Enrique II de Silesia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique II el Piadoso
Gran Duque de Polonia
Henryk Pobozny.jpg
Retrato de Enrique II del siglo XIX por Jan Matejko.
Información personal
Otros títulos Duque de Silesia
Reinado 1238-1241
Nacimiento ca. 1196/1207
Fallecimiento 9 de abril de 1241
Legnica
Predecesor Enrique I el Barbudo
Sucesor Conrado I de Masovia
Familia
Dinastía Piastas de Silesia
Padre Enrique I el Barbudo
Madre Eduviges de Andechs
Consorte Ana de Bohemia
Descendencia Gertrudis
Constanza
Boleslao II el Calvo
Miecislao
Enrique III el Blanco
Conrado
Isabel
Agnes
Vladislao
Eduviges

Enrique II el Piadoso (en polaco: Henryk II Pobożny, alemán: Heinrich II der Fromme) (ca. 1196/1207 - 9 de abril de 1241), de la línea silesiana de la dinastía Piast fue duque de Silesia en Breslavia y duque de Cracovia[1] y así Gran Duque de toda Polonia, así como duque del sur de la Gran Polonia[1] desde 1238 hasta su muerte. En 1238-1239 él también sirvió como regente de otros dos ducados Piast: Sandomierz y la Alta Silesia de Opole-Raciborz.

Primeros años y co-gobernante con su padre[editar]

Enrique fue el hijo del gran duque polaco Enrique I el Barbudo,[1] duque de Silesia-Breslavia, con su esposa (y después santa) Eduviges de Andechs, hija del duque Bertoldo IV de Merania. Él fue el segundo hijo de la pareja ducal, pero pronto se convirtió en el mayor de los hijos de la familia cuando el primogénito Boleslao murió en 1206. Siete años después (1213) la muerte de su hermano más joven Conrado el Rizado durante una cacería dejó a Enrique como único heredero de la Baja Silesia. Alrededor de 1218 su padre arregló su matrimonio con la princesa Ana,[2] hija del rey Otakar I de Bohemia, esta unión con la real dinastía Přemyslidas permitió a Enrique II participar activamente en la política internacional.

Enrique I el Barbudo rápidamente comenzó sus esfuerzos para designar a su único hijo superviviente como heredero universal de su patrimonio, y desde 1222, el joven príncipe parece haber firmado documentos junto con su padre. Dos años después, él tenía un sello independiente y su propio notario.[3] En 1227, durante una reunión de los duques de Piast en Gąsawa, Enrique el Barbudo y el gran duque Leszek I el Blanco fueron atrapados en una emboscada, como resultado de esto Leszek fue asesinado y el duque silesiano fue herido de gravedad; esta fue la primera vez que el gobierno se apoyaba en los hombros del joven Enrique. La segunda vez ocurrió dos años después, cuando Enrique el Barbudo fue capturado por el duque Conrado I de Mazovia. Durante estas regencias el desempeño de Enrique II fue perfecto, gracias a los primeros años cuando su padre le confió este tipo de responsabilidad. Durante 1229-1230, él dirigió una expedición militar para recuperar y asegurar la posesión del territorio de Lubusz, y en 1233-1234 Enrique apoyó activamente los asuntos de su padre en Prusia y la Gran Polonia.[4] El incremento y la estrecha cooperación con su padre resultaron en el nombramiento oficial de Enrique como co-gobernante con su padre en 1234. Después de eso llegó la separación formal de poderes: Enrique el Barbudo fue nombrado como duque de Cracovia y Silesia, y Enrique como duque de Silesia y la Gran Polonia. Sin embargo, su reinado único tuvo que esperar hasta la muerte de Enrique el Barbudo el 19 de marzo de 1238.

Reinado único[editar]

Máxima expansión del reino de Enrique II.

Aunque en el momento de la muerte de su padre Enrique II tenía unos cuarenta años de edad, él tomó posesión de su herencia con algunas complicaciones. En realidad, el primer problema fue la cuestión de su sucesión. La fuerte autoridad del gran duque Enrique I el Barbudo podría garantizar un auténtico estado hereditario en su línea de sangre sólo en la Baja Silesia. El sur dela Gran Polonia y la provincia señorial en Cracovia fueron gobernados por elección entre los príncipes Piast, aunque existía un testamento del difunto duque de la Gran Polonia y Cracovia, Vladislao III Piernas Largas, que había dejado todas sus tierras a Enrique I el Barbudo. Sin embargo, la voluntad fue ignorada por el duque Conrado de Mazovia y el sobrino de Vladislao III Vladislao Odonic.

