Ernesto Fonseca Carrillo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ernesto Carrillo
Nacimiento 1942
Bandera de México Badiraguato, Sinaloa
Ocupación Narcotraficante
[editar datos en Wikidata ]

Ernesto Fonseca Carrillo alias "Don Neto" (1942) fue capo de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas en México, fue jefe del Cártel de Guadalajara junto con Miguel Ángel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero. Fonseca estuvo envuelto con el contrabando desde principios de los setenta, principalmente en Ecuador, para luego operar en México.

La Drug Enforcement Administration de los Estados Unidos (DEA) en 1982 descubrió sus operaciones de lavado de dinero en San Diego. El 7 de abril de 1985, Fonseca y sus cuerpos de seguridad fueron localizados en Puerto Vallarta por el Ejército Mexicano, por lo que su casa fue rodeada y él fue hecho prisionero. Fonseca es tío de Amado Carrillo Fuentes.


Ernesto Fonseca Carrillo, apodado Don Neto y considerado como el padrino de la mafia mexicana, acusó el martes a su compatriota Rafael Caro Quintero de haber asesinado al agente antidroga estadounidense Enrique Camarena Salazar. Fonseca acaba de ser detenido por la policía de México.Descubierto el asesino del agente antinarcóticos de EE UU

Don Neto declaró que Caro Quintero cometió el doble asesinato del agente antidroga estadounidense y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, en su domicilio de la ciudad de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco, el 9 de febrero de 1985. Ambos asesinatos fueron calificados de "grave error" por el capo de la mafia mexicana y originaron una profunda escisión entre los clanes que controlan en el mercado de narcóticos en México. Interrogado por agentes de la Interpol mexicana, Caro Quintero, de 29 años de edad, reconoció que, gracias al soborno, por valor de millones de dólares, a agentes y funcionarios de la policía mexicana, logró convertirse en uno de los hombres más influyentes en el mercado de la droga en México. Al parecer, los hermanos Javier y Eduardo Cordero Staufer, también detenidos, eran sus principales contactos financieros.

Las investigaciones de la policía mexicana condujeron también a la detención de siete agentes judiciales en Jalisco, dos de los cuales aseguraron que Caro Quintero asesinó a Camarena Salazar y a Zavala Avelar.

Caro Quintero negó rotundamente estar implicado en el asesinato del agente de la DEA y del aviador mexicano, al igual que los supuestos lazos con la mafia internacional. Afirmó que nunca secuestró a su compatriota Sara Cosio Martínez, de 17 años, porque, según él, "es su mujer".

Ayer, ante el juez penal, Pedro Elías Soto Lara, Caro Quintero rechazó los cargos -ocho delitos de que le acusa la Procuraduría General de la República- y afirmó que las declaraciones que hizo ante la Interpol fueron resultado de torturas.

Otras personalidades del negocio del narcotráfico que han salidoa la luz pública por el caso Camarena son los del hondureño José Ramón Mata Ballesteros y los de los mexicanos Miguel Félix Gallardo, Manuel Salcido, alias el Cochiloco, y Juan José Esparragoza, alias el Azul. Las autoridades antidrogas de los EE.UU., y de Costa Rica han sido informadas de las investigaciones.