Eoraptor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Eoraptor
Rango temporal: 231,4 Ma-225 Ma
Eoraptor resto. 01.png
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Saurischia
Suborden: Theropoda?
Género: Eoraptor
Especie: E. lunensis
Nombre binomial
Eoraptor lunensis
Sereno et al, 1993

Eoraptor ("cazador del alba o ladrón del amanecer") es un género representado por una única especie de dinosaurio saurisquio, probablemente prosauropodo, que vivió a finales del período Triásico, hace aproximadamente 230 y 225 millones de años, en el Carniano, en lo que hoy es Sudamérica. Eoraptor lunensis significa el "primer ladrón del Valle de la Luna", denotando el nombre de la especie lunensis donde fue descubierto originalmente y el nombre génerico de la combinación de las palabras en griego Eo que significa amanecer y de la latina raptor, ladrón. Los paleontólogos creen que el Eoraptor es lo más semejante al antepasado común de todos los dinosaurios. Pero se han hallado otros dinosaurios aún más antiguos. Se sabe de varios esqueletos bien preservados.

Descripción[editar]

Un Eoraptor adulto medía aproximadamente 1 metro de longitud y 30 centímetros de altura, con un peso estimado de 10 kilogramos. Poseía extremidades delanteras más bien largas, manos provistas de cinco dedos (con dos de ellos vestigiales), patas adaptadas para la velocidad con 4 dedos, una cola que al correr se mantenía tiesa equilibrando la parte delantera de su cuerpo, un cuello corto, un cráneo alargado y pequeño y un cuerpo liviano.[1]

Comparación de tamaños entre un eoráptor y un ser humano.

Era un animal digitígrado, se apoyaba sobre la punta de los dedos de las patas traseras, lo que le permitía moverse a gran velocidad. Sus brazos eran solo de la mitad del tamaño de las patas, terminaban en tres dedos con garras, con lo que debió haber atrapado a sus presas.[1]

Eoraptor fue un carnívoro pequeño. Sus dientes y garras filosas demuestran un estilo de vida activo. Probablemente se alimentaba de reptiles y mamíferos pequeños, además de insectos. Sin embargo tenía una dentición heterodonta con dientes adaptados para comer carne y otros similares a los de los herbívoros, por lo que se ha sugerido que fuera omnívoro.

Tiene un amplio contacto entre los huesos del techo del cráneo por delante de los ojos, como en los prosaurópodos. Hay solamente tres vértebras en el sacro. La cresta deltopectoral corre hacia abajo por el eje del húmero, el fémur se modifica para la postura completamente erguida, y hay varios caracteres dinosaurianos en el tobillo, incluyendo un proceso ascendente en el astrágalo.[2]

Historia[editar]

Eoraptor lunensis fue descubierto en 1991, por Ricardo Martínez miembro del equipo de investigación de una campaña paleontológica organizada por la Universidad de Chicago y el Museo de Ciencias Naturales de San Juan en el Valle de la Luna, ubicado en la cuenca de Ischigualasto. Hace 220 millones de años atrás, el Valle de la Luna era un lugar con frondosos árboles, cubierto de vegetación y atravesado por numerosos ríos (algo extraño para un ambiente Triásico, que comúnmente era desértico y árido).

Modelo de cráneo de Eoraptor.

Después de 30 días de exploración Martínez notó una roca que le llamó especialmente la atención y, tras observarla detenidamente, descubrió que se trataba de un cráneo completo, del que sólo se podían observar algunos dientes. Junto al cráneo se encontraba el resto del esqueleto casi completo. El espécimen fue nombrado por los paleontólogos Sereno, P., Forster, C., Rogers, R. y Monetta, A. como Eoraptor en 1993, considerándoselo el dinosaurio más primitivo jamás descubierto.

Primer dinosaurio[editar]

Los científicos iniciaron una serie de revisiones y análisis de los huesos de este dinosaurio en 1993, estableciendo una datación que lo sitúa hace 228 millones de años. El contar con una datación absoluta de los estratos en los que se encontró Eoraptor permite ubicarlo entre los dinosaurios más antiguos conocidos. En coincidencia, muchas de sus características anatómicas demuestran rasgos extraordinariamente primitivos dentro de Dinosauria.

Restos fósiles de Eoraptor.

