Energía en España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Energía eléctrica, Energía útil y Energía primaria en España
Parque eólico en Tenerife.
Parque eólico en Tenerife.
Las 6 centrales nucleares españolas significaron el 20% de la eléctricidad producida y el 4,5% del consumo de energía final en 2010 (el 12,2% de energía primaria).
La producción renovable total alcanzó el 34% de la producción eléctrica y el 12% de la energía final total -incluyendo no eléctricas- (el 11,1% de la energía primaria).[1] Estos valores muestran el gran déficit energético del país, que a partir de los años 2000 se ha estabilizado en torno al 80 %.

El sector de la energía en España supone aproximadamente un 2,5% del PIB del país,[2] pero su importancia va más allá de su participación en la producción total, puesto que es un sector estratégico del que necesitan todas las ramas de la actividad económica, y ésta es necesaria para cualquier clase de producción de bienes y servicios. Precisamente uno de los elementos que ha limitado el desarrollo económico de España ha sido la pobreza de recursos energéticos,[3] en concreto la carencia de hidrocarburos líquidos y gaseosos y la mala calidad y carestía del carbón existente. La escasez de recursos ha condenado tradicionalmente al sistema energético nacional a una situación de déficit y dependencia exterior.[3] El grado de autoabastecimiento exterior se sitúa en las dos últimas décadas entre el 20 y el 25%, en 2010 fue del 26,1%.[1]

La energía primaria consumida es principalmente de origen fósil: petróleo (casi la mitad), gas natural (25%) y nuclear y renovables alrededor del 10% cada una. En cuanto a la energía producida en el país la principal fuente de energía útil son las renovables, que superan el 12% de la energía útil consumida total, seguida por la nuclear con el 4,5%.[n. 1] [1]


Historia[editar]

Plano inclinado en la mina de carbón "Mariana" (Mieres, Asturias, hacia 1900).

Históricamente, uno de los elementos que ha limitado el desarrollo económico de España ha sido la pobreza de recursos energéticos, en concreto la carencia de hidrocarburos líquidos y gaseosos y la mala calidad y carestía del carbón existente. La escasez de recursos ha condenado tradicionalmente al sistema energético nacional a una situación de déficit y dependencia exterior.

España comenzó su Revolución Industrial con retraso respecto del resto de naciones europeas, en la segunda mitad del siglo XIX.

Uno de los primeros retos energéticos consistió en intentar sustituir mediante recursos propios el carbón originario de Gran Bretaña que alimentó las locomotoras de la incipiente red de ferrocarriles. Con el impulso asimismo de la Marina de Guerra, aumentó la producción de carbón asturiano.[3]

Sin embargo, la primera crisis energética grave se produjo a principios de la I Guerra Mundial (1914-1918) cuando debido a ésta, las importaciones de carbón se vieron reducidas. Tras la guerra se apostó por el petróleo para reducir la dependencia del carbón inglés, pero debido al monopolio de las grandes empresas petrolíferas se produjo una nueva crisis. La Dictadura de Primo de Rivera promulgó entonces la ‘’Ley del Monopolio de Petróleos de 1927‘’, la cual estableció un monopolio estatal sobre el comercio y manipulación del petróleo, creándose la empresa estatal CAMPSA. Durante el periodo de entreguerras comenzó asimismo el desarrollo de la energía hidroeléctrica con la construcción de las primeras grandes presas. Pero tras la Guerra Civil y la victoria de Franco en 1939, España sufrió el bloqueo de los aliados, produciéndose frecuentes apagones y dificultades. En estos años no fue posible construir nuevas centrales hidráulicas o térmicas ya que la prioridad era levantar al país.[3]

A medida que la economía del país despegaba y España salía de su autarquismo, la producción de energía debió aumentar de nuevo para sostener ese crecimiento: la explotación de los lignitos gallegos y otros carbones nacionales, así como con la construcción de nuevas presas y refinerías de petróleo. Además, España fue un país pionero en el desarrollo de la energía nuclear para obtención de electricidad, inaugurando su primera central en 1969. Pero en 1973 llegó la primera crisis del petróleo, seguida por la de 1979 que perturbaron gravemente la economía mundial, y también a la española.

