Equus hemionus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Onagro
Equus hemionus kulan.JPG
Equus hemionus kulan
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Perissodactyla
Familia: Equidae
Género: Equus
Especie: hemionus
Pallas, 1775
Distribución
Onager Habitat.png
Subespecies
Ver texto
Sinonimia
  • Equus bahram (Pocock, 1947)
  • Equus bedfordi Matschie, 1911
  • Equus blanfordi (Pocock, 1947)
  • Equus castaneus Lydekker, 1904
  • Equus dzigguetai (Wood, 1879)
  • Equus ferus Erxleben, 1777 [nomen oblitum]
  • Equus finschi Matschie, 1911
  • Equus hamar C.H. Smith, 1841
  • Equus hemionos Boddaert, 1785
  • Equus hemippus. I. Geoffroy Saint-Hilaire, 1855
  • Equus indicus George, 1869
  • Equus indicus (Sclater, 1862) [nomen nudum]
  • Equus khur Lesson, 1827
  • Equus kulan (Groves & Mazák, 1967)
  • Equus luteus Matschie, 1911
  • Equus onager Boddaert, 1785
  • Equus onager Pallas, 1777 [unavailable]
  • Equus syriacus Milne-Edwards, 1869
  • Equus typicus Sclater, 1891

El asno salvaje asiático (Equus hemionus), también llamado hemión u onagro, es una especie de équido de las estepas y montañas de Asia similar al asno doméstico, pero más robusto y de mayor cabeza y tamaño corporal en general que éste.

Etimología[editar]

«Hemión» y «onagro» son palabras procedentes del griego que significan, respectivamente, «medio-asno» y «asno salvaje».

Descripción[editar]

Los hemiones se diferencian también de los asnos africanos en el menor tamaño de las orejas y la ausencia de rayas negras en los pies (característica perdida también por la mayoría de los burros domésticos). El color y longitud del pelo varía según los ejemplares y las subespecies, oscilando entre el blanco amarillento y el negro, aunque el leonado es el más frecuente. Su altura en la cruz es de 1,3 m aproximadamente.

Estos animales son bastante veloces, llegando hasta los 70 kilómetros por hora en tramos cortos, y también muy resistentes, capaces de moverse por el desierto a velocidades de más de 20 km/h durante 120 minutos mientras buscan nuevas pozas de agua donde abrevarse y poder alimentarse de hierbas o arbustos.

Pueden pasar bastante tiempo sin beber, aunque su resistencia es menor que la de otros animales presentes en su mismo hábitat, como el camello bactriano. Por esta razón, los asnos salvajes asiáticos suelen encontrarse cerca de las acumulaciones de agua que frecuentan, y que no abandonan a menos que sea estrictamente necesario.

Taxonomía[editar]

Debido a lo amplio de su distribución, los asnos asiáticos se han ramificado en multitud de subespecies que en la actualidad han quedado aisladas debido a su desaparición de muchas regiones, con lo que se ha acelerado el proceso de especiación. Las subespecies tienen tantas diferencias externas que en algunos casos (e incluso todos) se ha sugerido su adscripción a nuevas especies. Por ahora, el consenso es el de considerarlas subespecies, de las que se han nombrado un total de seis:

  • El onagro persa o simplemente onagro (la subespecie Equus hemionus onager que suele acaparar este nombre) es la más conocida y mejor estudiada. Hasta el siglo XIX se encontraba presente en casi toda Persia, Kazajistán e incluso en las estepas de la Rusia europea y Ucrania, pero su distribución se ha reducido tanto que hoy sólo se le encuentra en áreas protegidas del noroeste de Irán y Uzbekistán. Se caracteriza por su pelo leonado muy corto y crines oscuras.
  • El asno salvaje indio (Equus hemionus khur), llamado también khur o ghorkar, es una subespecie de pelaje gris corto que se encuentra en estado crítico, al igual que el onagro. Habita en las llanuras de Pakistán y el noreste de la India.
  • El asno salvaje sirio (Equus hemionus hemippus) era similar al onagro, pero de tamaño más pequeño y pelo más claro. Con una altura de unos 100 cm hasta la cruz, era la subespecie de menor tamaño de los asnos salvajes asiáticos. Presentaba, además, otros rasgos típicos, tales como el perfil nasal, curvado hacia dentro, las orejas de pequeño tamaño y los cascos de borde oscuro. Hasta el siglo XVIII se le podía encontrar en varias zonas de Oriente Próximo, como Siria, Mesopotamia y Arabia, pero declinó rápidamente en el siglo siguiente. Parece ser que el último ejemplar conocido en libertad fue cazado en 1927 cuando bajaba a beber al oasis Al Ghams, cerca del Lago Azrak en Jordania, el último espécimen cautivo murió ese mismo año en el parque zoológico de Schönbrunn en Viena. Fue domesticado - algo único entre los hemiones - durante un breve periodo en Sumer hacia el 2600 a. C., donde se le usó para tirar de los carros.
  • El kiang (Equus hemionus kiang) es la subespecie que con más frecuencia se separa del resto en algunas clasificaciones como especie distinta. Es un asno de pelo oscuro y lanoso que vive en las montañas del Tíbet, a veces a grandes alturas no alcanzadas por la mayoría de los ungulados. Es el asno asiático de distribución más grande y uno de los más abundantes, pues se halla en el norte de Pakistán e India, en Nepal y el oeste de China.
  • El kulan (Equus hemionus kulan) sobrevive hoy en día en algunos parques zoológicos y reservas protegidas de Turkmenistán. Es probablemente el hemión más amenazado de todos.

Distribución y hábitat[editar]

Onagros en el desierto.

Hasta el siglo XVIII tenía una distribución prácticamente uniforme que se extendía desde Anatolia y las estepas de Rusia meridional hasta Manchuria, pero en la actualidad se encuentra muy restringido a varias zonas aisladas dispersas por esta área.

Comportamiento[editar]

Esta especie forma grupos de menos de 12 individuos dirigidos por un macho dominante o semental que es el único autorizado a reproducirse y defiende su harén de otros machos adultos. El apareamiento se produce en la estación húmeda y las hembras dan a luz una única cría cada dos años que abandona el grupo al llegar a la madurez, garantizando así el intercambio genético entre las distintas poblaciones.

El onagro cuenta con el lobo y el hombre como únicos enemigos. Éste último lo ha cazado desde el Paleolítico por su carne y su piel, además de competir con él por los pastos para sus animales domésticos. Debido a ello, esta especie está en grave peligro de extinción, su distribución fragmentada y con un número de individuos en estado salvaje que apenas ronda los 1000.

Los hemiones, a pesar de ser montaraces, son fácilmente domesticables, puesto que ya se tenía registro de su empleo en la Baja Mesopotamia (3.500 a 3.000 a.c.). [2]

Referencias[editar]

  1. Plantilla:IUCN 7951
  2. Salvat Editores, ed. (1966). Enciclopedia Monitor 7 (Salvat Editores Argentina-España-Italia edición). Salvat. 

Enlaces externos[editar]