Enrique González Martínez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique González Martínez
Enrique Gónzalez Martínez Rotonda.jpg
Enrique González Martínez
Nacimiento 13 de abril de 1871
Guadalajara, Jalisco
Flag of Mexico.svg México
Defunción 19 de febrero de 1952
(80 años)
Ciudad de México Flag of Mexico.svg México
Nacionalidad Mexicano
Ocupación Poeta y diplomático mexicano
Género poesía

Enrique González Martínez (Guadalajara, Jalisco, México; 13 de abril de 1871 - México, D. F.; 19 de febrero de 1952), poeta, editorialista y diplomático mexicano, uno de los "siete dioses mayores de la lírica mexicana", en palabras del crítico Pedro Henríquez Ureña. Fue miembro de la generación del Ateneo de la Juventud y miembro fundador de El Colegio Nacional. Fue padre del poeta Enrique González Rojo, abuelo del poeta Enrique González Rojo Arthur y de la poetisa Ana Rosa González Matute; el escritor Salvador Elizondo es su sobrino nieto.

Primeros años[editar]

Recibió de su padre las primeras letras ingresando a la edad de diez años (1881) a la Preparatoria y al Seminario Conciliar y al mismo tiempo en el Liceo de Varones del Estado de Jalisco. En el año de 1893 se recibe de médico en la misma ciudad, en donde también publica algunos versos en revistas y periódicos. Al poco tiempo de recibirse fue nombrado profesor adjunto de fisiología en la Escuela de Medicina. Tras dos años de práctica profesional va a vivir a Culiacán, Sinaloa. En 1903 aparece su primer libro Preludios. En el estado de Sinaloa también se desempeñó políticamente como prefecto en diferentes distritos del Estado y como secretario general de gobierno. Con su tercer libro, Silenter, es recibido como miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Se establece en la ciudad de México y forma parte del Ateneo de la Juventud, del que llega a ser presidente (1912). Funda la revista literaria Argos (1912) y es editorialista del diario El Imparcial.[1]

Carrera política[editar]

En el ámbito político, durante el período de Victoriano Huerta tuvo el cargo de subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1913; al año siguiente fue secretario de gobierno del estado de Puebla, profesor de literatura francesa en la Escuela Nacional de Altos Estudios, jefe de clases de literatura y gramática y profesor de literatura mexicana en la Escuela Nacional Preparatoria, en el Distrito Federal. En 1917, al lado de Ramón López Velarde y Efrén Rebolledo, dirige la revista Pegaso. Ingresó en el Servicio Exterior Mexicano en 1920 y ocupó el puesto de ministro plenipotenciario de México en Chile, Argentina, España y Portugal entre los años 1920 y 1931, para luego regresar a México.[1]

En 1931 colaboró con la fundación Rafael Dondé y el Banco Nacional de Crédito Agrícola. El 20 de enero de 1932 ingresó como miembro numerario de la Academia Mexicana de la Lengua, donde ocupó la silla XIII.[2] Ingresó en el año de 1942 al Seminario de Cultura Mexicana y en 1943 fue miembro fundador de Colegio Nacional,[3] donde sustentó conferencias sobre historia literaria. Fue miembro del Liceo Altamirano. En 1944 recibió el Premio Nacional de Literatura Ávila Camacho y se publicaron sus Poesías Completas:[1]

Sólo tres cosas tenía

para su viaje el Romero:

los ojos abiertos a la lejanía,

atento el oído y el paso ligero.

Su obra se considera de carácter modernista con influencias del Simbolismo francés. Posteriormente, con su libro Los senderos ocultos (1911), rompió con el Modernismo. Unos versos de este libro se hicieron célebres:

Tuércele el cuello al cisne de engañoso plumaje

que da su nota blanca al azul de la fuente;

él pasea su gracia no más, pero no siente

el alma de las cosas ni la voz del paisaje.


Huye de toda forma y de todo lenguaje

que no vayan acordes con el ritmo latente

de la vida profunda... y adora intensamente

la vida, y que la vida comprenda tu homenaje

Oponiendo al símbolo de la belleza modernista el búho meditabundo y misterioso del Neorromanticismo.