El ambicioso programa nuclear español se ve frenado en los años 80 tras la toma de conciencia ecologista (desastre de Chernóbil), y la nueva política energética se gira hacia otro recurso energético: el gas natural. Menos contaminante, se construye entonces un gasoducto que trae el suministro de Argelia, pasando por Marruecos, además de estaciones gasificadoras para recibir a los barcos metaneros (que lo traen en forma licuada).

Más recientemente, en los años 90 y 2000 se acentúa la conciencia de que las fuentes de energía no renovables no son eternas, así como una creciente sensibilidad ambiental, propiciando el fuerte desarrollo de las nuevas energías renovables: eólica (principalmente), pero también solar (térmica y fotovoltaica), biomasa, etc.

Producción nacional[editar]

La producción nacional de energía en el ejercicio 2009 fue de 29.971 ktep. La descomposición por fuentes de energía primaria y la evolución con respecto al año 2008 se muestra a continuación:

Fuente de energía Producción 2008 (ktep) 2008 % Producción 2009 (ktep) 2009 % 2009/2008
Carbón 4.374 14,2 3.778 12,6 -13,6
Petróleo 127 0,4 107 0,4 -15,7
Gas natural 14 0,0 12 0,0 -14,3
Nuclear 15.368 49,9 13.750 45,9 -10,5
Hidráulica 2.004 6,5 2.258 7,5 12,7
Otras energías renovables 8.938 29,0 10.067 33,6 12,6
Total energías renovables 10.942 35,5 12.325 41,1 12,6
Total 30.824 100,0 29.971 100,0 -2,8
Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (La energía en España 2010) [1]

Déficit energético[editar]

Chimenea de la refinería de Petronor (Vizcaya).
Con una capacidad de destilación de 11 millones de toneladas al año, una extensión de 220 hectáreas, y una capacidad de almacenamiento de 894 000 m3 de crudo, se trata de la mayor refinería en España.[4]

La dependencia energética externa de España es mayor que la media de la Unión Europea. El grado de autoabastecimiento de energía primaria (relación entre producción interior y consumo total de energía) ha sido en 2009 del 23%, lo que supone que en España el 77% de la energía primaria consumida es importada del exterior. En el siguiente cuadro se detalla la evolución del grado de autoabastecimiento desde 1978:

Año Grado de autoabastecimiento energético
1975 22,6
1985 38,9
1995 28,0
1998 25,6
2003 22,1
2008 21,6
2009 22,9
2010 26,1
2011 24,6
2012 26,2
2013 29,2
Fuentes: 1975-1998:,[5] 2003:[6] desde 2008: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio[7] , 2007-2012: [8]

El déficit energético ha supuesto en media un 39,6 % del déficit comercial total del periodo comprendido entre 1995 y 2003.[9] En este sentido las importaciones de productos energéticos en 2003 supusieron 18.190 millones de euros, en forma de crudo (7.614 miles de toneladas) y de gas natural (1.553 miles de toneladas).

Consumo energético[editar]

España consumió en el año 2009 unos 132.123 KTep. La principal fuente de energía primaria ha sido el petróleo, con casi el 50%. Los combustibles fósiles han cubierto más del 77%, y la nuclear más del 12%. Las energías renovables han cubierto el 11% de la energía consumida.

El detalle del consumo por tipos de energía primaria durante 2009 y 2010 ha sido el siguiente:

Fuente de energía Consumo de energía primaria (ktep) 2009 Consumo % 2009 Consumo de energía primaria (ktep) 2010 Consumo % 2010
Petróleo 62.540 47,3 63.684 48,8
Gas natural 31.096 23,8 31.003 23,5
Nuclear 13.750 10,5 16.155 12,2
Carbón 10.550 8,1 8.463 6,4
Energías renovables 12.151 9,3 14.678 11,1
Biomasa y residuos 4.824 3,7 5.046 3,8
Eólica 3.258 2,5 3.765 2,8
Hidráulica 2.266 1,7 3.390 2,6
Biocarburantes 1.074 0,8 1.442 1,1
Solar 709 0,5 1.014 0,8
Geotérmica 19 0,0 21 0,0
Saldo eléctrico
(Import- Export)
-695 -0,5 -717 -0,5
Total 130.535 100,0 132.123 100,0
Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (La energía en España 2010) [7]

Evolución histórica[editar]

La demanda energética en España desde el año 2002 ha ido creciendo en torno al 3,5 % anual, con algunas variaciones, como en el año 2003 con un crecimiento próximo al 7%.