En el caso del ducado en la Alta Silesia de Opole-Raciborz y el ducado de Sandomierz, Enrique podría conservar su autoridad como regente durante la minoría edad de sus gobernantes Miecislao II el Gordo y Boleslao V el Casto.[5] Sin embargo un año después (1239) Enrique se vio obligado a renunciar a la regencia, aunque él permaneció en buenos términos con los duques de Opole y Sandomierz y también logró conservar en la Gran Polonia Kalisz y Wieluń.

La situación en el noroeste fue más complicada: el margrave Otón III de Brandeburgo, usando la muerte de Enrique el Barbudo como pretexto, tomó la importante fortaleza en la Gran Polonia de Santok y sitió Lebus. Además de esto, Enrique II también heredó de su padre las disputas con Conrado de Mazovia y Vladislao Odonic y con la Iglesia, dirigido por Pelka, arzobispo de Gniezno, que demandó los beneficios prometidos por Enrique I el Barbudo. Afortunadamente para Enrique II, la situación cambió inesperadamente después de la muerte de Vladislao Odonic el 5 de junio de 1239, dejando dos hijos menores, Przemysl I y Boleslao el Piadoso. Utilizando estos circunstancias, el duque silesiano tomó la mayoría de las posesiones de Odonic (incluyendo Gniezno), dejando a los hijos de Odonic Nakło nad Notecią y Ujście.

Los siguientes movimientos de Enrique, sin embargo, fueron peligrosos: él abandonó la tradicional alianza de su familia con la imperial casa de Hohenstaufen y apoyó al Papa Gregorio IX, que inmediatamente terminó sus disputas con la Iglesia. Después, para poner fin a sus conflictos con Conrado de Mazovia, Enrique arregló los matrimonios de dos de sus hijas con dos de los hijos de Conrado: la mayor, Gertrudis, con Boleslao, y la segunda Constanza, con Casimiro I de Cuyavia. En 1239, Enrique II finalmente perdió la fortaleza Santok ocupada por Brandemburgo tras su derrota en la Batalla de Lebusz.

Batalla de Liegnitz y muerte[editar]

En el Este, un nuevo rival peligroso apareció: los mongoles,[1] bajo el liderazgo de Batu Khan, quien, después de la invasión de la Rus de Kiev[6] escogió como el próximo objetivo el Reino de Hungría. Batu Khan reconoció acertadamente que en caso de guerra con Hungría primeramente él tenía que tomar el control de Polonia. De esta manera él envió allí un ejército de 10.000 hombres bajo el liderazgo de Orda Khan.[6] Ya en enero de 1241 Batu había enviado algunas tropas de reconocimiento a Lublin y Zawichost, pero la verdadera invasión fue lanzada un mes después. En la Pequeña Polonia los mongoles no tuvieron un oponente efectivo, derrotando y matando a casi toda la nobleza de Cracovia y Sandomierz en la batalla de Tursko (13 de febrero) y las batallas de Tarczek y Chmielnik (18 de marzo) donde, entre las víctimas, estaban el voivoda de Cracovia, Wlodzimierz y el castellano Clemente de Brzeźnica. Después de esto toda la Polonia Menor, incluyendo Cracovia y Sandomierz, estaba en manos de los mongoles.

Enrique no esperó por la ayuda prometida de los gobernantes occidentales y comenzó a concentrar las sobrevivientes tropas de la Baja Polonia y su propia Silesia y las tropas de la Gran Polonia en Legnica.[6] Los gobernantes europeos, más interesado en las luchas entre el Imperio y el Papado, hicieron caso omiso de las peticiones de ayuda de Enrique. Las únicas tropas extranjeras que se unieron a él fueron el rey Wenceslao I de Bohemia y las fuerzas combinadas los caballeros templarios y hospitalarios, pero en el último momento ellos detuvieron sus tropas cerca de Legnica, probablemente por temor a que el ejército cristiano se convirtiera en una presa fácil para las tropas mongolas. La batalla[1] tuvo lugar el 9 de abril de 1241; Enrique fue derrotado y muerto en acción.[6]

