Eneagrama del Cuarto Camino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Introducción sintética al Eneagrama[editar]

El símbolo[editar]

En 1949 sale a la luz la obra de Ouspensky “Fragmentos de una enseñanza desconocida” (En busca de lo milagroso) en la que cita por primera vez al Eneagrama y explica el primer acercamiento haciendo referencia que “a quien conozca el Eneagrama, todas las puertas del conocimiento verdadero, del conocimiento que lleva al despertar, le será revelado”. Recordemos que Ouspensky comenzó su trabajo con Gurdjieff alrededor de 1915, después de pascuas. El Enegrama no apareció públicamente en el mundo en esos tiempos, las ideas del Cuarto Camino, en este caso las del Eneagrama, se van desvelando de una manera paulatina a la vida cotidiana bajo los principios de las Escuelas. El ritmo en el cual se desvelan los conocimientos esotéricos (esotérico significa interior) tienen mucho que ver con los tiempos que corren, a medida que ciertos acontecimientos comienzan a suceder: importantes cambios en la humanidad que van acompañados de no menos significativos procesos ecológicos, cósmicos e individuales, la enseñanza real tiene que volverse asequible a muchas personas para que puedan metabolizar los sucesos externos y los procesos internos y lo más importante hay que enseñar: el cómo, el para qué, el cuándo de las prácticas, ejercicios y actitudes para despertar en dichos periodos turbulentos y acelerados.

Más tarde, el 22 de enero de 1944 en la ciudad de Birdlip (Inglaterra) se leyó en una de las clases dictadas por el Dr. Maurice Nicoll (quien recibió el conocimiento directamente de P. Ouspensky y G. I Gurdjieff) por primera vez un apunte sobre el Enegrama. (O diagrama de nueve). Esta clase, obviamente hablamos del escrito y no de las explicaciones pedagógicas que se dieron que la acompañaron, se puede leer en el tomo 2 de “Los comentarios psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky” de Maurice Nicoll, editado por Kier. La primera edición a la cual tuvo acceso el público en general fue en 1952 en Londres, 8 años después de su primera lectura y tres años después del libro citado de Ouspensky. Antes de esa fecha era solo conocimiento de Escuela y se tenía acceso a la información si solo se era miembro establecido de La Escuela, bajo la responsabilidad de guardar el secreto, hasta que llegara el momento de su divulgación pública. Gurdjieff había enseñado, hacía varios años, que este símbolo permitiría entender muchas cosas de los sistemas espirituales y filosóficos antiguos y que ordenaría fragmentos de conocimientos que aparentemente se veían como contradictorios y mal organizados. El Enegrama sirve para enfocar, para comprender, los eventos humanos y de la naturaleza, de una manera orgánica y ordenada. También decía Gurdjieff que el Eneagrama permitía integrar y unir simultáneamente la ley de siete y la ley de tres. Ambas leyes permiten explicar los procesos de manifestación, de cómo se desarrollan los eventos y su existencia, respectivamente. La Ley de tres explica que en toda manifestación deben existir tres fuerzas: la activa, la pasiva y la neutralizante, en proporciones establecidas según la naturaleza del acontecer; la ley de siete explica como el orden (ley de tres) se manifiesta en el tiempo para que no haya un caos. Un par de ejemplos de la ley de siete se ve reflejado en la sucesión de los colores del arco iris y en la sucesión de las notas musicales. Esta ley también se la conoce por el nombre de octava. Toda octava completa implica una manifestación completa. Por ejemplo si hacemos pan y este se quema durante el proceso, diremos que la octava se ha roto. Por otro lado si sacamos el pan y nos damos cuenta que le falta cocción y lo volvemos a meter al horno para terminarlo de cocinar, diremos que la octava se ha rectificado. En lo psicológico podemos decir que hay octavas rotas en relaciones humanas o rectificadas cuando las mismas se recomponen o simplemente terminadas porque su proceso se detuvo, por haber llegado a su fin establecido (muerte natural).