Su edad fue determinada por varios factores, especialmente porque carecía de las características especializadas de los grupos importantes de dinosaurios posteriores, incluyendo de características depredadoras especializadas. A diferencia de los carnívoros posteriores, careció una articulación deslizante en la articulación de la mandíbula inferior, con la cual podía sostener una presa grande. Además, solamente algunos de sus dientes estaban curvados y afilados, diferenciándose de los de un predador posterior. Eoraptor perteneció a un grupo importante de dinosaurios llamados los saurisquios. Sus estructuras de la cadera son similares a la del lagarto moderno. El hecho que el cráneo de Eoraptor poseyera algunos dientes del herbívoro y cinco dedos completamente desarrollados ha llevado a científicos a colocar Eoraptor como más primitivo que incluso Herrerasaurus. Solamente un prosaurópodo, descubiertos recientemente en Madagascar, sea probablemente más antiguo. Existe la posibilidad de que Staurikosaurus pueda ser más primitivo, pero es algo grande. Staurikosaurus parece tener características en común con los prosaurópodos y terópodos, que ha llevado a científicos a preguntar en como se relacionaba Eoraptor a otros dinosaurios primitivos;

Clasificación[editar]

Se sostiene que este animal, miembro del grupo de los primeros saurisquios, dio origen a todos los taxones posteriores de dinosaurios, ya que mantiene características diferenciales en común con cada uno de ellos. Sus mandíbulas poseían dientes muy variados, algunos afilados diseñados para cortar carne como los de los carnosaurios, otros curvados diseñados para triturar hierbas y plantas como los de los saurópodos y algunos en forma de hoja diseñados para arrancar ramas y agujas como los de los ornitópodos, por lo que se cree que pudo haber sido un omnívoro.

Modelo de Eoraptor en el Museo de Bruselas.

A Eoraptor se lo ha colocado en dos posiciones distintas en varios análisis cladisticos. Una posibilidad es que sea el terópodo más basal, fuera de un clado que contiene los herrerasáuridos y los avepoda.[3] [1] [4] [5] [6] [7] [8] [9] O como un grupo hermano del clado que incluye a los sauropodomorfos y terópodos, Eusaurischia.[10] [11] [12] [13] Ezcurra lo encuentra para ser el grupo de la hermano a los avepodos, mientras que los herrerasáuridos son básicos a Eusaurischia.[14]

Referencias[editar]

  1. a b c Sereno, Forster, Rogers and Monetta, 1993. Primitive dinosaur skeleton from Argentina and the early evolution of Dinosauria. Nature. 361, 64-66.
  2. Benton, M. J. (2006) The origin of the Dinosaurs. En (ColectivoArqueológico-Paleontológico Salense, Ed.): Actas de las III Jornadas sobre Dinosaurios y su Entorno. 1-10. Salas de los Infantes, Burgos, España
  3. Novas, 1993. New information on the systematics and postcranial skeleton of Herrerasaurus ischigualastensis (Theropoda: Herrerasauridae) from the Ischigualasto Formation (Upper Triassic) of Argentina. Journal of Vertebrate Paleontology. 13, 400-423.
  4. Novas, 1996. Dinosaur monophyly. Journal of Vertebrate Paleontology. 16, 723-741.
  5. Sereno, 1999. The evolution of dinosaurs. Science. 284, 2137-2147.
  6. Kischlat, 2000. Tecodoncios: A aurora dos Arcosaurios no Triassico. in Holz and De Rose (eds.). Paleontologia do Rio Grande do Sol. 273-316.
  7. Rauhut, 2003. The interrelationships and evolution of basal theropod dinosaurs. Special Papers in Palaeontology. 69, 1-213.
  8. Tykoski, 2005. Anatomy, ontogeny and phylogeny of coelophysoid theropods. PhD Dissertation. University of Texas at Austin. 553 pp.
  9. Ezcurra and Novas, 2006. Phylogenetic relationships of the Triassic theropod Zupaysaurus rougieri from NWArgentina. Historical Biology. iFirst Article, 38 pp. DOI 10.1080/08912960600845791.
  10. Langer, 2004. Basal Saurischia. In Weishampel, Dodson and Osmolska. The Dinosauria Second Edition. University of California Press. 861 pp.
  11. Yates, 2006. Solving a dinosaurian puzzle: the identity of Aliwalia rex Galton. Historical Biology. 2006, 1-31.
  12. Langer and Benton, 2006. Early dinosaurs: A phylogenetic study. Journal of Systematic Palaeontology. 4(4), 309-358.
  13. Smith, Makovicky, Hammer and Currie, 2007. Osteology of Cryolophosaurus ellioti (Dinosauria: Theropoda) from the Early Jurassic of Antarctica and implications for early theropod evolution. Zoological Journal of the Linnean Society. 151, 377-421.
  14. Ezcurra, 2006. A review of the systematic position of the dinosauriform archosaur Eucoelophysis baldwini Sullivan & Lucas, 1999 from the Upper Triassic of New Mexico, USA. Geodiversitas. 28(4),649-684.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]