Ernestina Sodi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ernestina Sodi
Nacimiento 24 de julio de 1960
México, D.F.
Nacionalidad Bandera de México Mexicana
Lengua materna Español
Obras notables Líbranos del mal

María Ernestina Leopoldina Amada Águeda Cristina Clementina Sodi Miranda[1] ( 24 de julio de 1960, México, D.F.) es una historiadora de arte, escritora, periodista y ex modelo mexicana, quién se hiciera famosa cuando fue elegida como Miss Distrito Federal en 1977.

Biografía corta[editar]

Ernestina Sodi Miranda es la tercera de las hijas del segundo matrimonio de Yolanda Miranda Mange y el científico y criminólogo mexicano Ernesto Sodi Pallares. Su abuelo fue el abogado Demetrio Sodi Guergue quién defendió a José de León Toral. Tiene de hermanas a Laura Zapata (del primer matrimonio de su madre) a Federica, Gabriela y Thalía Sodi. Estudio la escuela primaria en el colegio Tomas Alva Edison que se ubicaba en la colonia Santa María La Ribera, en la calle de Salvador Diaz Mirón frente a su domicilio conocido como la Casa De Los Perros. Es madre de la modelo y actriz Camila González Sodi, conocida como Camila Sodi, su segunda hija es Marina, ambas hijas de un abogado de nombre Fernando González Parra de quién se divorció luego de sufrir violencia física y psicológica por parte de él. Planeaba casarse de nuevo el 28 de mayo del 2011 con el empresario Mauricio Camps, pero sus planes nupciales fueron frustrados, ya que un día antes ala boda, fallece de un infarto su madre Yolanda Miranda. Aun así en pleno sepelio de su difunta madre, contrae nupcias con Camps, generando gran controversia. Ernestina creció en un rigor cultural fuerte por parte de su padre. Estudió con sus hermanas Gabriela y Federica en el Conservatorio Nacional de México. Es una intelectual del arte y de las letras, licenciada en Historia del Arte por el Instituto de Cultura Superior, profesora en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana y candidata al Doctorado en Letras Modernas por la misma universidad con la tesis "El mito, la tragedia y el drama en Tristan e Isolda" de Richard Wagner.

Secuestro[editar]

La noche del 22 de septiembre del año 2002, Ernestina Sodi se encontraba con su hermana mayor, Laura Zapata saliendo de un ensayo de una obra teatral.[2] Cuando estaban por subir al coche, la banda de secuestradores "Los Tiras" sorprendieron primero a Laura, quién ya la tenían identificada por ser la hermana de la millonaria Thalía. "Los Tiras" no tenían planeado secuestrar a Ernestina. Oyendo la palabra hermana, "Los Tiras" sabían que obtendrían más dinero secuestrando a las dos hermanas de 'La Bella', así que golpeadas y amedrentadas, fueron trasladadas a una casona que los secuestradores adaptaron para retener a las mujeres y donde permanecieron encerradas, con los ojos vendados, mientras los secuestradores iniciaban las negociaciones con la familia Sodi para pedir su rescate. Después de transcurridos 18 días, y al no obtener respuesta de los familiares de sus víctimas, los secuestradores liberaron primero a Laura Zapata. Sin embargo, Ernestina Sodi permaneció cautiva durante tres meses, hasta que su hermana menor, Thalía, completó la suma exigida.

Después del secuestro[editar]

Cuando las hermanas fueron liberadas, Ernestina Sodi se reunió con Manuel Ávila Camacho en una comida que tuvieron ella y su familia. Las Sodi creían que Laura había orquestado todo lo referente al secuestro. Además cuando Laura Zapata quiso montar su obra de teatro "Cautivas"[3] en donde plasmaría su horrible experiencia, nadie en su familia la apoyo ni asistieron al teatro a verla, pues no querían que su nombre saliera a relucir en la obra.

Desde ese crudo momento, la dinastía Sodi se rompió. Muchas especulaciones salían a la luz y todos los medios de comunicación y espectáculos se enfocaban en la relación de Laura, Ernestina y Thalía. Laura manifestó su "coraje" hacía Thalía, pues según no entendía que, si teniendo tanto dinero y siendo esposa del magnate Tommy Mottola, no quería pagar su rescate. Por su parte Ernestina tenía la idea de que todo el secuestro fue un plan de Laura.

Hasta la fecha, Laura muestra su desinterés al querer reconciliarse con sus hermanas[4] y más cuando en el 2006, Ernestina inmortalizo en un libro escrito por ella los momentos más difíciles del cautiverio, incluyendo la violencia sexual de la que fue víctima. Al respecto, Zapata manifestó tener pena y vergüenza por su hermana, quien decidió revelar que fue violada sexualmente en su libro Líbranos del mal.[5]

Sin embargo, a pesar de las diferencias de Laura, Ernestina y Thalía siempre mantuvieron buena relación y siempre se apoyaron en todo momento. La madre de todas, doña Yolanda Miranda, ha intentado volver a reunir a sus hijas, pero siempre Laura evade esa posibilidad.

En noviembre del 2008, Gabriela Sodi, otra hermana, salió a la luz y expreso su también distanciamiento con sus hermanas Thalía y Ernestina y hasta con su madre Yolanda, dando a entender que el conflicto no fue solo con Laura, sino con la mayoría de las hermanas Sodi (a excepción de Federica Sodi, quién siempre se mantuvo neutral en la situación que dividía cada vez más a sus hermanas), pues según declaraciones de Gabriela, su madre Yolanda siempre se enfocó más en Thalía, en su carrera y en ser su representante que en el resto de sus hijas. Inclusive se sabe que cuando doña Yolanda contrajo nupcias con Ernesto Sodi, mandó a vivir a Laura con su abuela doña Eva Mange, dando a entender que no quería que viviera con su pareja ni que conviviera con sus hermanas.[6]

Referencias[editar]