Errol Flynn

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Errol Flynn
Errol Flynn1.jpg
Errol Flynn en 1940
Nombre de nacimiento Errol Leslie Thomson Flynn
Nacimiento Bandera de Australia Hobart, Tasmania, Australia
20 de junio de 1909
Fallecimiento Bandera de Canadá Vancouver, Columbia Británica, Canadá
14 de octubre de 1959
(50 años)
Nacionalidad Bandera de Australia Australiano /
Bandera de los Estados Unidos Estadounidense
Apodo(s) The Baron, Flynny
Ocupación Actor, escritor, guionista
Años activo/a 1932-(†) 1959
Características físicas
Estatura 1,88 m
Familia
Cónyuge Lili Damita (1931-1942)
Nora Eddington (1943-1948)
Patrice Wymore (1950-1959)
Hijo/s Sean Flynn (1941-1970)
Deirdre Flynn (1945)
Rory Flynn (1947)
Arnella Flynn (1953-1998)
Premios
Otros premios Paseo de la Fama de Hollywood
Ficha en IMDb


Errol Leslie Thomson Flynn (Hobart, Australia; 20 de junio de 1909Vancouver, Canadá; 14 de octubre de 1959) fue un famoso actor australiano-estadounidense de cine, conocido por sus personajes de galán, aventurero temerario y héroe romántico.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Errol Flynn nació en Hobart, Tasmania (Australia). Era hijo del reconocido oceanógrafo, biólogo y antropólogo irlandés Theodore Thomson Flynn (1883 - 1968), profesor de la Universidad Queen’s de Belfast, y de una joven, Marelle Young, que él pretendía decir era descendiente de los marinos del Bounty, hecho este que parece no ser cierto. A los siete años su madre le llamaba ya "demonio en pantalón corto" y anduvo huido tres días de casa. En su autobiografía escribió: "El recuerdo principal que guardo de mi infancia es el de unas nalgas martirizadas". Antes de su marcha a Inglaterra para estudiar, logró ser expulsado de varios colegios tasmanos; su educación fue, sin embargo, excelente, aunque muy accidentada por frecuentes expulsiones; gracias al renombre de su padre como científico, pudo matricularse en los más importantes colegios de Londres y luego, en París, en el prestigioso Liceo Louis-Le Grand, para concluir sus años académicos en un eminente centro educativo de Sidney.[1] Destacó en todos los deportes, pero adquirió también la afición del teatro y cierta destreza como escritor que aprovechó trabajando ocasionalmente como corresponsal en sus frecuentes viajes y publicando, entre otras obras, una novela, su autobiografía y algún guion.

Juventud[editar]

También practicó el boxeo y, en 1926, conquista la Copa Davis júnior[1] y representa a Australia en los Juegos Olímpicos de 1928 en Ámsterdam. Pero su naturaleza hiperactiva lo lleva a abandonar el país insular. El ambicioso joven Flynn prefiere recorrer el mundo junto a sus amigos; para mantenerse, trabaja de todo: marinero, periodista, pescador, friegaplatos... También largo tiempo como buscador de oro en Nueva Guinea (cuatro años), haciendo de prospector minero, reclutador de mano de obra esclava y dinamitero. Al no obtener resultados, contrae abultadas deudas. Para pagarlas trabaja en 1928 como peón en una plantación de cocos.[2]

En 1929 vuelve a intentar la minería del oro en Eddie Creek, isla de Salamaua, a costa de correr grandes riesgos con los aborígenes hostiles de la isla, la malaria, la disentería y las alimañas, para volver a fracasar en su intento de hacerse rico. Prueba esta vez con el cultivo del tabaco en Nueva Guinea y, al fin, vende sus propiedades en 1933 para ir a probar con la minería de diamantes; pero contrae la malaria y debe concluir estas aventuras.[3]

Vida actoral[editar]

A su vuelta a Inglaterra decide volverse actor y estudia interpretación, actuando en algunas compañías.[4] Viajó a los Estados Unidos, representando algunas piezas teatrales, hasta que fue fichado por un cazatalentos de la Warner Bros. Su innegable atractivo y atributos físicos, así como una personalidad histriónica y desbordante, resultaban una mezcla atractiva en la pantalla grande, de forma que, tras algunos papeles episódicos, tuvo sus primeros personajes importantes en El capitán Blood (1935) y La carga de la brigada ligera (1936); el éxito con mayúsculas le llegó, sin embargo, con Robin de los bosques (1938).

