiene también rotada, obligando a la columna a doblarse para seguir manteniendo los ojos rectos.

Ahora es cuando la gravedad terrestre hace que la columna se doble aún más, ya que presiona a una columna que se encuentra doblada debido a la rotación que ésta ha hecho para mantener la posición ocular. Por este motivo es imprescindible usar el corsé mientras el paciente se encuentre de pie o sentado, ya que en estas posiciones es donde más se manifiesta la acción de la gravedad. Cuanto más gorda esté la persona que padece escoliosis, más rápido aumentará la curvatura porque mayor es el peso que soporta la columna de forma vertical.

Estos son los motivos por los cuales un escoliótico nunca debe hacer en el gimnasio ejercicios de pesas que presionen directamente la columna, sólo debe hacer ejercicios tumbados o sentados en los que el peso no presione de forma vertical la columna. Por ejemplo, nunca un escoliótico debe ejercitar los bíceps de pie, siempre sentado con el codo apoyado en el muslo. Además, son buenos los ejercicios de dorsales como jalón del ancho o jalón tras espalda, y siendo muy negativos los ejercicios de gemelos que carguen el peso en los hombros.

La escoliosis secundaria a una enfermedad neuromuscular puede desarrollarse durante la adolescencia, tal como el síndrome de la médula anclada.[9] Generalmente, la escoliosis aparece, o bien, se empeora durante el crecimiento rápido que ocurre en la adolescencia, y es diagnosticada más comúnmente en mujeres.

Factores de riesgo[editar]

  • Edad: infantil, desde las 4-6 semanas de gestación a los 3 años; Juvenil, desde los 4 hasta los 10 años de edad; adolescente de los 11 a los 17 años.
  • Miembros de la familia que hayan tenido escoliosis, ya que es una enfermedad hereditaria.
  • Pubertad tardía y menarquía tardía en las niñas.

Diagnóstico[editar]

Medición de la desviación vertebral en una levoscoliosis mediante el método de Cobb.

Los pacientes con escoliosis se examinan para determinar si existe una causa subyacente de la deformidad. Durante el examen físico, se evalúa el siguiente:

Durante el examen, al paciente se le pide que se quite su camisa y se incline hacia adelante. A esto se le conoce como la prueba de flexión hacia delante de Adams[10] y se realiza a menudo en estudiantes escolares. Si se nota una prominencia, se considerará que la escoliosis es una posibilidad y se deberán tomar radiografías al paciente para confirmar el diagnóstico. Alternativamente, se puede utilizar un escoliómetro para diagnosticar la enfermedad.[11] También se evalúa la marcha del paciente, se examinan los posibles signos de otras anomalías (por ejemplo, la espina bífida, evidenciada por hoyuelos, zonas cubiertas de vello, lipomas, o hemangiomas). También se puede realizar un examen neurológico completo.

Es habitual que cuando se sospecha de escoliosis, se tomen radiografías del tórax en planos anteroposterior/coronal, y lateral/sagital, para evaluar las curvas de la escoliosis, además de las curvas normales de cifosis y lordosis, ya que estas también pueden estar afectadas en personas con escoliosis. Los rayos X de la columna en un paciente de pie, son el método estándar para evaluar la severidad y progresión de la escoliosis, y si es de naturaleza congénita o idiopática. En individuos en crecimiento, las radiografías seriales se obtienen en intervalos de 3-12 meses para seguir la progresión de la curvatura, y en algunos casos, se necesita además de resonancia magnética para examinar la médula espinal.

El método estándar para evaluar cuantitativamente la curvatura es la medida del ángulo de Cobb, el cual es el ángulo entre dos líneas, dibujado perpendicularmente a la placa terminal superior de la vértebra más superior involucrada y la placa terminal inferior de los vértebra más inferior afectada. Para los pacientes que tienen dos curvas, los ángulos de Cobb se siguen para ambas curvas. En algunos pacientes, se obtienen rayos X con inclinación lateral para evaluar la flexibilidad de las curvas o las curvas primaria y de compensación.