En el Eneagrama se puede inscribir los distintos procesos del cuerpo humano, digestión alimenticia, digestión psicológica de impresiones, circulación sanguínea, ciclos de las civilizaciones, tipologías humanas, etc, etc.

En la primavera de 1936 de Londres, Rodney Collin se encuentra por primera vez con Ouspensky, en las conferencias privadas que dictaba. Cuando Ouspensky muere en sus brazos, el 2 de octubre de 1947, comienza a escribir el libro “El desarrollo de la luz” (Teoría de la influencia celeste), que le llevó dos meses terminarlo. El cual se publicó en 1952 en Ediciones Sol (el mismo año que el libro del Dr. Maurice Nicoll, antes citado, salió al curso de la vida). A este trabajo, Collin lo continuo con “Teoría de la Vida Eterna”. Rodney Collin tuvo la responsabilidad de Escuela de editar las ideas que debían continuar a la divulgación del conocimiento del Eneagrama, entre tantas otras ideas poderosas que llevan al despertar, para eso creo la Editorial Sol y así editar en español los libros del Cuarto Camino. Rodney llevó a cabo su tarea de divulgación específicamente en México, recorrió Sudamérica y estuvo en Buenos Aires en enero de 1955, tengo un libro autografiado por él, el 24 de enero de 1955. Obviamente no me lo firmó a mí, pues nací en 1968.

En 1970 Daniel Ruzo da a conocer en su libro “Los últimos días del Apocalipsis” editorial EISA de México, El Eneagrama de los tiempos en los que interpreta los libros de Nostradamus aplicando el Eneagrama, demostrando que Nostradamus utilizó la figura para encriptar u ocultar sus profecías. En 1978 en el libro “El testamento auténtico de Nostradamus” Daniel Ruzo revela la utilización del Eneagrama para desvelar y unir diversas cronologías tradicionales orientales y occidentales con Nostradamus y probar que este sabía muy bien los secretos de tan poderosa figura. Es más, analiza como el testamento de Nostradamus fue escrito siguiendo la ocultación del Eneagrama. Nostradamus no ha dejado escritos o no se han encontrado aún (tal vez lo hayan borrado del mapa) sobre el Eneagrama literalmente hablando, lo que lleva nuevamente a la idea del secreto de su conocimiento.

Finalmente asumí (Claudio Alejandro Moraga Flores) la responsabilidad de editar el libro que explica las tipologías humanas asociadas al Eneagrama en lo referente al Cuarto Camino. El libro “Curso de Eneagrama Esencial completo”, hoy agotado, vio la luz a finales de 2003, editado en editorial Dunken, y fue presentado en la Feria del libro Nº 30 de 2004 en Buenos Aires, Argentina. En el mismo se revelan las tipologías usadas en las Escuelas de Cuarto Camino que se utilizan para la formación de docentes, como es el caso de la que dirijo desde hace más de 20 años. Mi relación con las ideas del Cuarto Camino y su herramienta el Eneagrama, comenzó el 27 de abril de 1986 y tuve contacto con diversos docentes del Cuarto Camino a lo largo de mi trabajo de despertar.