Entretanto (1936) había publicado su primera novela, Beam Ends, y fue escogido para trabajar como corresponsal en la Guerra Civil Española. Diez años después publicaría su segunda obra, Sowdown.[1] Por último apareció póstuma, en 1959, redactada por él mismo, su famosa autobiografía, Errol Flynn: Aventuras de un vividor (1959), traducida al español en 2009, donde se muestra amante de la cultura y de las formas, caballeresco, cosmopolita, muy vividor e irónico:

En todo el mundo se me identificó como el playboy de Occidente. Ése era yo: un símbolo fálico universal.

Errol Flynn

Este papel de seductor le repugnaba, aunque reconocía que estaba más que fundado en su propia vida. A los magnates de Hollywood les dedicó estas resentidas palabras:

Os podéis meter este sitio donde el mono metió los cocos; yo me he sacado solo las castañas del fuego en los lugares más duros

Y era así; él mismo filmó siempre las escenas peligrosas de acción que debían hacer sus dobles, con los cuales prefería emborracharse. Tenía, sin embargo, una concepción extraña del valor; pensaba que no era una cualidad constante y que hasta las naturalezas más fuertes podían flaquear en algún momento. Llegó a todos los límites posibles probando, como sinceramente declara en sus memorias, drogas como el opio, la marihuana, la cocaína[5] y todo tipo de afrodisiacos, y no negó su ingénita adicción al peligro, al sexo, explorando incluso la bisexualidad, y a sostener innumerables líos de faldas. Su estilo formal y apariencia sinónimo de éxito personal fue simiente de una moda varonil entre actores y jóvenes adultos de los años 50.

De ningún matrimonio suyo, sin embargo, se quejó tanto como del que tuvo con Lili Damita, cuyo divorcio prácticamente lo arruinaría y le haría irse a vivir a un barco para evitar a los acreedores. Toda esta vida irrefrenable acabó avejentando su cuerpo y moriría prematuramente.

Flynn fue además un gran amante de la navegación a vela, llegando a tener varios yates oceánicos, tales como el Flamingo, el Barbary , el Sirocco y el elegante Zaca (su última embarcación).

La consagración le llegó con su encasillamiento en papeles de aventurero, galán y héroe romántico e idealista, cuya hombría atraía y embrujaba siempre a la bella dama necesitada de ayuda y protección. Y a la ficción correspondía en la realidad, protagonizando muchas reyertas entre bastidores debido a su personalidad indomable, recalcitrante, retadora y desbordante que se sobreponía a la de otros actores; fue blanco por ello de muchas envidias y aprensiones masculinas por su más que notable y demostrada capacidad de conquista femenina, a tal extremo que muchos de sus conocidos evitaban presentarlo a sus novias o esposas.

De este modo se levantaron muchas críticas y habladurías en su contra, principalmente tras su muerte: que era pronazi y había mantenido escarceos homosexuales. En cuanto a la acusación de fascismo, es un bulo enteramente falso; en los archivos del FBI esta la prueba de que el actor se ofreció como espía al servicio de los Estados Unidos para así poder paricipar de alguna manera en la Segunda Guerra Mundial, incluso llegó a solicitar este puesto ante el propio presidente Roosevelt con quien mantenía una buena amistad, pero jamás desempeñó ese papel; incluso apoyó a la República Española durante la Guerra Civil y a Fidel Castro, al que consideraba su amigo, dirigiendo documentales a favor de la Revolución cubana; además el propio FBI confirmó que Errol Flynn jamás fue un espia nazi. Respecto al tema de la homosexualidad, también fue desmentido por dos de sus esposas, Nora Eddington y Patrice Wymore. Entre otras habladurías, cabe citar también la curiosa leyenda, atribuida Marilyn Monroe, de que era capaz de tocar el piano con once dedos.

Errol Flynn en El capitán Blood (1938).

Entre todos sus grandes éxitos, que los hubo y muchos, destacaron los dirigidos por Michael Curtiz, casado luego con su esposa francesa la actriz Lili Damita, con el que colaboró en once largometrajes, y por Raoul Walsh, para el que trabajó en siete películas. Olivia de Havilland se convirtió desde que trabajó con él en 1935 en su pareja cinematográfica ideal, ya que la serenidad de la actriz neutralizaba la insolencia y desenvoltura de Errol Flynn. Fue además muy amigo del magnate Howard Hughes, con quien compartía muchas de las fiestas privadas que organizaba.

