Enfermedad de Caroli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enfermedad de Caroli
BiliaryTract.gif
Clasificación y recursos externos
OMIM 263200
DiseasesDB 29874
MeSH D016767
Sinónimos
Ectasia cavernosa comunicante;
dilatación quística congénita del árbol biliar intrahepático.
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La Enfermedad de Caroli es un raro desorden hereditario caracterizado por la dilatación de los ductos biliares intrahepáticos. Se consideran dos subtipos de enfermedad de Caroli, siendo el más frecuente llamado simple o aislado y se presenta cuando los ductos biliares se encuentran dilatados por ectasia. El segundo subtipo, más complejo, se conoce comúnmente como síndrome de Caroli. Esta forma compleja se encuentra vinculada a hipertensión portal y fibrosis hepática congénita.[1]

Las diferencias entre las causales de los dos subtipos todavía no han sido bien esclarecidas. La enfermedad de Caroli se encuentra además asociada a falla hepática y enfermedad poliquística renal. Esta enfermedad afecta aproximadamente a 1 en 1.000.000 de pacientes, con un mayor número de casos reportados de síndrome de Caroli que de enfermedad de Caroli en su forma simple.[2]

La enfermedad de Caroli es también conocida como ectasia cavernosa comunicante, o dilatación quística congénita del árbol biliar intrahepático. Esta enfermedad es distinta de otras enfermedades que causan dilatación ductal por obstrucción, y por lo tanto no se la considera una más de las muchas enfermedades derivadas de los quístes de colédoco.[1]

Historia[editar]

Jacques Caroli, un gastroenterólogo francés, fue quién describió por primera vez esta rara enfermedad congénita en 1958, mientras trabajaba en París.[3] [4] El la describió como una "dilatación multifocal segmentada de apariencia fusiforme o sacular de los ductos biliares intrahepáticos"; básicamente el gastroenterólogo observó una ectasia cavernosa en el árbol biliar, evolucionando hacia una condición crónica que eventualmente se convertiría en una enfermedad hepatobiliar con riesgo de vida.[5]

Caroli, nacido en Francia en 1902, aprendió y practicó la medicina en Angers. Luego de la Segunda Guerra Mundial fue jefe de servicio durante 30 años en el Hospital Saint-Antoine de París. Antes de morir en 1979, fue honrrado con el grado de comandante en la Legión de Honor, corría el año 1976.[4]

Detección[editar]

Síntomas[editar]

Los primeros síntomas típicamente incluyen fiebre, dolor abdominal intermitente, y hepatomegalia. Ocasionalmente puede presentarse ictericia.[6] La enfermedad de Caroli frecuentemente se presenta acompañada de otras enfermedades, tales como la enfermedad poliquística de riñón, colangitis, litiasis biliar, abceso biliar, septicemia, cirrosis hepática, falla renal, y colangiocarcinoma esta última con un 7% de probabilidad.[1] Las personas con enfermedad de Caroli presentan un riesgo 100 veces mayor de desarrollar un colangiocarcinoma que la población general.[6] Únicamente luego de haber reconocido los síntomas o las enfermedades relacionadas, se puede hacer el diagnóstico de enfermedad de Caroli.

Diagnóstico por imágenes[editar]

Las técnicas modernas de generación de bioimágenes permiten un diagnóstico mas sencillo y sin los inconvenientes que presentan las técnicas invasivas para investigar el árbol biliar.[7] Por lo común la enfermedad se encuentra limitada al lóbulo derecho del hígado. Las imágenes tomadas por tomografía computada, rayos X o IRM permiten observar dilataciones en los ductos biliares intrahepáticos causadas por la ectasia. Al utilizar ultrasonografía se pueden apreciar las dilataciones en los ductos biliares. Bajo tomografía computada, la enfermedad de Caroli se revela por la presencia de muchas estructuras tubulares llenas de fluído extendiéndose dentro del hígado.[6] Se puede utilizar una tomografía de alto contraste para diferenciar entre ductos dilatados y cálculos biliares. La presencia de gas en el intestino y algunos hábitos alimenticios pueden hacer difícil obtener una imagen clara por sonografía, por lo que una tomografía computada es una buena alternativa.