Pruebas genéticas[editar]

Mediante estudios de asociación de genoma, los genetistas han identificado marcadores de polimorfismo de nucleótidos en el ADN, los cuales se asocian significativamente con la escoliosis idiopática del adolescente. Cincuenta y tres marcadores genéticos han sido identificados. La escoliosis se ha descrito como una deformidad biomecánica, cuya progresión depende de fuerzas asimétricas también conocidas como ley de Heuter Volkmann.[12] [13]

Tratamiento[editar]

El tratamiento médico tradicional de la escoliosis es complejo y está determinado por la gravedad de la curvatura y la madurez esquelética, que en conjunto ayudan a predecir la probabilidad de progresión.

Las opciones convencionales son, en orden:

  1. Observación
  2. Fisioterapia
  3. Corsé dorsolumbar
  4. Cirugía

Un creciente cuerpo de investigación científica pone de manifiesto la eficacia de los programas de tratamiento especializado de terapia física, que puede incluir la retirada del corsé.[14] El debate en la comunidad científica sobre si la terapia quiropráctica y físicos pueden influir en la curvatura escoliosis es complicado en parte por la variedad de los métodos propuestos y empleados: algunos son compatibles con más de investigación que otros.

Corsé dorsolumbar[editar]

Bracing se hace normalmente cuando el paciente tiene el crecimiento del hueso remanente y es generalmente aplicado para mantener la curva y evitar que progrese hasta el punto donde se recomienda la cirugía. Algunas veces se prescribe para los adultos para aliviar el dolor. Bracing implica ajustar el paciente con un dispositivo que cubre el torso, en algunos casos se extiende hasta el cuello. El más utilizado es un aparato ortopédico OTLS, un corsé-como aparato que se ajuste a las axilas hasta las caderas y está hecho de fibra de vidrio o de plástico. Es generalmente se usa 22-23 horas al día y se aplica presión sobre las curvas de la columna vertebral. La eficacia de la llave no sólo depende de llave de diseño y habilidad ortopeda, sino en el cumplimiento del paciente y la cantidad de ropa por día. Por lo general, los aparatos utilizados para las curvas idiopática que no son graves como para justificar la cirugía, pero también pueden ser usados para prevenir la progresión de las curvas más severa en niños pequeños, para comprar tiempo al niño para crecer antes de realizar la cirugía, lo que impediría seguir el crecimiento en la parte de la columna afectada. Ortopédicos pueden causar malestar emocional y físico. La actividad física puede ser más difícil porque la llave presiona contra el estómago, lo que dificulta la respiración. Los niños pueden perder el peso de la abrazadera, debido a una mayor presión sobre la zona abdominal.

Las recomendaciones de la Sociedad de Investigación de la Escoliosis preparándose para incluir las curvas de progreso a los grandes de 25 grados, las curvas de la presentación de entre 30 y 45 grados, Risser Regístrate 0, 1, o 2 (un X-ray de medición de un área de crecimiento de la pelvis), y menos de 6 meses desde el inicio de la menstruación en las niñas.[15]

Escoliosis progresiva de más de 25 ° Cobb en la aceleración del crecimiento puberal deben ser tratados con un patrón específico, como el corsé Chéneau corsé y sus derivados, con una media llave de tiempo de uso de 16 h / Día (23 h / Día aseguren el mejor resultado posible). Las últimas normas de la llave de la construcción es la tecnología CAD / CAM. Con la ayuda de esta tecnología ha sido posible normalizar el patrón específico tratamiento con aparatos ortodóncicos. Graves errores en la llave de la construcción son en gran parte descartado con la ayuda de estos sistemas. Esta tecnología también elimina la necesidad de hacer un molde de yeso para la llave de la construcción. Las medidas se pueden tomar en cualquier lugar y esto es simple, mientras que el procedimiento no es comparable a la de enlucido. En Alemania CAD disponible / CAM aparatos son conocidos como el Regnier-Chéneau-Brace, el Rigo-Chéneau-Brace, y el corsé Gensingen según Weiss.[16] Muchos pacientes prefieren la "luz Chéneau" corsé, que tiene la mejor-brace correcciones indicadas en la literatura internacional y es más fácil de llevar en comparación con otros aparatos en uso.[17] [18] Sin embargo, esta llave no está disponible para todo tipo de patrones de curva.

Brazos para escoliosis: comparación de dos llaves diferentes para el tratamiento de la escoliosis. Incluso con la versión ligera de la llave de la misma en-brace correcciones se puede lograr con la corrección de alta como mucho más grande llaves.