En 1942 Flynn pagó el entierro de su amigo John Barrymore, pero Raoul Walsh robó el cuerpo del fallecido en mitad del velatorio para irse a casa de Errol a tomarse unos copas. Ese mismo año se separó de su por entonces esposa Lili Damita y fue juzgado por la violación de una menor a bordo de un yate, cargo del que fue absuelto en 1940. También realizó su interpretación favorita, la de un boxeador en Gentleman Jim,[4] que le recordaba su etapa como púgil entre las doce cuerdas.

En el film La dinastía de los Forsythe (1948).

Su vida personal fue muy disipada y turbulenta, un revoltijo de escándalos, líos de faldas, pleitos, denuncias, juergas, deudas y concursos de acreedores; contrajo tres veces matrimonio: primero con la ya citada Lili Damita (1935-1942), de la que tuvo un varón, Sean Flynn (1941–1970), actor de escasa importancia; pero famoso reportero "freelance" y fotoperiodista que falleció durante la guerra de Camboya;[4] el divorcio supuso para Errol su quiebra financiera. Por segunda vez casó con Nora Eddington (1943-1949), matrimonio del que nacieron Deirdre (1945) y Rory (1947).Por último, lo hizo con Patrice Wymore, desde 1950 hasta su propia muerte en 1959; de ella tuvo a Arnella Roma (1953–1998). Su nieto Sean Flynn (nombre real: Sean Rio Amir, n. 1989), hijo de Rory, al que no hay que confundir con el hijo homónimo de Lili Damita, también es actor.

Mostró su faceta de productor y pseudorreportero al realizar el documental The Truth About Fidel Castro Revolution y un filme sobre el mismo tema Cuban Story, de escaso valor filmográfico.

Decadencia y final[editar]

Su declive comenzó tras el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que no pudo participar debido a no haber sido considerado apto por el ejército, algo que lo perturbó. El motivo del rechazo fueron los estragos debidos a sus excesos con las drogas y el alcohol. Estragos que se acentuaron a principios de la década de los años 1950, cuando empezó su relación con la única de sus tres mujeres que le quiso y lo idolatró de verdad, Patrice Wymore. En 1952 se marchó a Europa para realizar películas en esa plaza cinematográfica; en una de ellas, The dark avenger, rodada en 1955, hiere a Christopher Lee en la mano. Volvería a Hollywood en 1956 totalmente alcoholizado, dejando sin acabar la película William Tell, solo haciendo papeles que estuvieran a su altura en Fiesta, de Henry King, junto a Tyrone Power, Mel Ferrer y Ava Gardner; Too Much, Too Soon, en el papel de su amigo John Barrymore; y Las raíces del cielo de John Huston.[4]

El director cinematográfico Irving Rapper dijo de él: «Tuvo el mundo entero en la palma de sus manos y no supo aprovecharlo».

Fallecimiento[editar]

Tras el estreno del documental Cuban Rebels Girls, en el que fue coproductor, guionista y narrador,[1] Flynn viajó el 9 de octubre de 1959 a Vancouver para vender su yate Zaca al magnate George Caldough. Estando en esa ciudad y a punto de abordar el avión de regreso, su salud se deterioró aún más y Caldough lo hizo llevar a su apartamento llamando al médico, este le recomendó descanso y Flynn se recostó en un diván. Al cabo de media hora Flynn falleció prematuramente de un infarto cardíaco fulminante, el 14 de octubre de 1959 en Vancouver, Canadá, con solo 50 años; los forenses afirmaron que su cuerpo se hallaba tan deteriorado por el alcohol y las drogas que representaba el de un hombre de 70 años; su mismo padre le sobrevivió diecinueve años.[4] Errol Flynn fue inhumado en el Forest Lawn Memorial Park Cementery de Glendale, California.

Trayectoria cinematográfica[editar]

A principios de los años 1930, Flynn partió rumbo a Reino Unido. En 1933, fue contratado para actuar en la compañía Northampton Repertory Co., donde trabajó durante un período de siete meses. De acuerdo al libro de Gerry Connelly, Errol Flynn in Northampton, al año siguiente el actor participó en el festival de Malvern (Worcestershire) así como en teatros West End[Nota 1] de Glasgow y Londres.

