Recurso energético

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Energéticos»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Se considera como recurso energético a toda aquella sustancia sólida, líquida o gaseosa, de la cual podemos obtener energía a través de diversos procesos. El amplio grupo de sustancias que conforman el conjunto de los recursos energéticos puede ser agrupado en dos categorías generales en función de su proceso de formación y de su disponibilidad.

Recursos no renovables[editar]

Los recursos no renovables son todos aquellos recursos que se encuentran en una cantidad limitada en el planeta, por lo tanto con el tiempo terminan desapareciendo al conformar un sistema en el que solo hay salidas por gasto, y ninguna entrada puesto a que la mayoría de estos recursos se originan por la acción de los agentes geológicos internos y por tanto su síntesis es extremadamente lenta, lo que origina que su tasa de consumo sea muy superior a su tasa de síntesis, lo cual los convierte en algo limitado.

Combustibles fósiles[editar]

Dentro de este grupo de recursos podemos encontrar al petróleo, el carbón y el gas natural; todos ellos dependen de los procesos geológicos internos para su formación por tanto su síntesis es muy lenta, despreciable en la escala de tiempo humana, estos recursos iniciaron su formación hace millones de años a partir de materia orgánica tanto animal como vegetal que quedó confinada en condiciones anóxicas iniciándose procesos de fermentación.

  • En el caso del petróleo, este se formó debido a la muerte masiva y precipitación del placton marino sobre el lecho del océano, compuesto este por arenas y arcillas, con el paso del tiempo las arenas y arcillas se convirtieron en rocas sedimentarias´y la materia orgánica se convirtió en petróleo tras sufrir un proceso de fermentación; como los hidrocarburos de que se compone el petróleo son mucho más ligeros que el agua, estos comenzaron a ascender separándose de la roca original que lo contenía, la mayor parte de estos hidrocarburos se evaporaron al alcanzar la superficie del océano difundiéndose en la atmósfera sin embargo en algunos casos esta masa de hidrocarburos en ascenso se encuentra con una masa de roca impermeable que detiene su ascenso obligando al petróleo a acumularse en las rocas porosas adyacentes denominadas rocas almacén, quedando esta masa de petróleo limitada en la parte inferior por una bolsa de agua de mar y en la superior por una bolsa de gas (gas natural) formada en su mayor parte por metano y originada por la liberación de gases durante la fermentación de la materia orgánica.
  • El carbón se forma a partir de la materia orgánica de origen vegetal acumulada en el fondo de lagos o deltas, donde ésta queda sometida a condiciones anóxicas lo cual impide su destrucción por microorganismos aerobios. Con el tiempo esta materia se recubre de sedimentos que cada vez a medida que se acumulan más materiales se van haciendo más gruesos y pesados sometiendo a la materia orgánica a una presión cada vez mayor lo cual provoca una serie de cambios en su estructura molecular originándose así el carbón, en función de la presión a la que ha sido sometido y de su concentración en carbono se diferencian tres tipos de carbón, lignito, hulla y antracita. A partir de estos recursos se pueden obtener grandes cantidades de energía liberada al romperse los enlaces que componen sus moléculas durante reacciones de combustión en las cuales a partir de la combinación de la materia orgánica con el oxigeno atmosférico se libera dióxido de carbono, agua y una gran cantidad de energía calorífica.

Los combustibles fósiles son uno de los principales recursos energéticos empleados por el ser humano puesto que liberan por combustión una gran cantidad de energía, que puede ser empleada para calentar hogares, cocinar... Del mismo modo esta energía puede aprovecharse para mover barcos, aviones y otros vehículos que gracias a mecanismos como el motor de vapor el de explosión o las turbinas, son capaces de transformar esta energía liberada en la combustión, en movimiento, energía mecánica. Por último, la energía liberada en la combustión también puede ser transformada en energía eléctrica, proceso que se realiza en las centrales eléctricas.

Uno de los principales inconvenientes de estos combustibles es su elevadísima emisión de gases de efecto invernadero y contaminantes como el dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, y los óxidos de azufre que suelen formarse en los procesos de combustión de estos combustibles, provocando estas emisiones aumentos en la temperatura global, alteraciones del clima, lluvia ácida, entre otros efectos perniciosos que justifican los esfuerzos llevados a cabo para limitar su uso.

Combustibles nucleares[editar]

Se consideran combustibles nucleares a determinados elementos como el uranio o el plutonio que se caracterizan por su elevada masa atómica y por tener un núcleo atómico mucho más grande que el del resto de los elementos lo cual les hace especialmente inestables y susceptibles de sufrir desintegración radioactiva,dando lugar a un par de átomos de menor masa molecular (elementos hijos) y liberando en el proceso una gran cantidad de energía que en las centrales nucleares se emplea para formar vapor de agua que acciona las turbinas y el alternador produciendo grandes cantidades de energía eléctrica. Pese al gran rendimiento energético de estos combustibles lo cual es una de sus principales ventajas se encuentran en cantidad bastante limitada en la superficie terrestre, su purificación es costosa y los residuos generados son peligrosos debido a su alta radioactividad la cual se perpetua durante incluso millones de años

Recursos potencialmente renovables[editar]

Panicum virgatum.

Los recursos potencialmente renovables hacen referencia a todos aquellos recursos que se originan de forma lo suficientemente rápida como para que puedan ser considerados como renovables, siempre que la velocidad a la que se consumen no sea superior a la velocidad a la que se forman puesto a que esto provocaría la extinción de estos recursos, un recurso potencialmente renovable es la materia vegetal y animal (biomasa), ya que tanto los vegetales como los animales pueden desarrollarse a una velocidad lo suficientemente rápida como para que el consumo de éstos por el ser humano sea sostenible. Sin embargo debido al ritmo actual de desarrollo de la sociedad en poco tiempo y si no se aplican ciertas medidas de sostenibilidad en su explotación la tasa de consumo será demasiado elevada como para permitir la regeneración de estos recursos.

La biomasa constituye una de las alternativas al uso de combustibles fósiles, esta presentan ventajas, como su carácter sostenible, el posible aprovechamiento de los residuos, puesto que la mayor parte de los residuos orgánicos que de otra forma se degradarían en los vertederos, pueden ser aprovechados para producir energía. Sin embargo, pese a sus ventajas presenta el inconveniente de que favorece el efecto invernadero al liberar su combustión grandes cantidades de dióxido de carbono al medio, a pesar de que esta emisión es mucho más sostenible puesto a que si la gestión de estos recursos es responsable y moderada, gran parte del dióxido de carbono emitido en la combustión puede ser absorbido nuevamente por los vegetales favoreciendo esto el desarrollo de la biomasa.

Recursos renovables[editar]

Se consideran recursos renovables a todos aquellos de los que se puede obtener energía siendo su carácter ilimitado una de sus principales características, ya que conforman un sistema en el que sólo hay entradas por síntesis, puesto que las salidas por consumo resultan despreciables en comparación con la ingente magnitud de las entradas. El origen de todos estos recursos renovables se encuentra en el sol la principal fuente de energía de todo el sistema solar que a su vez activa en la tierra la dinámica atmosférica, por tanto siendo éste el responsable de recursos renovables como el viento el agua que transita por los ríos y los mares. Otras de estas son: Biomasa; bosques y madera, productos de la agricultura, agua, energía hidráulica (puede ser hidroeléctrica), radiación solar, viento, olas, energía geotérmica.

Enlaces externos[editar]