Cuando las paredes de los ductos biliares intrahepáticos presentan protusiones, estas pueden ser observadas claramente como puntos centrales o líneas.[8] La enfermedad de Caroli es por lo común diagnosticada luego de haber observado este signo del "punto central" en una tomografía o en una sonografía.[8] De cualquier forma, una colangiografía es la mejor y definitiva técnica de diagnóstico para enfermedad de Caroli, demostrándose por medio de ella los ductos biliares dilatados como consecuencia de la patología.

Morbilidad[editar]

La enfermedad de Caroli tiene una especial prevalencia en Asia y se diagnostica por lo general en personas menores de 22 años.[1] Aunque también se han encontrado casos tanto en niños pequeños como en adultos mayores. A medida que la tecnología de diagnóstico por imagenes mejora, disminuye la edad de diagnóstico. La morbilidad es común y es causada por complicaciones debidas a la colangitis, sepsis, coledocolitiasis y colangiocarcinoma[9] Estas condiciones mórbidas a menudo contribuyen con el rápido diagnóstico. Puede presentarse hipertensión portal, dando lugar a otras condiciones, incluyendo esplenomegalia, hematemesis y melena.[10] Estos problemas pueden afectar seriamente a la calidad de vida del paciente. En el período de diez años comprendido entre 1995 y 2005, sólo diez pacientes fueron intervenidos quirúrgicamente para tratar enfermedad de Caroli, con una edad promedio de 45,8 años.[9]

Luego de la revisión de 46 casos diagnosticados como enfermedad de Caroli antes de 1990, se encontró que el 21,7% de los casos fueron el resultado de un quiste intrahepático o una dilatación no obstructiva del árbol biliar, el 34,7% se encontraron relacionados a fibrosis hepática congénita, un 13% la dilatación aislada quística del colédoco, y el restante 24,6% mostraba una combinación de las tres condiciones.[11]

La mortalidad es indirecta y es causada por las complicaciones. Después de que se presenta la colangitis, los pacientes suelen morir en un plazo de entre 5 y 10 años.[2]

Causas[editar]

Figura 2 Localización del gen PKHD1 en el brazo corto (p) del cromosoma 6

Existe fuerte evidencia para apoyar un origen genético de la condición, la forma simple es presenta un patrón de herencia autosómico dominante, mientras que el la forma compleja presenta una herencia autosómica recesiva[1] Las mujeres son más propensas a la enfermedad de Caroli que los hombres.[3] Los antecedentes familiares pueden incluir enfermedades renales y hepáticas debido a la correlación que existe entre la enfermedad de Caroli y ARPKD.[10] PKHD1, el gen relacionado con ARPKD, ha sido encontrado mutado en pacientes con síndrome de Caroli. El gen PKHD1 se expresa principalmente en los riñones con niveles más bajos en el hígado, páncreas y pulmones, un patrón consistente con el fenotipo de la enfermedad, que afecta principalmente el hígado y los riñones.[1] [10] La base genética de la diferencia entre la enfermedad y el síndrome de Caroli Caroli no ha sido todavía definida.