1933-1940[editar]

En 1933, protagonizó la película australiana In the Wake of the Bounty del director Charles Chauvel, la cual marcó su debut en el cine. Su rodaje aconteció en Sydney, Australia y la isla de Tahití, siendo una producción de los estudios Expeditionary Films.[6] Esta película narraba la historia del velero en el que iban algunos de sus ancestros.[4]

Más tarde, en ese mismo año, hizo una breve aparición en I Adore You, la cual sería desacreditada tras su estreno. Curiosamente, se convirtió en un «filme perdido».[Nota 2] En 1935, apareció en la cinta Murder at Monte Carlo, producida en los estudios ingleses Teddington de Warner Bros. Jamás estrenada en cines estadounidenses, y al igual que I Adore you, Murder at Monte Carlo se estima también como una cinta desaparecida. Cabe añadirse que durante su rodaje un ejecutivo de Warner lo «descubrió», contratándolo para filmar en Estados Unidos. Así, en 1942 se convirtió en un ciudadano naturalizado del país norteamericano. Durante el viaje en barco al país norteamericano conoce a la actriz Lili Damita,[1] con quien se casaría nada más pisar terreno estadounidense.[4]

En 1935, tras haber actuado en Murder at Monte Carlo, Flynn participó en otras tres cintas (The Case of the Curious Bride, Don't Bet on Blondes y El capitán Blood) donde compartió créditos con reconocidos actores como Warren William, Margaret Lindsay, Allen Jenkins, Guy Kibbee, Olivia de Havilland, Lionel Atwill y Basil Rathbone. En la primera, dirigida por Michael Curtiz, él interpretó a un personaje de menor relevancia que no habla (llamado Gregory Moxley), convirtiéndose en la primera película de su trayectoria que era exhibida en Estados Unidos. Por otra parte, en Don't Bet on Blondes, de Robert Florey, participó en un rol secundario. Sin embargo, su estelar en El Capitán Blood (dirigida también por Curtiz, contando con la contribución musical de Erich Wolfgang Korngold) le valió el reconocimiento de la crítica, dotándole de una imagen de personaje heroico que le habría de acompañar por el resto de su vida.[7] Su personaje, Peter Blood, está basado en parte por el legendario pirata Henry Morgan.[6] El papel en un principio iba a ser para Robert Donat, quien lo rechazó debido a que no quería parecerse a Douglas Fairbanks, sin embargoa Flynn no le afectaban las comparaciones.[4] En 1936 intervino, junto a su entonces esposa Lili Damita, en el cortometraje de MGM Pirate Party on Catalina Isle, participando también en La Carga de la Brigada Ligera, filmada en una locación de Lone Pine, California; su historia está basada en el poema narrativo del mismo nombre escrito por Alfred Tennyson, que a su vez trata sobre la famosa Carga de la Brigada ligera, un desastre acontecido durante la Guerra de Crimea. En la película, Flynn interpreta a Geoffrey Vickers, un oficial del ejército británico que se halla en una determinada misión en la India a mediados del siglo XIX.

Para 1937, su carrera cinematográfica se hallaba en plena cumbre;[8] aún con El capitán Blood y La Carga de la Brigada Ligera en exhibición comercial, Warner lo audicionó para que participara en una adaptación del bestseller de Lloyd C.Douglas, titulada The Green Light y dirigida por Frank Borzage. Tras su contratación, interpretó al Dr. Newell Page, un joven cirujano que se rehúsa a revelar el nombre del culpable de una operación fallida, a quien él considera como el mentor de su carrera. Aunque este filme ya no está disponible en venta, regularmente es transmitido por los canales televisivos TNT, a nivel internacional, y TCM, en Estados Unidos.[8] La exitosa recaudación de las anteriores, así como el excelente estatus con que contaba él en la industria, ocasionó que los productores de El príncipe y el mendigo le pagaran por adelantado para tenerlo en dicho proyecto.[9] El príncipe y el mendigo relata la historia de un niño pordiosero, quien es invitado por un joven príncipe para jugar en su castillo. Tras esto, ambos intercambian sus respectivos lugares, viéndose envueltos en vidas completamente diferentes. Su dirección corrió a cargo de William Keighley, estando basada en la novela homónima de Mark Twain. Otros filmes del mismo año en los que participó fueron Another Dawn, de William Dieterle (en donde personificó al capitán Denny Roark) y The Perfect Specimen, dirigida por Curtiz. En esta última, interpretó a Gerald Wickes, un individuo que ha crecido bajo rigurosa supervisión en la finca de su abuela. Un día, se encuentra con una joven llamada Mona Carter, con quien decide tomar parte en una divertida aventura. Mientras tanto, se desata una intensa búsqueda en todo el país de los supuestos secuestradores de Wickes. Durante el rodaje la actriz con quien coprotagonizaba la película, Joan Blondell, se quejó al director, Michael Curtiz, de que Errol la estaba acosando.[10] En este año corre el rumor de que el actor ha fallecido en España debido a la bebida y sus peleas, algo que demostró que era falso.[4]