Llaves suaves como el SpineCor, aunque aparentemente con éxito en los estudios de los propios autores, en estudios independientes, no puede considerarse de éxito.[19] [20] [21] El SpineCore claramente es menos eficaz que el "llaves duro" y en un estudio que parece que el SpineCore es peor que la observación, sólo.[22]

En la escoliosis infantil y juvenil a veces, una chaqueta de yeso aplicado temprano puede ser usado en lugar de un aparato ortopédico. Se ha demostrado que es posible[23] para corregir permanentemente los casos de escoliosis idiopática infantil mediante la aplicación de una serie de moldes de yeso (FED: elongación, desrotación, flexión) aplicada sobre una estructura especializada en la tracción correctivas, que ayuda a "molde" del niño suave los huesos y trabajar con sus períodos de crecimiento. Este método fue iniciado por el especialista británico en la escoliosis Min Mehta. Hoy, sin embargo CAD / CAM llaves también están disponibles para los niños pequeños con un cierto nivel. Por lo tanto, chaquetas de yeso se considera generalmente como obsoleto.[16]

Cirugía[editar]

Rayos X coronales de un paciente con dextroescoliosis torácica y levoescoliosis lumbar. Los rayos X se proyectan tal que el derecho del sujeto está en la der. de la imagen ya que el sujeto se ve desde atrás. Esta proyección es usada típicamente por cirujanos, ya que es de esta forma en que ven a sus pacientes sobre la mesa de operaciones.

La cirugía se suele indicar en las curvas que tienen una alta probabilidad de progresión (es decir, más de magnitud 45 a 50 grados), las curvas que sería estéticamente inaceptable como un adulto, las curvas en los pacientes con espina bífida y la parálisis cerebral que interfieren con la sesión y la atención , y las curvas que afectan las funciones fisiológicas tales como la respiración.

Cirugía para la escoliosis es realizado por un cirujano que se especializa en cirugía de columna. Por diversas razones, generalmente es completamente imposible enderezar una escoliosis, pero en la mayoría de los casos las correcciones dan muy buenos resultados.

Fusión vertebral con instrumentación[editar]

Coronal X-ray de la columna anterior, después de haber sido objeto de la fusión y la instrumentación exitosa.

La fusión espinal es la cirugía que más se realiza para la escoliosis. En este procedimiento, el hueso (ya sea cosechado en otras partes del autoinjerto cuerpo o de un injerto de donantes) es injertado en las vértebras de manera que cuando se cura se va a formar una masa ósea sólida y la columna vertebral se vuelve rígido. Esto previene el empeoramiento de la curva a expensas de algunos movimientos de la columna. Esto puede ser realizado desde la anterior (frontal) los aspectos de la columna vertebral por entrar en la cavidad torácica o abdominal, o más comúnmente realizado desde la parte trasera (posterior). Una combinación se utiliza en los casos más graves.

Originalmente, las fusiones espinales se hicieron sin los implantes de metal. Un reparto se aplicó después de la cirugía, generalmente bajo la tracción para tirar de la curva lo más recto posible y mantenerla allí mientras que la fusión se llevó a cabo. Desafortunadamente, había un riesgo relativamente alto de la pseudoartrosis (no fusión) en uno o más niveles y corrección significativa no siempre podían ser alcanzados.

En 1962, Paul Harrington, introduce un sistema de instrumentación de la columna vertebral de metal, que ayudó a enderezar la columna vertebral, así como la celebración es rígido, mientras que la fusión se llevó a cabo. El original, barra de Harrington obsoleto opera en un sistema de trinquete, atribuida por los ganchos de la columna en la parte superior e inferior de la curvatura que, cuando se privaría de manivela, o enderezar la curva. Una deficiencia importante del método de Harrington fue que no pudo producir una postura en el cráneo, estaría en la correcta alineación con la pelvis y no se ocupa de la deformidad de rotación. Como resultado, las partes no usado de la columna se tratan de compensar esto en el esfuerzo de mantenerse derecho. Como la persona mayor, no se aumenta el desgaste, la artritis de inicio temprano, la degeneración del disco, la rigidez muscular y el dolor con la dependencia final sobre los analgésicos, cirugía adicional, la incapacidad para trabajar a tiempo completo y la discapacidad. "FlatBack" se convirtió en el nombre médico para una complicación relacionada, sobre todo para aquellos que habían escoliosis lumbar.