Evolución de la demanda energética durante los últimos años:

Año Demanda (Ktep) Variación
2010 132.123
2009 130.535
2008 142.070 -3,1%[7]
2007
2006
2005
2004
2003

Intensidad energética[editar]

La evolución de la intensidad energética en España en los últimos años (Tep/millón de ctes de 2000):[1]

Consumo eléctrico[editar]

El consumo global fue de 211.500 GWh en 2002 y de 253.600 GWh en el año 2006.[10] En el 2009, la demanda eléctrica bajó un 4,6%,[11] con una demanda total de 251.305 GWh y una potencia máxima demandada de 44,44 GW.[12]

Consumo de petróleo[editar]

Mapa de la red de oleoductos de España y las refinerías conectadas a la red.

El consumo de petróleo en el 2009 fue de 63.673 kTep. Prácticamente todo el petróleo ha sido importado del exterior.

Procedencia del petróleo crudo importado en España en 2009:[1]

País Miles de Toneladas de crudo
Rusia 8.201
Irán 6.270
Arabia Saudí 5.807
México 5.657
Nigeria 5.398
Libia 5.041
Venezuela 2.680
Irak 2.250
Reino Unido 1.193
Egipto 1.136
Argelia 1.081
Azerbayán 1.066
Camerún 1.027
Siria 731
Noruega 686
Angola 672
Túnez 540
Gabón 452

España cuenta con 9 refinerías:

Localización Propietaria Nombre
Tarragona Repsol YPF
Castellón BP BP Oil Refinería de Castellón, S.A.U.
Puertollano Repsol YPF Refinería de Puertollano
Cartagena Repsol YPF
Bilbao Petronor
La Coruña Repsol YPF
Huelva CEPSA Refinería La Rábida
San Roque CEPSA Refinería de Gibraltar-San Roque
Tenerife CEPSA Refinería de Santa Cruz de Tenerife

Producción eléctrica[editar]

Evolución de la producción eléctrica en España en TWh (1980-2009)
     Centrales térmicas - combustible fósil      Hidroeléctrica      Nuclear      Resto de fuentes renovables

La energía eléctrica en España engloba a los elementos que componen el sistema de suministro eléctrico, fundamentalmente en sus fuentes de generación y demás desarrollos generales.

La energía eléctrica media generada en España ha evolucionado en los últimos años desde un 56% de la energía generada en centrales térmicas de combustibles fósiles (principalmente de carbón y fuel-oil) en el año 2000[13] a un aumento de las energías renovables (que en 2009 cubrieron el 26% de la demanda),[14] y la creación de numerosas centrales de ciclo combinado, que ese mismo año cubrieron el 29% de la demanda, convirtiéndose en la principal fuente de generación eléctrica. Por su parte, la producción de energía hidráulica varía con los años (en función de las precipitaciones), y la cobertura de la demanda por parte del resto de renovables está en progresión, estimulada por los sucesivos Gobiernos. Así, mientras la energía eólica en España cubría en el 2005 el 7,7% de la demanda, alcanzó en 2013 el 21%.[14]

Por otro lado, las 6 centrales nucleares españolas han visto su participación en la cobertura de la demanda mermada progresivamente debido al crecimiento constante de ésta en las últimas décadas y su estabilización debido a la moratoria nuclear, pasando del 35% en 1996 a en torno al 20% en el año 2013.[14]

El sistema global de transporte por conductos eléctricos de España opera con tensiones de más de 220 kV (normalmente de 500 kV). La electricidad doméstica nominalmente es de 230 V, con una frecuencia de 50 Hz, y los enchufes son C: enchufe europeo, y enchufe IRAM 2073 (con toma a tierra) tal y como lo definen las normas electrotécnicas europeas.