Su próximo estelar vino con la producción Robin de los bosques (1938) cinta en la que interpretó a Robin Hood y que ha sido comúnmente referida como una de las mejores películas de todos los tiempos. Originalmente, el actor James Cagney había sido elegido para hacerse con el estelar, pero renunció a su contrato con los estudios Warner.[11] A raíz de lo anterior, la producción se pospuso por un período de tres años. Asimismo, Robin de los Bosques es estimada como una de las primeras en ser grabada con la técnica Technicolor, creada con la finalidad de sustituir la filmación en blanco y negro por escenas coloridas. Otro detalle es que su producción resultó ser extravagante, puesto que Warner se había caracterizado por invertir en películas de bajo presupuesto sobre gángsters. Sin embargo, ante el éxito logrado por las películas de aventuras de Flynn, los estudios optaron por oficializar este proyecto.[12] Durante el rodaje el actor se quejó por la peluca que le habían diseñado al mismísimo Jack Warner, propietario de la productora, también se separó de Damita, lo que motivó que relación entre Haviland y Errol fuera aún más estrecha.[13] Poco después apareció en la comedia romántica Four's a Crowd.

Para el papel de George Armstrong Custer en la película Murieron con las botas puestas, Errol lo encarnó sin bigote y con unas enormes fundas de dientes para sacarle el mejor resultado a su personaje, que aparece en el filme como un militar atolondrado, ambicioso, descarado, indisciplinado y sinvergüenza, pero dotado de grandes dotes de mando, carisma y coraje.[14]

Filmografía[editar]

  • 1959 • Cuban Rebel Girls — Barry Mahon
  • 1958 • Las raíces del cielo (The Roots of Heaven) — John Houston
  • 1958 • Too Much, Too Soon — Art Napoleon
  • 1957 • Fiesta (The Sun Also Rises) — Henry King
  • 1957 • Istanbul — Joseph Pevney
  • 1957 • The Big Boodle — Richard Wilson
  • 1955 • Rapsodia real (King's Rhapsody) — Herbert Wilcox
  • 1955 • The Dark Avenger — Henry Levin
  • 1954 • Espadas cruzadas (Crossed Swords) — Milton Krims
  • 1954 • La reconciliación (Lilacs in the Spring) — Herbert Wilcox
  • 1953 • El señor de Ballantry (The Master of Ballantrae) — William Keighley
  • 1952 • La isla de los corsarios (Against All Flags) — George Sherman
  • 1952 • Mara Maru — Gordon Douglas
  • 1951 • Hello, God — William Marshall
  • 1951 • La taberna de Nueva Orleans (The Adventures of Captain Fabian) — William Marshall
  • 1950 • Cerco de fuego (Rocky Mountain) — William Keighley
  • 1950 • Kim de la India (Kim) — Victor Saville
  • 1950 • Montana — Ray Enright
  • 1949 • It's a Great Feeling — David Butler
  • 1949 • La dinastía de los Forsythe (That Forsythe Woman) — Compton Bennett
  • 1948 • El burlador de Castilla (The Adventures of Don Juan) — Vincent Sherman
  • 1948 • Río de plata (Silver River) — Raoul Walsh
  • 1947 • Always Together — Frederick de Cordova
  • 1947 • Cry Wolf — Peter Godfrey
  • 1947 • Escape Me Never — Peter Godfrey y LeRoy Prinz
  • 1946 • Nunca te alejes de mí (Never Say Goodbye) — James V. Kern
  • 1945 • Objetivo Birmania (Objective, Burma!) — Raoul Walsh
  • 1945 • San Antonio — David Butler
  • 1944 • Gloria incierta (Uncertain Glory) — Raoul Walsh
  • 1944 • Hollywood Canteen — Delmer Daves
  • 1943 • Edge of Darkness — Lewis Milestone
  • 1943 • Persecución en el Norte (Northern Pursuit) — Raoul Walsh
  • 1943 • Show Business at War — Louis De Rochemont
  • 1943 • Thank Your Lucky Stars — David Butler
  • 1942 • Fugitivos del infierno (Desperate Journey) — Raoul Walsh
  • 1942 • Gentleman Jim — Raoul Walsh
  • 1941 • Bombarderos en picado (Dive Bomber) — Michael Curtiz
  • 1941 • Murieron con las botas puestas (They Died with Their Boots on) — Raoul Walsh
  • 1941 • Footsteps in the Dark — Lloyd Bacon
  • 1940 • El halcón del mar (The Sea Hawk) — Michael Curtiz
  • 1940 • Camino de Santa Fe (Santa Fe trail) — Michael Curtiz
  • 1940 • Oro, amor y sangre (Virginia City) — Michael Curtiz
  • 1939 • Dodge, ciudad sin ley (Dodge City) — Michael Curtiz
  • 1939 • La vida privada de Elizabeth y Essex (The Private Lives of Elizabeth and Essex) — Michael Curtiz
  • 1938 • Four's a Crowd — Michael Curtiz
  • 1938 • Las hermanas (The Sisters) — Anatole Litvak
  • 1938 • La escuadrilla del amanecer (The Dawn Patrol) — Edmund Goulding
  • 1938 • Robin de los bosques (The Adventures of Robin Hood) — Michael Curtiz
  • 1937 • Luz de esperanza (The Green Light) — Frank Borzage
  • 1937 • El príncipe y el mendigo (The Prince and the Pauper) — William Keighley
  • 1937 • Another Dawn — William Dieterle
  • 1937 • The Perfect Specimen — Michael Curtiz
  • 1936 • La carga de la brigada ligera (The Charge of the Light Brigade) — Michael Curtiz
  • 1935 • El Capitán Blood (Captain Blood) — Michael Curtiz
  • 1935 • Don't Bet on Blondes — Robert Florey
  • 1935 • Murder at Monte Carlo — Ralph Ince
  • 1935 • The Case of the Curious Bride — Michael Curtiz
  • 1933 • In the Wake of the Bounty — Charles Chauvel