Los sistemas modernos espinal están tratando de resolver el desequilibrio sagital y sin resolver los defectos de rotación por el sistema de barras de Harrington. Que implican una combinación de varillas, tornillos, ganchos y alambres de fijación de la columna vertebral y puede solicitar más fuerte, más seguro para las fuerzas de la columna vertebral de la barra de Harrington. Esta técnica se conoce como la Cotrel instrumentación Dubousset, actualmente la técnica más común para el procedimiento.

Fusiones modernas columna por lo general tienen buenos resultados con un alto grado de corrección y las bajas tasas de fracaso y de la infección. Los pacientes con espinas dorsales fusionadas y los implantes permanentes tienden a tener una vida normal con las actividades sin restricciones cuando son más jóvenes, queda por ver si los que han sido tratados con las nuevas técnicas quirúrgicas se desarrollan problemas a medida que envejecen. Una limitación notable de las fusiones espinales es que los pacientes sometidos a cirugía para la escoliosis no son elegibles para el servicio en las fuerzas armadas de países como el Reino Unido, Suecia y los Estados Unidos.

Tornillos pediculares fusión espinal sólo posterior puede mejorar la corrección de la curva mayor a los 2 años entre los pacientes con escoliosis idiopática del adolescente (SIA), en comparación con los instrumentos híbridos (proximal distal ganchos con tornillos de pedículo) (65% versus 46%) de acuerdo a un estudio de cohorte retrospectivo emparejado . [35] Las cohortes prospectivo fueron emparejados a las cohortes retrospectivo de acuerdo a la edad del paciente, los niveles de la fusión, el tipo de curva Lenke, y el método operativo. Los dos grupos no fueron significativamente diferentes en lo que respecta a la edad, el tipo de curva Lenke AIS, o de grado Riser. El número de vértebras fusionadas fueron significativamente diferentes (11,7 + / -1,6 para el tornillo pedículo frente a 13,0 + / -1,2 para el grupo de híbridos). Resultados de este estudio pueden estar sesgados debido al grupo de tornillo pedículo se analiza de forma prospectiva frente a análisis retrospectivo del grupo de instrumentos híbridos.

En caso de que la escoliosis ha causado una deformidad significativa que resulta en un cambio de rasante costilla, a menudo es posible realizar una cirugía llamada costoplasty (también llamado thorocoplasty) para lograr un mejor resultado cosmético. Este procedimiento se puede realizar en cualquier momento después de una cirugía de fusión, ya sea como parte de la misma operación o varios años después. Normalmente es imposible para enderezar por completo y desenroscar una escoliosis, y cabe señalar que el nivel de éxito estético dependerá de la medida en que la columna fusionada todavía gira hacia la caja torácica. Una joroba costal es evidencia de que todavía hay algún tipo de deformidad de rotación de la columna vertebral.

Complicaciones

El riesgo de someterse a una cirugía para la escoliosis se estima en 5%. Las posibles complicaciones pueden ser la inflamación de los tejidos blandos o profundos procesos inflamatorios, trastornos respiratorios, sangrado y lesiones nerviosas. Sin embargo, según las últimas pruebas de la tasa de complicaciones es mucho más allá de esa tasa. Tan sólo cinco años después de la cirugía de otro 5% requiere una nueva operación y hoy no está claro qué esperar de la cirugía de columna en el largo plazo.[24] [25] Teniendo en cuenta que los signos y síntomas de la deformidad de la columna no puede ser cambiado mediante una intervención quirúrgica, la cirugía sigue siendo un indicio de cosméticos, sólo especialmente en pacientes con Escoliosis Idiopática del Adolescente (AIS), la forma más común de escoliosis no superior a 80 °.[24] [26] Desafortunadamente, los efectos de la cirugía estética no son necesariamente estable.[24] En un caso, decide someterse a una cirugía en un centro especializado debe ser preferido.

Cirugía sin fusión[editar]

Nuevos implantes han sido desarrollados que tienen por objeto retrasar la fusión espinal y para permitir un mayor crecimiento espinal en niños pequeños. Para los pacientes más jóvenes, cuya insuficiencia torácica pone en peligro su capacidad de respirar y se aplica presión cardiaca significativa, los implantes de caja torácica que empujan las costillas aparte en el lado cóncavo de la curva puede ser especialmente útil. Estos ampliable vertical costillas prótesis de titanio (VEPTR) proporcionan el beneficio de la expansión de la cavidad torácica y el enderezamiento de la columna vertebral en las tres dimensiones al mismo tiempo a la columna vertebral para crecer. La otra alternativa del niño en crecimiento es una columna a columna creciente sistema de barras, que evita la fusión de toda la curva, pero requiere de una cirugía semestral a través de incisiones límite para alargar las varillas y columna vertebral. Aunque estos métodos son nuevos y prometedores, estos tratamientos sólo son adecuados para los pacientes en crecimiento.

