Equilibrio general dinámico estocástico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los modelos de equilibrio general dinámico estocástico (abreviado EGDE por sus siglas - DSGE o SDGE en inglés) son una sub-clase de modelos económicos de equilibrio general aplicado. Los modelos EGDE originalmente intentan explicar fenómenos económicos agregados como el crecimiento económico (como en los trabajos pioneros de Robert M. Solow, Frank P. Ramsey o David Cass entre otros) o los ciclos económicos (ver en particular los trabajos de Edward C. Prescott y Finn Kydland), así como la evaluación de los efectos macroeconómicos de la política monetaria y la política fiscal. Una de las principales ventajas de los modelos EGDE es que evitan los problemas señalados por la crítica de lucas (Woodford, 2003, p. 12)

Estructura de los modelos EGDE[editar]

Quizás la característica diferencial de los modelos EGDE es que son dinámicos, es decir, el valor de las variables económicas presentes están ligadas a su valor en el futuro. Por ejemplo, el capital agregado de la economía mañana depende del capital que la economía posea en el momento actual y la cantidad que los individuos decidan ahorrar. Además, los modelos EGDE son estocásticos o aleatorios porque en su formulación se incluye una fuente de incertidumbre que puede ser de índole diversa: variaciones en la productividad total de los factores o en la relación de intercambio entre las exportaciones e importaciones de un país o, quizás, errores en la toma de decisiones de política económica que no son anticipados. Esto es lo que les diferencia de los modelos de equilibrio general walrasiano o los modelos de equilibrio general computable. Los modelos EGDE ofrecen una alternativa frente a los modelos econométricos de predicción macroeconómica, utilizados por los bancos centrales durante los años setenta (siguen siendo utilizados) para estimar las correlaciones dinámicas entre variables económicas de interés para la elaboración de la política monetaria. Frente a dichos modelos que, a veces, incluían miles de variables en sus ecuaciones, los modelos EGDE son simples dado que incluyen decenas o centenares de variables a lo sumo ya que son más difíciles de resolver. Lo que los modelos EGDE sacrifican en ambición lo ganan en consistencia lógica pues dichos modelos definen de forma muy precisa qué es una economía, quiénes participan en la misma y cómo establecen las relaciones de intercambio entre sí. En general, todo modelo EGDE define tres grupos de variables:

  • Preferencias. Los objetivos de los agentes deben definirse de forma precisa. Por ejemplo, los hogares maximizarían una función de utilidad sobre un conjunto de variables (diversos bienes de consumo, ocio...) Las empresas, si las hubiere, maximizarían sus beneficios.
  • Tecnología. Las posibilidades productivas de la sociedad deben ser definidas de forma precisa también. En general, esto se consigue mediante una función de producción que determina cuánto se puede producir con cada combinación de factores de producción. Al definir la tecnología debe incluirse cualquier cosa que pudiera afectar las decisiones de los agentes, por ejemplo: costes de ajustar el capital o el empleo.
  • Marco institucional. Los agentes interactúan en un entorno que debe ser definido de forma precisa. La naturaleza del marco institucional depende de cada modelo y puede ser tan sencilla como una restricción presupuestaria que los hogares afrontan a sofisticadas reglas de política fiscal o monetaria.

Ventajas y desventajas de los modelos EGDE[editar]

Al definir las preferencias (lo que los agentes quieren), la tecnología (lo que los agentes pueden producir) y las instituciones (cómo interactúan los agentes entre sí) es posible, en teoría, aunque a veces en la práctica se afrontan dificultades técnicas considerables, resolver cualquier modelo EGDE para elaborar predicciones sobre las variables económicas que se hayan definido. Además pueden realizarse contrafactuales sobre cuál sería el efecto de un cambio de instituciones, lo que es teóricamente imposible en modelos de forma reducida como los modelos econométricos de predicción. Dada la dificultad de elaborar modelos EGDE precisos, los bancos centrales recurren con frecuencia a los modelos econométricos para realizar predicciones a corto plazo. Sin embargo, es cada vez más frecuente que para analizar un cambio de política económica se utilicen modelos EGDE porque como definen de forma precisa las preferencias de los agentes económicos es posible plantearse si el cambio de política mejora o empeora la situación inicial de los agentes, es decir, si las políticas económicas son óptimas de Pareto o cualquier otro criterio de bienestar social que se utilice.

Modelos EGDE y escuelas de pensamiento económico[editar]

En la actualidad hay dos escuelas de pensamiento económico enfrentadas que utilizan ésta metodología:

  • Teoría Neokeynesiana. Utilizando la misma clase de modelos EGDE que la teoría del ciclo real, asume en cambio que los precios se establecen en una estructura de mercado de competencia monopolística. Bajo dicho supuesto los precios no pueden ajustarse sin algún coste. Rotemberg y Woodford (1997) son los primeros economistas que introducen este marco analítico. También se pueden encontrar explicaciones en el libro de texto de Galí (2008) y las implicaciones para la política monetaria se resumen en Clarida et al. (1999).

Bibliografía[editar]

  • Bank of England (2005), 'The Bank of England quarterly model': http://www.bankofengland.co.uk/publications/other/beqm/index.htm (See especially Chapters 1 and 3.)
  • Fabio Canova (2007), Methods for Applied Macroeconomic Research. Princeton University Press, ISBN 0-691-11504-4.
  • Richard Clarida, Jordi Gali, and Mark Gertler (1999), 'The science of monetary policy: a New-Keynesian perspective.' Journal of Economic Literature 37, pp. 1661-707.
  • Thomas Cooley, ed., (1995), Frontiers of Business Cycle Research. Princeton University Press, ISBN 0-691-04323-X.
  • DeJong, D. N. with C. Dave (2007), Structural Macroeconometrics. Princeton University Press, ISBN 0-691-12648-8.
  • Galí, Jordi (2008), Monetary Policy, Inflation, and the Business Cycle. Princeton University Press, ISBN 978-0-691-13316-4.
  • Finn Kydland and Edward Prescott (1982), 'Time to build and aggregate fluctuations.' Econométrica 50, pp. 1350-72.
  • Robert E. Lucas, Jr. (1976), 'Econometric policy evaluation: a critique.' Carnegie-Rochester Conference Series on Public Policy' 1, pp. 19-46.
  • Julio Rotemberg and Michael Woodford (1997), 'An optimization-based econometric framework for the evaluation of monetary policy.' NBER Macroeconomics Annual 12, pp. 297-346.
  • Michael Woodford (2003), Interest and Prices: Foundations of a Theory of Monetary Policy. Princeton University Press, ISBN 0-691-01049-8.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Society for Economic Dynamics - Página web de la Sociedad de Economía Dinámica, dedicada a la investigación de modelos dinámicos en economía
  • DSGE-NET - International Network for DSGE modeling, monetary and fiscal policy