Él no tiene la gracia del cisne, más su inquieta

pupila, que se clava en la sombra, interpreta

el misterioso libro del silencio nocturno.

Sus poemas tienen gran distinción lingüística, profundidad filosófica y elegante sobriedad. Algunos de los más célebres son "A la que va conmigo", "Cuando sepas hallar una sonrisa", "Eran dos hermanas", "Busca en todas las cosas", "El sembrador de estrellas", "¿Te acuerdas de la tarde?", "Y pienso que la vida", "Por que ya mis tristezas", el ya citado "Tuércele el cuello al cisne" y "Yo voy alegremente" entre otros. Algunos hitos de su trayectoria poética son Ausencia y canto, motivado por la muerte de su esposa, o Bajo el signo mortal, por la del hijo, también poeta, Enrique González Rojo. En uno de sus últimos libros, Babel, denuncia el holocausto atómico de la II Guerra Mundial. Como traductor destaca la antología Jardines de Francia (México, 1915), que contiene versiones de Maurice Maeterlinck, Verhaeren, Rodembach, Francis Jammes y otros.

Candidato al Premio Nobel y muerte[editar]

Sepulcro de Enrique González Martínez en la Rotonda de las Personas Ilustres (México).

A partir de la apertura de los archivos de la Fundación Nobel,[4] de los nombres de las personas nominadas al Premio Nobel de Literatura de los años 1901 a 1950, se ha hecho público que el poeta Enrique González Martínez fue candidato al premio en 1949, postulado por Antonio Castro Leal. Sin embargo el premio fue otorgado al estadounidense William Faulkner. Enrique González Martínez falleció en la ciudad de México el 19 de febrero de 1952 y sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres.[5]

Obras[editar]

Lírica[editar]

  • Preludios, 1903.
  • Lirismos, 1907
  • Silenter, 1909.
  • Los senderos ocultos, 1911.
  • La muerte del cisne, 1915.
  • La hora inútil, 1916.
  • El libro de la fuerza, de la bondad y del ensueño, 1917.
  • Parábolas y otros poemas, 1918.
  • Poemas de ayer y de hoy, 1918.
  • Los cien mejores poemas de Enrique González Martínez" con estudio de Manuel Toussaint, Ed. Cvltura, , 1920.
  • La palabra del viento, 1921.
  • El romero alucinado, 1923.
  • Señales furtivas, 1926.
  • Poemas truncos, 1935.
  • Ausencia y canto, 1937.
  • El diluvio de fuego, 1938.
  • Tres rosas en el ánfora, 1939.
  • Bajo el signo mortal, 1942.
  • Segundo despertar y otros poemas, 1945.
  • Vilano al viento, 1948.
  • Babel, 1949.
  • El nuevo Narciso y otros poemas, 1952, póstumo.[6]

Memorias[editar]

  • El hombre del búho, 1944.
  • La apacible locura, 1951.

Referencias[editar]

  1. a b c Antonio Castro Leal (1975). Semblanzas de académicos (ed.): «Nuestros centenarios: humanistas mexicanos» págs. 124-126. México: Ediciones del Centenario de la Academia Mexicana. Consultado el 14 de noviembre de 2009.
  2. «Esbozo histórico de la Academia Mexicana de la Lengua». Consultado el 13 de noviembre de 2009.
  3. «González Martínez, Enrique». El Colegio Nacional. Consultado el 5 de mayo de 2012.
  4. «www.nobelprize.org: Base de datos de nominados premio Nobel Literatura 1901 - 1950».
  5. «Rotonda de las personas ilustres, Segob». Consultado el 19 de julio de 2011.
  6. García Victorino, Polo Op.cit. p.86

Bibliografía[editar]

  • VV. AA.: Diccionario de literatura española. Madrid: Revista de Occidente, 1964 (3.ª ed.), p. 355.
  • SÁINZ DE ROBLES, Federico Carlos (1973) Ensayo de un diccionario de la literatura. tomo II. Escritores españols e hispanoamericanos. Madrid, ed.Aguilar (2.ª ed.), p. 514.
  • POLO GARCÍA, Victorino (1987) El modernismo: una antología Barcelona, ed.Montesinos, ISBN 978-84-7639-058-0 texto en la web consultado el 15 de noviembre de 2009

Enlaces externos[editar]