Escalamiento psicofísico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El escalamiento psicofísico se ocupa, en psicología y más concretamente en psicometría, de construir escalas de medida de dimensiones psicológicas que tienen un referente físico inmediato, al contrario que el escalamiento psicológico propiamente dicho. Éstos métodos de escalamiento entran directamente en el campo de la percepción.

Nacimiento del escalamiento psicofísico[editar]

Ya en el siglo XIX nació un interés por relacionar medidas puramente físicas (φ) con constructos psicológicos (ψ). Aunque Herbart fue quien propuso la existencia de un umbral absoluto (refiriéndose a la mínima intensidad que un estímulo debe tener para ser perceptible el 50% de las veces), fue Weber quien desarrolló los métodos psicofíscos que permitían el cálculo de dichos umbrales y, con ellos el nacimiento de los métodos psicofísicos.

Weber formuló la ley que lleva su nombre, mejorada luego por Fechner, con lo que recibió el nombre de ley de Weber-Fechner. Fechner aportó los métodos psicofísicos indirectos, así como los conceptos de umbral absoluto y umbral diferencial (mínima diferencia que debe haber entre dos estímulos para que sean percibidos como diferentes).

Continuadores[editar]

Stevens reformuló la psicofísica fechneriana a mitad del siglo XX en la conocida como función potencial de Stevens, lo que dio lugar a los llamados métodos directos de escalamiento (emparejamiento de magnitudes, emparejamiento de razones, emparejamiento de intervalos y escalas de categorías o de clasificación).

Ya bien entrado el siglo XX se formuló la teoría de detección de señales, ampliamente difundida en el estudio de la percepción.

Las aportaciones hechas por estos autores hicieron posible el escalamiento psicológico propiamente dicho, lo cual no significa que el escalamiento psicofísico haya desaparecido, sino que se ha vuelto más específico para medir determinadas aptitudes.