Pronóstico[editar]

El pronóstico de la escoliosis depende de la probabilidad de progresión. En general, las curvaturas grandes tienen un mayor riesgo de progresión que las curvaturas pequeñas, y las curvas torácicas y dobles curvas primarias tienen un mayor riesgo de progresión que curvaturas únicas lumbares y toracolumbares. Además, los pacientes que no han alcanzado la madurez ósea tienen un mayor riesgo de progresión (es decir, si el paciente no ha completado el crecimiento rápido propio de la adolescencia). También se ha determinado que el riesgo es mayor en mujeres.

Epidemiología[editar]

La escoliosis, con un nivel de curvatura de 10º o menos, afecta del 1,5% a 3% de la población.[27] La prevalencia de las curvaturas con magnitudes de 20° o menos es aproximadamente igual en hombres que en mujeres. Es más común durante la niñez tardía, particularmente en niñas.[28]

Sobrediagnóstico en edad escolar[editar]

Existe cierto nivel de sobrediagnóstico de escoliosis en la escuela, el cual origina daños en el bienestar de la niñez, con implicaciones éticas, sociales y económicas.[29] [30] Dicho sobrediagnóstico, recibe el nombre de «escuoliosis» por parte de algunos académicos. Este término es resultado de un sincretismo lingüístico entre las palabras «escuela» y «escoliosis» (en inglés «schooliosis»= «school» + «scoliosis») ideado y descrito por Petr Skrabanek y James McCormick.[31] [32] Se incluye dentro del denominado grupo de promoción de enfermedades.[33]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Online Etymology Dictionary. Douglas Harper, Historian. Accessed 27 December 2008. Dictionary.com http://dictionary.reference.com/browse/scoliosis
  2. Good, Christopher (primavera 2009). «The Genetic Basis of Adolescent Idiopathic Scoliosis». Journal of the Spinal Research Foundation 4 (1):  pp. 13–5. http://www.spinemd.com/publications/articles/the-genetic-basis-of-adolescent-idiopathic-scoliosis. 
  3. «Fragile X syndrome» (en inglés). Department for Work and Pensions, U.K.. Consultado el 29 de agosto de 2011.
  4. «Orthopaedic aspects of fragile-X syndrome» (en inglés). The National Center for Biotechnology Information. Consultado el 29 de agosto de 2011.
  5. Elizabeth D Agabegi; Agabegi, Steven S. (2008). Step-Up to Medicine (Step-Up Series). Hagerstwon, MD: Lippincott Williams & Wilkins. ISBN 0-7817-7153-6. 
  6. Kouwenhoven JW, Castelein RM (2008). «The pathogenesis of adolescent idiopathic scoliosis: review of the literature». Spine 33 (26):  pp. 2898–2908. doi:10.1097/BRS.0b013e3181891751. PMID 19092622. 
  7. a b Ogilvie JW, Braun J, Argyle V, Nelson L, Meade M, Ward K (2006). «The search for idiopathic scoliosis genes». Spine 31 (6):  pp. 679–681. doi:10.1097/01.brs.0000202527.25356.90. PMID 16540873. 
  8. Texas Scottish Rite Hospital for Children
  9. «Scoliosis — Causes — Risk Factors». PediatricHealthChannel.
  10. «Scoliosis symptoms — pain, flat back, screening, self-assessment». iscoliosis.com.
  11. «Scoliometer (Inclinometer)». National Scoliosis Foundation.
  12. Plantilla:US patent reference
  13. Ogilvie J (2010). «Adolescent idiopathic scoliosis and genetic testing». Current Opinion in Pediatrics 22 (1):  pp. 67–70. doi:10.1097/MOP.0b013e32833419ac. PMID 19949338. 
  14. Negrini S, Fusco C, Minozzi S, Atanasio S, Zaina M, Romano M (2008). Ejercicios de reducir la tasa de progresión de la escoliosis idiopática en adolescentes: resultados de una revisión sistemática exhaustiva de la literatura .= discapacidad Rehabil. 30. pp. 772-85. PMID 18432435.