Producción de Energía Eléctrica en España (2008)
Tipo de central GWh Total Principales Centrales de Producción
Carbón 49.647 As Pontes
7.901 GWh
Compostilla II
6.454 GWh
Litoral de Almería
5.739 GWh
Aboño
5.580 GWh
Teruel
4.842 GWh
Ciclo combinado 95.529 Bahía de Bizkaia
4.632 GWh
Cartagena 6
4.126 GWh
Castelnou
3.688 GWh
As Pontes
3.669 GWh
Bizkaia Energía
3.669 GWh
Nuclear 58.973 Almaraz II
8.607 GWh
Trillo I
8.284 GWh
Cofrentes
8.156 GWh
Ascó I
7.694 GWh
Almaraz I
7.491 GWh
Hidroeléctrica 21.428 Cuenca Norte
7.042 GWh
Cuenca Ebro-Pirineo
5.847 GWh
Cuenca Duero
4.941 GWh
Cuenca Tajo-Jucar-Segura
2.870 GWh
Cuenca Guadalquivir-Sur
612 GWh
Eólica 31.777 Higueruela, Albacete
165 MW (potencia instalada)
Fuel - Gas 10.691
Mini-hidráulicas 4.417
Otras renovables 7.645
Otras no renovables 23.314
Fuente: Red Eléctrica de España (Informe 2008). Elaboración propia wikipedia

Evolución histórica de la generación eléctrica en España[1] [editar]



*: Carbón, fuel-oil, gas-oil, gas natural, biomasa y residuos pertenecientes al régimen especial.

Operadoras[editar]

Red Eléctrica de España[15] es la compañía es propietaria de la casi totalidad de la red española de transporte de electricidad de alta tensión. Por su parte, los principales operadores de energía eléctrica en España son:[16]

Energía nuclear[editar]

Instalaciones nucleares en España.

En 2009, en España, existen 8 unidades nucleares en funcionamiento, situadas en 6 emplazamientos diferentes, que han satisfecho el 10,8% de la demanda de energía de España. Durante 2008, la producción bruta de energía eléctrica de origen nuclear ha sido de 58.971 GWh, lo que ha supuesto una contribución del 18,6% al total de la producción nacional de electricidad. La producción aumentó, en este año, un 7 % respecto a 2007, debido a que en este ejercicio se realizaron algunas paradas prolongadas de las centrales existentes, para llevar a cabo trabajos planificados, y coincidieron en el año las paradas de recarga de 7 de las 8 unidades existentes.[7]

Gas natural[editar]

Energías renovables[editar]

La energías renovables en España tradicionalmente han tenido un peso pequeño en relación a la demanda de energía primaria y de generación eléctrica, principalmente representadas por la energía hidráulica. Sin embargo, desde el finales del siglo XX diferentes gobiernos han impulsado la tecnología eólica y la solar.

A continuación se puede observar la evolución creciente de la cobertura de energía primaria por estos tipos de energía en los últimos años, así como la dependencia de la energía hidroeléctrica (años secos o lluviosos) hasta mediados de la década de 2000:[1]

Energía hidráulica[editar]

España se encuentra en la línea de otros países de la OCDE respecto a la producción de energía eléctrica, siendo el 18,5% de esta energía de origen hidráulico. La evolución de la energía hidroeléctrica en España en las últimas décadas ha sido siempre creciente aunque la participación de ésta en el total de eléctrica producida ha ido disminuyendo (92% en 1940 vs 18% en 2001) Esto se debe al incremento de la producción de energía térmica y nuclear de los últimos 50 y 30 años respectivamente. La potencia instalada en España en 2008 fue de 18.451 MW.[17]

La central de producción hidráulica con mayor potencia instalada es la de la presa de Aldeadávila en el Río Duero (Salamanca) con 1140 MW, seguido por el embalse José María de Oriol en el Río Tajo (provincia de Cáceres) con un 915 MW. Otros embalses de capacidad por encima de los 500 MW son el de Cortés-La Muela en el Júcar (Valencia), Villarino en el Tormes (Salamanca) o Saucelle en el Duero (Salamanca).[18]

Energía eólica[editar]

Parque eólico en Cádiz.

La energía eólica es una fuente de energía muy importante en España. El plan energético español prevé generar el 30% de su energía de las energías renovables hasta llegar a los 2,1 GW en 2010.[19] Se espera que la mitad de esta energía provenga del sector eólico, con lo que se evitaría la emisión de 77 millones de toneladas de metano a la atmósfera .[20]

Desde hace unos años en España es mayor la capacidad teórica de generar energía eólica que nuclear y es el segundo productor mundial de energía eólica, después de Alemania. España y Alemania también llegaron a producir en 2005 más electricidad desde los parques eólicos que desde las centrales hidroeléctricas.

