Escándalo de las chuzadas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carpeta del G3 del DAS.

El escándalo de las chuzadas se refiere a un escándalo en Colombia por interceptaciones telefónicas y seguimientos ilegales realizados por la agencia de inteligencia colombiana, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS)[1] durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe y que ha tocado a sectores cercanos al entrante presidente Juan Manuel Santos.

El 21 de febrero de 2009, la revista Semana publicó un informe en el que se detallaba cómo funcionarios del DAS continuaban grabando ilegalmente a líderes de oposición, magistrados, periodistas y funcionarios del Estado.[2] Una vez presentadas las pruebas por la fiscalía, la situación fue calificada de «una empresa criminal dirigida desde la Casa de Nariño» por parte de representantes de la Corte Suprema.[3] a su vez tambien fu se ya

Wikileaks[editar]

Tras las publicaciones de miles de cables diplomáticos del gobierno estadounidense por parte de Wikileaks, salieron a relucir el intercambio de información entre miembros promientes del gobierno colombiano y los diplomáticos estadounidenses.

Condenados[editar]

  • El exjefe de contrainteligencia del DAS, Jorge Alberto Lagos.[1]
  • El exjefe de Inteligencia del DAS, Fernando Tabares.
  • La exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado (Bajo asilo político en Panamá)
  • El ex-subdirector del DAS José Miguel Narváez

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Este sería el primero de varios escándalos por interceptación ilegal en Colombia. Luego vendrían otros episodios que, debido a su connotación política, algunos optaron por denominar como Paramilitarismo informático
  2. El DAS sigue grabando. Semana (Colombia). 21 de febrero de 2009. http://www.semana.com/noticias-nacion/das-sigue-grabando/120991.aspx. Consultado el 1 de marzo de 2009. 
  3. El Supremo acusa a Uribe de espiar a jueces y políticosPúblico España. 24 de abril de 2010