Notas[editar]

  1. El término hace alusión a una corriente teatral en la que piezas profesionales son ejecutadas en grandes teatros de la región conocida como «Theatreland», en Londres. Junto al teatro Broadway de Nueva York, el West End representa el más alto nivel de teatro comercial en el mundo anglohablante. Asimismo, apreciar un espectáculo de West End se considera como una actividad común entre la comunidad turística en Londres.
  2. (Del anglicismo Lost film) Una «película perdida» es cualquier corto o largometraje del cual no existe copia alguna en los archivos de los estudios encargados de su producción y/o distribución, o en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, donde todas las películas estadounidenses son depositadas por razones de derechos de autor.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Muñoz, José Cristóbal Muñoz (2006). Cine de Oro. Volumen 29 Robin de los bosques. El País. pp. 35 a 37. ISBN 84-9815-413-8. 
  2. Página acerca de la vida de Errol Flynn
  3. name="Belichón">Belichón, Gregorio (2006). Cine de Oro. Volumen 23 Murieron con las botas puestas. El País. pp. 43 a 48. ISBN 84-9815-413-8. 
  4. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Belich.C3.B3n
  5. Los vicios de Errol Flynn
  6. a b errolflynn.net. «Errol Flynn Filmography» (en inglés). Consultado el 30 de septiembre de 2009.
  7. Thomas McNulty (2004). «op. cit» págs. 37. Consultado el 15 de julio de 2009.
  8. a b errolflynn.net. «The Green Light» (en inglés). Consultado el 30 de septiembre de 2009.
  9. errolflynn.net. «The Prince & the Pauper» (en inglés). Consultado el 30 de septiembre de 2009.
  10. Muñoz, José Cristóbal Muñoz (2006). Cine de Oro. Volumen 29 Robin de los bosques. El País. p. 19. ISBN 84-9815-413-8. 
  11. Ebert, Roger. Roger Ebert's review of "The Adventures of Robin Hood". Chicago Sun-Times. http://rogerebert.suntimes.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20030817/REVIEWS08/308170301/1023. Consultado el 30 de marzo de 2007. 
  12. «CNN.com - The mobster and the movies - Aug 24, 2004» (en inglés). Consultado el 9 de julio de 2009.
  13. Muñoz, José Cristóbal Muñoz (2006). Cine de Oro. Volumen 29 Robin de los bosques. El País. p. 20. ISBN 84-9815-413-8. 
  14. Belichón, Gregorio (2006). Cine de Oro. Volumen 23 Murieron con las botas puestas. El País. p. 15. ISBN 84-9815-413-8. 

Enlaces externos[editar]

  • Profile — Turner Classic Movies