  15. Herring JA: Tachdjian de Ortopedia Pediátrica, WB Saunders Company, Philadelphia, PA, 2002.
  16. a b Weiss HR: Best Practice in conservative scoliosis care. Pflaum Company, 3rd. edition, Munich 2010Plantilla:Pn
  17. Weiss HR, Werkmann M, Stephan C (2007). «Correction effects of the ScoliOlogiC "Chêneau light" brace in patients with scoliosis». Scoliosis 2:  pp. 2. doi:10.1186/1748-7161-2-2. PMID 17257399. 
  18. Weiss HR, Werkmann M, Stephan C (2007). «Brace related stress in scoliosis patients - Comparison of different concepts of bracing». Scoliosis 2:  pp. 10. doi:10.1186/1748-7161-2-10. PMID 17708766. 
  19. Weiss HR, Weiss GM (2005). «Brace treatment during pubertal growth spurt in girls with idiopathic scoliosis (IS): a prospective trial comparing two different concepts». Pediatric Rehabilitation 8 (3):  pp. 199–206. doi:10.1080/13638490400022212. PMID 16087554. 
  20. Wong MS, Cheng JC, Lam TP, et al. (mayo 2008). «The effect of rigid versus flexible spinal orthosis on the clinical efficacy and acceptance of the patients with adolescent idiopathic scoliosis». Spine 33 (12):  pp. 1360–5. doi:10.1097/BRS.0b013e31817329d9. PMID 18496349. 
  21. Wong MS, Cheng CY, Ng BK, et al. (febrero 2008). «The effect of rigid versus flexible spinal orthosis on the gait pattern of patients with adolescent idiopathic scoliosis». Gait & Posture 27 (2):  pp. 189–95. doi:10.1016/j.gaitpost.2007.03.007. PMID 17466520. 
  22. Weiss HR (2008). «SpineCor vs. natural history - explanation of the results obtained using a simple biomechanical model». Studies in Health Technology and Informatics 140:  pp. 133–6. PMID 18810014. http://booksonline.iospress.nl/Extern/EnterMedLine.aspx?ISSN=0926-9630&volumen=140&SPage=133. 
  23. Mehta MH (septiembre 2005). «Growth as a corrective force in the early treatment of progressive infantile scoliosis». The Journal of Bone and Joint Surgery. British Volume 87 (9):  pp. 1237–47. doi:10.1302/0301-620X.87B9.16124. PMID 16129750. 
  24. a b c Hawes M (2006). «Impact of spine surgery on signs and symptoms of spinal deformity». Pediatric Rehabilitation 9 (4):  pp. 318–39. PMID 17111548. 
  25. Weiss HR, Goodall D (2008). «Rate of complications in scoliosis surgery - a systematic review of the Pub Med literature». Scoliosis 3:  pp. 9. doi:10.1186/1748-7161-3-9. PMID 18681956. 
  26. Hawes MC, O'Brien JP (2008). «A century of spine surgery: what can patients expect?». Disability and Rehabilitation 30 (10):  pp. 808–17. doi:10.1080/09638280801889972. PMID 18432439. 
  27. Herring JA (2002). W.B. Saunders. ed. Tachdjian's Pediatric Orthopaedics. Philadelphia PA. ISBN 0721656846. 
  28. Marieb, Elaine Nicpon (1998). Benjamin Cummings. ed. Human anatomy & physiology. San Francisco. ISBN 0-8053-4360-1. 
  29. Dvonch VM, Siegler AH, Cloppas CC, Bunch WH. The epidemiology of "schooliosis". J Pediatr Orthop. 1990 marzo-abr;10(2):206-7.
  30. Gérvas J. Escuoliosis. Acta Sanitaria. 2010-07-26
  31. Skrabanek P, McCormick J. Sofismas y desatinos en la medicina. Barcelona: Doyma; 1992. ISBN 978-84-7592-457-1
  32. Skrabanek P, James McCormick J. Follies and Fallacies in Medicine. Third Edition. Eastbourne (UK): Tarragon Press; 1998. p.68. ISBN 1-870781-09-0
  33. PLoS Medicine Disease Mongering Collection. PLoS Medicine. 2006/04/11.

Enlaces externos[editar]