Epidota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Epidota
Epidote Oisans.jpg
Epidota
General
Categoría Minerales sorosilicatos
Clase 9.BG.05a (Strunz)
Fórmula química Ca2Fe3+Al2(Si2O7)(SiO4)O(OH)
Propiedades físicas
Color Verde pistacho
Raya De blanco a gris
Sistema cristalino Monoclínico 2/m
Hábito cristalino Cristales prismáticos o tabulares
Fractura Fácil siguiendo el eje longitudinal, concoidea
Dureza 6-7
Peso específico 3.3-3.5
Pleocroísmo Verde, amarillo y marrón
Minerales relacionados
Allanita
Variedades principales
Clinozoisita Epidota de color blanquecino debido a su bajo contenido en Fe
Piemontita Epidota rica en manganeso
para los dioses griegos, ver Epidotas

La epidota es un mineral sorosilicatado de calcio, aluminio y hierro, que responde a la fórmula Ca2(Al, Fe)3(SiO4)3(OH). Cristaliza en el sistema monoclínico. Posee cristales bien formados con cierta frecuencia, comúnmente con un hábito prismático, con una dirección de elongación perpendicular al plano, único, de simetría. Sus facetas están habitualmente estriadas en profundidad. La mayoría de los caracteres de los minerales, como el color, las constantes ópticas, y la gravedad específica varían dependiendo del contenido en hierro. Su dureza es de 6,5. El color es verde, gris, marrón o casi negro, pero lo más común es que posean un brillo característico verdoso, con matices amarillentos o pistacho. El pleocroísmo es fuerte, y los colores pleiocroicos son el verde, amarillo y marrón. Sin embargo, la clinozoisita, un tipo de epidota, es blanca o rosa pálido, debido a su bajo contenido en hierro; posee la misma composición química, de hecho, que el mineral zoisita.

Descripción y aplicaciones[editar]

La epidota es un componente común de las rocas, pero su origen es secundario. El mineral se forma cuando las calizas y esquistos sufren metamorfismo. También puede surgir por alteración hidrotermal de feldespatos, micas, piroxenos, anfíboles, granates y otros, componentes todos ellos de las rocas ígneas.

Existe una roca, la epidosita, muy ligada al mineral, puesto que está formada por cuarzo y epidota.

Los ejemplares descritos con mejor cristalización se encuentran en: Großvenediger (Salzburgo), con cristales de asbesto, adularia, calcita y apatito; en Traversella (Piedmont); Arendal en Noruega; Le Bourg-d'Oisans en Dauphiné; Haddam en Connecticut; y, por último, en la Isla del Príncipe de Gales en Alaska existen muestras con grandes cristales verdes de estructura tabular con cobre y oro, procedente de calizas que han sufrido metamorfismo.

Se trata de un mineral transparente, con cristales de un color verde oscuro. En Brasil se han empleado como gemas ocasionalmente.

Isomorfos[editar]

Existen dos isomorfos de la epidota: la piemontita y la allanita, que se consideran epidotas de manganeso y cerio, respectivamente.

La piemontita posee cristales monoclínicos de color rojo oscuro, de tamaño pequeño; procede de minas de manganeso en San Marcel, cerca de Piedmont, y de esquistos cristalinos de algunos lugares de Japón. El color púrpura del pórfido rosso antico egipcio se debe a la presencia de este mineral.

La allanita posee la misma fórmula general que la epidota, pero contiene minerales del grupo del cerio. Posee una apariencia distinta de la epidota, con un color negro o marrón oscuro y un tono opaco; cristaliza con dificultad, por lo que suele dar lugar a minerales amorfos. El pleocroísmo es muy fuerte, virando hacia el rojo, amarillo y gris. Pese a que es un mineral raro en abundancia, se distribuye ampliamente por el mundo, especialmente junto a gneis, granitos, sienitas, riolitas y andesitas. Su descubridor fue Thomas Allan que, en 1808, describió la allanita en el este de Groenlandia.

Una variante hidratada de cristales prismáticos de la allanita, por tanto una epidota rica en cerio también, es la ortita, descrita en Suecia por Jöns Berzelius en 1818.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]