La penetración de la eólica en la cobertura de la demanda eléctrica se ha incrementado de forma constante en los últimos años:[14]

Cabe señalar que durante el año 2009 la generación de energía de origen eólico fue superior a la del carbón (con un 13,8 % frente a un 12 % de ésta última),[21] convirtiéndose así en la tercera fuente de energía por detrás del ciclo combinado y la nuclear.

El día 9 de noviembre de 2010 se produjo el máximo histórico de producción instantánea con 14.962 MW a las 14:46 lo cual supuso el 46,65% de la generación instantánea. Asimismo se produjo ese día el máximo de producción horaria con 14.752 MWh entre las 14 y las 15 horas y de producción diaria con 315.258 MWh.[22]

Energía eólica marina[editar]

El parque de Las Cruces del Mar, el primer proyecto de energía eólica marina en España

El comienzo del proyecto del parque eólico de Las Cruces del Mar, surgió como idea para sustituir a la central nuclear de Garoña, que será cerrada en 2013 debido a la propuesta de la organización internacional de conservación marina Oceana. Según este proyecto, la central nuclear debía ser sustituida por una instalación eólica offshore de al menos 1.000 MW, la que sería la primera instalación marina de este tipo en España. Este proyecto fue inicialmente apoyado por los principales grupos ecologistas de la provincia gaditana. El parque de Las Cruces del Mar, fue respaldado como proyecto por parte del grupo empresarial Magtel, la Universidad de Cádiz y el Ayuntamiento de Chipiona. Cabe destacar que el Ayuntamiento de Chipiona había rechazado todas las otras propuestas que se le habían presentado, sin embargo se mostró conforme con ésta, debido a razones que veremos a continuación. Para empezar, los chipioneros destacan la importancia ecológica de ésta la que sería la primera instalación eólica marítima de toda España. Esta instalación colaboraría a combatir el cambio climático y preservar los intereses ecológicos ya no únicamente de España, sino que podría dar ejemplo a toda Europa para incrementar el apoyo a las energías limpias por encima de los combustibles fósiles. Según las declaraciones de Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa: "No sólo Oceana, sino la mayor parte de las grandes organizaciones ecologistas de ámbito internacional y nacional apoyamos el que se dé un impulso decidido a los parques de generadores eólicos marinos, siempre que estos se encuentren situados en las zonas que sean sometidas a evaluaciones de impacto ambiental favorables siguiendo el Estudio Estratégico Litoral elaborado conjuntamente por el Ministerio de Medio Ambiente y el de Industria". A priori, Las Cruces del Mar se instalarían en una zona apta, tras el estudio eólico de la zona. Y, pese a las quejas de los chipioneros, no afectaría al turismo de Chipiona, la pesca ni al paso de las aves. Precisamente, como contraposición a las quejas de los pescadores, los ecologistas añaden que es a ellos a quienes afectaría principalmente el cambio climático, y que la transición a energías renovables les beneficiaría a poder seguir con su trabajo. Actualmente, el proyecto se encuentra parado temporalmente y no se decidirá por el momento si se llevará a cabo.

Energía solar[editar]

Central PS10 en Sanlúcar la Mayor, (Sevilla), la primera central comercial con torre solar.[23]

El potencial de la energía solar en España es uno de los más altos de Europa debido a su privilegiada situación y climatología (cuenta con abundante irradiación la mayor parte de los días del año). De hecho, España fue en 2008 uno de los países con más potencia fotovoltaica instalada del mundo, con 2.708 MW instalados en un sólo año. Sin embargo, regulaciones legislativas posteriores frenaron la implantación de esta tecnología en años sucesivos.[24]

La potencia instalada de energía solar fotovoltaica en España alcanzaba los 4679 MW a principios de 2014.[25]

España posee varias de las mayores plantas solares del mundo, siendo las mayores las de Puertollano y de Olmedilla (Castilla-La Mancha), con potencias de 70[26] y 60 MW respectivamente, aunque el desarrollo alcanzado por la fotovoltaica en el resto del mundo desde su construcción en 2008 las ha desplazado de los primeros puestos mundiales.[27]

En cuanto a la energía termosolar, la mayor central con torre solar del mundo se halla en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), la planta solar PS20 de Abengoa.[28]

Desde finales de los años 2000, la potencia instalada solar (fotovoltaica y termosolar) ha aumentado hasta alcanzar los 6.981 MW en 2013 y cubrir el 4,9 % de la demanda de energía eléctrica ese mismo año (según datos provisionales de REE).[14] [29]

Política energética[editar]

La política energética de los países desarrollados trata de aunar los objetivos de seguridad de abastecimiento, contribución de la energía a la mejora de la competitividad económica, con la integración de los objetivos medioambientales, fundamentalmente las relativas a las emisiones de gases de efecto invernadero.