Tratamiento[editar]

El tratamiento depende de las características clínicas y la ubicación de la anomalía biliar. Cuando la enfermedad está localizada en un lóbulo hepático, una hepatectomía alivia los síntomas y aparentemente disminuye el riesgo de una transformación neoplásica.[12] A veces, si la enfermedad se encuentra limitada a un área específica, un se puede realizar una lobectomía, para aliviar los síntomas y eliminar el riesgo de malignidad.[1] Hay buena evidencia de que las neoplasias complican a la enfermedad de Caroli en aproximadamente el 7% de los casos.[12]

Se utilizan antibióticos para tratar la inflamación del conducto biliar y prevenir infecciones, y ácido ursodesoxicólico para disminuir el riesgo de hepatolitiasis.[7] Para el tratamiento de la colelitiasis se receta ursodiol. En los casos enfermedad de Caroli difusa, las opciones de tratamiento incluyen el tratamiento conservador o la cirugía endoscópica, como así también los procedimientos de derivación biliar interna y el trasplante de hígado en casos cuidadosamente seleccionados.[12] La resección quirúrgica ha sido utilizada con éxito en enfremedad monolobular.[7] Un trasplante de hígado ortotópico es otra opción, que se utiliza sólo cuando se presenta una colangitis recurrente sumada a falta de efecto de los antibióticos. Con el trasplante de hígado, normalmente se evita el colangiocarcinoma en el largo plazo.[13]

Estudios genéticos de toda la familia son necesarios para determinar si la enfermedad de Caroli se debe a causas hereditarias. También se lleva a cabo un seguimiento regular de todos los miembros, incluyendo ultrasonidos y biopsias de hígado.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g Karim B (August 2007). «Caroli’s Disease Case Reports» (PDF). Indian Pediatrics 41 (8):  pp. 848–50. PMID 15347876. http://www.indianpediatrics.net/aug2004/848.pdf. 
  2. a b Romano WJ: Caroli Disease
  3. a b Kahn, Charles E, Jr. January 2003. Collaborative Hypertext of Radiology. Medical College of Wisconsin.
  4. a b Jacques Caroli en Who Named It?
  5. Miller WJ, Sechtin AG, Campbell WL, Pieters PC (1 de agosto de 1995). «Imaging findings in Caroli's disease». AJR Am J Roentgenol 165 (2):  pp. 333–7. PMID 7618550. http://www.ajronline.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=7618550. 
  6. a b c Caroli’s Disease- Gastrointestinal Imaging. 2008. Medcyclopaedia, 4(1)
  7. a b c Ananthakrishnan AN, Saeian K (April 2007). «Caroli's disease: identification and treatment strategy». Curr Gastroenterol Rep 9 (2):  pp. 151–5. doi:10.1007/s11894-007-0010-7. PMID 17418061. 
  8. a b Chiba T, Shinozaki M, Kato S, Goto N, Fujimoto H, Kondo F (March 2002). «Caroli's disease: central dot sign re-examined by CT arteriography and CT during arterial portography» (PDF). Eur Radiol 12 (3):  pp. 701–2. doi:10.1007/s003300101048. PMID 11870491. http://www.springerlink.com/content/1gptbh2y011a292j/fulltext.pdf. 
  9. a b Lendoire J, Schelotto PB, Rodríguez JA, et al. (2007). «Bile duct cyst type V (Caroli's disease): surgical strategy and results». HPB (Oxford) 9 (4):  pp. 281–4. doi:10.1080/13651820701329258. PMID 18345305. 
  10. a b c Friedman JR: Caroli Disease en eMedicine
  11. Choi BI, Yeon KM, Kim SH, Han MC (1 de enero de 1990). «Caroli disease: central dot sign in CT». Radiology 174 (1):  pp. 161–3. PMID 2294544. http://radiology.rsnajnls.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=2294544. 
  12. a b c Taylor AC, Palmer KR (February 1998). «Caroli's disease». Eur J Gastroenterol Hepatol 10 (2):  pp. 105–8. doi:10.1097/00042737-199802000-00001. PMID 9581983. 
  13. Ulrich F, Steinmüller T, Settmacher U, et al. (September 2002). «Therapy of Caroli's disease by orthotopic liver transplantation». Transplant. Proc. 34 (6):  pp. 2279–80. doi:10.1016/S0041-1345(02)03235-9. PMID 12270398. http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0041134502032359.