Epístola decretal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una epístola decretal (en latín episola decretalis o litteræ decretales) es una carta mediante la cual el Papa, en respuesta a una petición, dicta una regla en materia disciplinaria o canónica. La decretal puede tratar de un asunto general o particular, y se diferencia del decreto pontificio en que el Papa lo dicta por su propio poder.

Recopiladas por los canónigos conjuntamente a los decretos conciliares, participan de la elaboración del derecho canónico de la Edad Media. Entre las complilaciones más célebres, se pueden citar las de Burchard de Worms y de Yves de Chartres, así como el Decreto de Graciano.

Decretales[editar]

Son colecciones de epístolas o decisiones pontificias.

Comúnmente, se conocen con este nombre a cinco colecciones que forman parte del derecho canónico y que son las siguientes:

Falsas decretales[editar]

Se conocen como falsas decretales o pseudodecretales a la colección de epístolas y decisiones apócrifas de los papas dadas a luz como auténticas por Isidoro Mercator con el fin de ensanchar la autoridad pontificia a costa de la de los diocesanos y metropolitanos. Se publicó por primera vez en Alemania a comienzos del siglo IX y, aunque posteriormente se probó su falsedad, continuó teniendo fuerza y sirviendo de apoyo a varias prerrogativas de la sede romana.

Referencias[editar]

  • El contenido de este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico Gaspar y Roig de 1870, el cual se encuentra en el dominio público.