En 1983, el gobierno socialista de Felipe González promulgó una moratoria nuclear (aún vigente) y se inició la discusión (véase también abandono de la energía nuclear y Energía nuclear en España) sobre qué debía hacerse con la energía nuclear. De nuevo en 2005, con un gobierno socialista y ante la subida de los precios de los combustibles fósiles importados,[cita requerida] se reabrió el debate sobre la necesidad de la energía nuclear,[30] que sigue siendo rechazada por el PSOE (entre otros grupos políticos) y los ecologistas, ya que indican que siguen existiendo razones de peso que aconsejan prescindir de la energía nuclear: los problemas de seguridad, la futura escasez del uranio y la difícil gestión de los residuos radiactivos anularían las ventajas que tendrían las centrales nucleares, aconsejando el cierre de las existentes y la no construcción de nuevas plantas.[31]

A partir de mediados de los años 90, sin embargo la política energética se orientó a impulsar las energías renovables, con un sistema de primas a éstas que ha provocado el despegue de éstas tecnologías, de las cuales la eólica consituye el ejemplo de mayor éxito, satisfaciendo durante el año 2009 el 13,8 % de la demanda eléctrica.[14]

Entre los años 2004 y 2007, gobiernos de diversas comunidades autónomas aprobaron leyes como la llamada Ley de Fomento de las Energías Renovables de Andalucía,[32] las cuales obligan a la instalación de paneles solares en edificios de viviendas de nueva construcción o que tengan que sufrir una reforma íntegra, para su utilización en calefacción y agua caliente, con el fin de reducir la dependencia del gas natural, gasóleo y gas butano. Esta medida ya fue adoptada anteriormente por ayuntamientos de varias ciudades como Madrid y Barcelona.

En 2004 se publica el RD 436/2004 que fija las tarifas y primas para las renovables.A la energía solar fotovoltaica le corresponde una tarifa regulada del 575% (durante 25 años) respecto a la tarifa eléctrica media para el mismo año. A la solar térmica le toca una tarifa del 300%. Otros como la eólica o la biomasa sólo obtienen el 90%, durante 20 años.

En 2007 se publica el RD 661/2007 que sustituye al anterior y aumenta las primas a la energía solar. La tarifa regulada viene ahora expresada en cifras, y en el caso de la fotovoltaica es de 44 céntimos de €/kWh . En comparación, la tarifa eléctrica media para 2006 fue de 5 céntimos de €/kWh. Se trata de una tarifa regulada del 880 % para la solar fotovoltaica con una validez de 25 años.

Fue polémico también que en este mismo decreto de 2007 se establece un objetivo 371 MW de potencia instalada para la fotovoltaica. A finales de 2008 la cifra de potencia instalada era de 3256 MW​​, casi 10 veces más del objetivo inicial y en todo caso se tuvieron que aceptar estas instalaciones dentro del programa de prima a las renovables.

El resultado fue de más de 30.000 millones € en déficit de tarifa, que debido a las desorbitadas primas renovables (más de 7.000 millones €/año ) no hace más que crecer.[33]

(El déficit eléctrico no es consecuencia exclusiva de las altas primas a las renovables. Surge tras la congelación del precio del Kwh realizado por Rodrigo Rato durante la primera legislatura del gobierno de Aznar que por motivos políticos decidió que el coste del kwh para el consumidor no podría superar el 2% de la subida del IPC, se cargo dicha diferencia a las eléctricas y, finalmente, dicha deuda se trasladó a entidades financieras ajenas al sistema eléctrico. Fue engrosada por el mecanismo de primas a las renovables diseñado por el gobierno de Zapatero e incrementada de forma constante por la inacción de todos los gobiernos desde que se definieron las condiciones para que surgiera dicho deficit)

En 2012 se publicó el RD 1/2012 que sustituye el anterior 611/2007. Este nuevo Real Decreto paraliza la asignación de nuevas instalaciones de Régimen Especial, sin carácter retroactivo, por lo que ya no se da más dinero para el fomento de las renovables.

