Erich Kempka

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Erich Kempka al volante junto a Hitler

Erich Kempka (Oberhausen, Renania-Alemania; 16 de septiembre de 1910Friburgo de Brisgovia, 24 de enero de 1975) fue el último chofer personal de Adolf Hitler asignado a la plana mayor del Reichstag.

Biografía[editar]

Erich Kempka nació en el seno de una modesta familia minera compuesta por 9 hermanos en la región de Renania, asistió a la escuela técnica donde aprendió la profesión de electricista automotríz. Se une al NSDAP en mayo de 1930 y oficia de chofer hasta 1932 bajo las órdenes del gauleiter Tervoben, quien lo recomienda ante Hitler y este lo selecciona personalmente siendo aceptado en el cuerpo de choferes, como chofer personal de reemplazo del Führer junto a Julius Schreck quien a su vez había reemplazado a Emil Maurice, el primer chofer de Hitler.

Posteriormente en mayo de 1936, cuando Schreck fallece de meningitis Kempka pasó a ser Jefe del Parque Móvil de la Cancillería del Reich, teniendo a cargo el mantenimiento de los 8 vehículos oficiales del Führer y otros 40 vehículos de líderes del régimen. Fue ascendido a Sturmbannführer. Kempka recorrió miles de kilometros junto a Hitler ganándose la entera confianza del líder, casi siempre estaba acompañado de su guardaespaldas Rochus Misch.

Sus dependencias estaban ubicadas en el sótano de la cancillería que estaba conectada al búnker mediante un pasillo. Kempka además coordinaba la logística de transporte del abastecimiento de la cancillería y de las dependencias de Hitler. Usualmente, Kempka compartía el almuerzo con las secretarias y junto a Hitler en el búnker.[1]

Erich Kempka conduciendo un Mercedez-Benz 700 K llevando a Hitler y Mussolini (1938)

Durante los últimos días del Reich, Kempka coordinó la salida de los funcionarios autorizados por Hitler para abandonar la capital, pero él ni su personal a cargo estaban autorizados para dejar la cancillería. El 29 de abril, Kempka dio información sobre la ubicación de Hermann Fegelein, quien estaba siendo buscado por órdenes de Hitler ante la traición de Himmler.

Hacía el mediodía del 30 de abril de 1945, recibió la insólita instrucción de parte de uno de los ayudante de Hitler, Otto Günsche, de subir 5 bidones de 40 L de gasolina hacía la escalera de salida al jardín del búnker de Hitler. Kempka solo alcanzó a recolectar unos 160 L de combustible que tuvo que subir junto a 5 hombres. Sobre las 16 horas, Günshe le informó que Hitler había muerto, Kempka ayudó a Günsche, Bormann y a Linge a sacar los cuerpos de Hitler y Eva Braun al patio para ser posteriormente rociados con gasolina e inflamados, él mismo vertió el combustible y acercó la cerilla encendida que inició la cremación del líder nazi. Posteriormente Kempka debió subir más combustible para la quema de archivos del búnker y de los cuerpos de Joseph Goebbels y esposa.[2]

El 1 de mayo, ante la inminencia del avance ruso hacía la cancillería, Kempka ayudó a evacuar a los mecánicos y ayudantes del garaje del búnker hacía la estación del metro de Friedrichstrasse donde no pudo avanzar debido a la intensidad del combate callejero, por lo que estuvo junto a varias personalidades y administrativos del régimen de Hitler en ese lugar casi toda la noche. El 2 de mayo, una columna de tanques King Tiger apareció frente a la salida de la estación y Kempka junto a Martin Bormann y el doctor Ludwig Stumpfegger siguieron detrás de uno de los tanques que avanzaban hacía el puente de Weidendammer; apenas hubieron avanzado unas decenas de metros un obús impactó de lleno el tanque y Kempka quien iba a píe al costado de este resultó lanzado por la explosión y quedó semi-insconciente y a duras penas logró volver hacía la estación. Fue detenido por soldados rusos, cuando Kempka vestía ropas de civíl pero fue liberado después de demostrar que no era un militante del Werwolf. Finalmente fue detenido por tropas norteamericanas en Berchtesgaden y enviado a un campo de concentración de Zalsbürg.´

Firma de Erich Kempka

Fue puesto en libertad en octubre de 1947 y durante la post-guerra fue miembro de asociaciones pro-nazis, escribió un libro con sus memorias llamado " Ich habe Adolf Hitler verbrannt" (yo quemé a Hitler) que narra detalles triviales acerca de su relación con Hitler hasta el último día de vida del líder. Erich Kempka falleció en 1975, en Freiberg am Neckar a los 64 años de edad.

Referencias[editar]