La derrota se atribuyó extensamente a los monarcas europeos, especialmente el emperador Federico II y el rey Bela IV de Hungría, quienes se negaron a ayudar, y la inesperada y humillante huida del primo de Enrique en la batalla de la Alta Silesia, Miecislao II el Gordo. Existen dos descripciones de la muerte de Enrique, una presentada por Jan Długosz (hoy considerado dudoso), y el segundo por C. de Brigia en su Historii Tartatorum, que, basandose en informes de testigos directos, es considerado más fiable. Afortunadamente para Polonia, los mongoles no tenían intención de ocupar el país, ya que poco después se fueron a través de Moravia a Hungría,[6] deseando conectarse con el ejército principal de Batu Khan. El cuerpo desnudo y decapitado de Enrique sólo pudo ser identificado por su esposa, gracias a un único defecto anatómico: en su pie izquierdo, él tenía seis dedos (polidactilia), que fue confirmado en la apertura de su tumba en 1832. Enrique fue enterrado en la cripta de la iglesia franciscana de los Santos Vicente y Jacobo en Breslavia.[7]

A pesar de gobernar por sólo tres años, Enrique permaneció en la memoria de Silesia, la Gran Polonia y Cracovia como el perfecto caballero cristiano y señor, cuya brillante carrera fue detenida por su prematura muerte. A su muerte, la línea de los Piasts silesianos fue fragmentado en numerosos duques de Silesia, que (excepto por el nieto de Enrique Enrique IV el Justo) ya no fueron capaces de prevalecer como los grandes duques polacos y posteriormente estuvieron bajo la influencia del vecino Reino de Bohemia.

Escudo de armas de los Piast de Silesia.

Matrimonio y descendencia[editar]

En 1218 Enrique se casó con Ana (ca. 1204 - 23 de junio de 1265), hija del rey Otakar I de Bohemia. Ellos tuvieron diez hijos:

  • Gertrudis (ca. 1218-1220 - 23/30 de abril de 1247), casada en 1232 con Boleslao I de Masovia.
  • Constanza (ca. 1221 -. Ca 21 de febrero 1257), casada en 1239 con Casimiro I de Cuyavia.
  • Boleslao II el Calvo (ca. 1220/25 - 25/31 de diciembre de 1278).
  • Miecislao (ca. 1223/27 - 1242).
  • Enrique III el Blanco (1227/30 - 3 de diciembre de 1266).
  • Conrado (1228-1231 - 06 de agosto ca. 1274).
  • Isabel (ca. 1232 - 16 enero 1265), se casó en 1244 a Przemysl I de la Gran Polonia.
  • Agnes (ca. 1236 -. 14 de mayo de 1278), abadesa de Santa Clara en Trebnitz (después de 1277).
  • Vladislao (1237 - 27 de abril 1270), canciller de Bohemia (1256), obispo de Passau (1265) y arzobispo de Salzburgo (1265-70).
  • Eduviges (1238-1241 ca. - 3 abril 1318), abadesa de Santa Clara en Breslavia.

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Lerski, 1996, p. 194
  2. Jasiński, 2007, pp. 94–97
  3. Rabiej, 1999, p. 394
  4. Rabiej, 1999, pp. 394–395
  5. Rabiej, 1999, p. 396
  6. a b c d e Lerski, 1996, p. 295
  7. Rabiej, 1999, pp. 399–400

Fuentes[editar]

  • Chrzanowski, Witold (2001). Henryk II Pobożny: najazd Mongolski na Polskę 1241 r (en polaco). Eventus. ISBN 8387997129. 
  • Maroń, Jerzy (2008). Legnica 1241 (en polaco). Bellona. ISBN 8311111715. 
  • Spencer, Tucker (2010). Battles That Changed History: An Encyclopedia of World Conflict (en inglés). ABC-CLIO. ISBN 1598844296. 
  • Lerski, George J. (1996). Historical Dictionary of Poland, 966-1945 (en inglés). Greenwood Press. ISBN 0-313-26007-9. 
  • Rabiej, Piotr (1999). «Henryk II Pobożny». Piastowie: leksykon biograficzny (en polaco). Kraków. ISBN 8308028292. 
  • Jasiński, Kazimierz (2007). Rodowód Piastów śląskich: Piastowie wrocławscy, legnicko-brzescy, świdniccy, ziębiccy, głogowscy, żagańscy, oleśniccy, opolscy, cieszyńscy i oświęcimscy (en polaco). Wydawnictwo Avalon. ISBN 8360448280. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Enrique I
Gran Duque de Polonia
Herb Polski.svg

1238 - 1241
Sucesor:
Conrado I