Recientemente, año 2011, se han detectado pozos petrolíferos de tamaño medio en el sur de Álava. Pozos que se ha decidido explotar para extracción de gas natural, aunque las prospecciones aún se llevan a cabo y se está negociando con la empresa estadounidense Heyco para poner en marcha el proyecto.

Notas[editar]

  1. La diferencia entre los datos de energía primaria y de energía útil se debe a que ésta última no incluye las pérdidas en los diferentes procesos de transformación, producción y transporte. En el caso de la comparación entre los datos de la energía nuclear y la renovable, hay que tener además en cuenta que mientras que la nuclear sólo produce electricidad (con 2/3 de pérdidas) las renovables incluyen también las energías no eléctricas (biomasa, biocombustibles, etc.)

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h «Estadísticas y Balances energéticos». Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Consultado el 10 de abril de 2011.
  2. INE Un 2,3% en el año 2009.
  3. a b c d Gutiérrez Jodra, Luis (2003). «España y la energía: un punto de vista académico». Rev.R.Acad.Cienc.Exact.Fís.Nat. (Esp) Vol. 100 No. 1: 83-103. Consultado el 21-12-2010.
  4. Instalaciones Petronor. Consultada el 3/4/2010.
  5. Rayo Romero, Antonio; Guzmán Cuevas Joaquín; Santos Cumplido Francisco Javier. Curso de estructura económica española. Ediciones Pirámide. ISBN 84-368-1536-X. 
  6. Documento elaborado por el Foro de la Industria Nuclear Española 29 de julio de 2004
  7. a b c d Secretaría de Estado de Energía. La energía en España 2010. Centro de Publicaciones, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. ISBN 978-84-96275-86-7. Consultado el 5 de enero de 2010. 
  8. www.ine.es
  9. http://www.revistasice.com/cmsrevistasICE/pdfs/BICE_2781_03-05__3B362253714E8C30BD6BD2A64F8E506F.pdf
  10. Informe anual del año 2006 de Red Eléctrica Española
  11. «Notas de prensa > Sala de prensa > Red Eléctrica de España».
  12. ibid
  13. UNESA electricidad
  14. a b c d e f Informes REE
  15. REE
  16. http://www.cne.es/cne/doc/legislacion/cne02_06.pdf
  17. Secretaría de Estado de Energía. La energía en España 2008. Centro de Publicaciones, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. p. 197. ISBN 978-84-96275-86-7. Consultado el 5 de enero de 2010. 
  18. Blanco Silva, Fernando (2003). «La energia hidroelectrica en Espana» (HTML) págs. p. 1. El rincón de la Ciencia. Consultado el 21 de mayo de 2008.
  19. «Spain steps up its targets for clean energy supply.». Utility Week. 24 (4):  pp. 14. 2005. doi:o. 
  20. Graber, Cynthia (14-12-2005). Wind Power in Spain. MIT Technology Review. http://www.technologyreview.com/microsites/spain/wind/. Consultado el 16-1-2007. 
  21. «La demanda de electricidad desciende un 4,6% y la eólica supera al carbón en 2009». REVE - Regulación Eólica con Vehículos Eléctricos. Consultado el 27 de marzo de 2010.
  22. «Notas de prensa > Sala de prensa > Red Eléctrica de España».
  23. «Energia Solar Gema Solar II».
  24. «Bruselas reprocha al Gobierno los recortes retroactivos en las primas a las fotovoltaicas» (en español). El País (31 de enero de 2011). Consultado el 4 de octubre de 2013.
  25. «Spain's cumulative installed PV capacity reached 4,679 MW at the end of October» (en inglés) (25 de noviembre de 2013). Consultado el 27 de noviembre de 2013.
  26. lacomarcadepuertollano.com
  27. «World's largest photovoltaic power plants (ranking 1-50)».
  28. cincodias.com
  29. Informes REE
  30. http://www.mityc.es/Energia/Secciones/Mesadialogo Mesa de diálogo sobre la energía nuclear
  31. www.rebelion.org/noticia.php?id=30516
  32. [1]
  33. http://vilmeteo.es/blog/clima-i-energia-el-deficit-de-tarifa-i-lescandol-fotovoltaic/ Clima i energia: el dèficit de tarifa i l’escàndol fotovoltaic

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]