Las tipologías que se utilizan en el Eneagrama de Escuela pueden ser interpretadas en diferentes niveles psicológicos como espirituales. Es decir, la herramienta Eneagrama puede aplicarse a la personalidad, falsa personalidad, esencia y morfología física, orientación vocacional, atracciones, repulsiones complementariedad etc., sin olvidar los niveles de ser del hombre que son 7 en su generalidad (según el Cuarto Camino), con las tendencias emocionales, intelectuales o motrices instintivas en cada uno de ellos. Muchos autores de hoy día, inclusive “docentes”, han inventado derivaciones de esta herramienta sin tener idea de cuál es su origen y meta en el camino del despertar de la consciencia. Se han abusado del diagrama para darle un “toque” psíquico o espiritual, pero como el Eneagrama forma parte de un todo mayor, de un sistema completo de Escuela, no puede “funcionar” correctamente cuando se lo abstrae del conjunto al cual pertenece, un pez deja de ser pez cuando se lo saca del agua. De ahí las contradicciones que genera su utilización aislada. Esa sensación que tienen los que estudian seriamente el Eneagrama, sienten que “nunca se terminan de cerrar los conceptos”, de nunca encontrar el mejor “cuestionario” para “encajar” a una persona. Una parte nunca puede explicar el todo y mas cuando la parte solo involucra áreas arbitrarias o comportamientos arbitrarios de la personalidad y a eso agreguémosle la falta de una disciplina de autoconocimiento, de camino de evolución interior, y no meramente terapia. El Eneagrama tiene que tener un cómo, el cómo debo obrar para evolucionar en mi ser una vez que reconozco el proceso evolutivo involucrado en esta maravillosa herramienta. La sicología moderna (psicología sin p, pues con p sería psicología, de psique un término equivalente a alma) no podrá nunca acercarse a esta herramienta de una manera verdadera u Holística, pues obvia muchos aspectos del ser humano: nivel de ser, desarrollo de la conciencia espiritual, anímica y mental, etc., que no son objeto de su estudio.La “sicologización” o “espiritualización” del Eneagrama ha llevado a la “enfermedad” de ponerle número a las personas, a tipificarlas. Obviamente, usando el sentido común, esto no funciona, sabemos que a medida que se estudia esta herramienta a nivel popular, las cosas no cierran, hay que “parchar” la metodología para que parezca que cierra, obviamente hablo del Eneagrama que no se origina en las Escuelas de posible evolución interior. Con el tiempo los investigadores serios caen en la cuenta que “eneatipear” a las personas no es lo que corresponde, sienten que esta no es la meta de tan poderoso instrumento, se siente un “no se qué” oculto, se atisba que debe haber “algo más” tras él, que no es meramente “numerar” a la gente. Pues claro que hay algo más, ese “algo más” es el sistema al cual pertenece en su origen, que nunca queda en evidencia ante el ojo cotidiano. Es decir, cuando se desvincula al Eneagrama de su fuente original, como cuando a un pez de río se lo pone en una pecera, aparecen cosas que no se sienten naturales.Bueno, he intentado acercar algunos puntos importantes del Eneagrama: su origen, libros serios en los cuales investigar y posibles consecuencias cuando se lo mal estudia. Esto podría extenderse infinitamente, pero no es la meta de este humilde acercamiento introductorio.Quien tiene oídos… Oiga e investigue y haga los deberes.

Curso de Eneagrama esencial completo

link de descarga gratuita https://docs.google.com/file/d/0B_5auVvur-7GVTFmQTNKU0JpWUk/edit?pli=1

El Eneagrama del Cuarto Camino es una figura publicada en 1947 en el libro "Search of the Miraculous" de Ouspensky, y es una parte integral del así llamado Cuarto Camino, un sistema esotérico asociado con George Gurdjieff. El término "eneagrama" proviene de dos palabras griegas, ennea (nueve) y grammos (grafía).

Figura del eneagrama[editar]

Don Richard Riso sostiene que el eneagrama tuvo origen alrededor del 2500 a. C.[1]

Está compuesta de tres partes, el círculo, el triángulo interno, y la "figura periódica". En algunas tradiciones espirituales esotéricas,[2] el círculo simboliza unidad, el triángulo interno simboliza la "ley de tres" del Cuarto Camino, y la figura periódica hexagonal representa la "ley de siete" del Cuarto Camino.[3]

Descripción orientadora[editar]

Eneagrama.

A continuación se describen algunas guías orientadoras para la interpretación del Eneagrama.

  • La correcta interpretación del Eneagrama se realiza en conjunto con otros símbolos geométricos, su estudio por separado y haciendo abstracción de la simbología complementaria (los 22 polígonos inscritos) suele dar resultados ambivalentes.
  • El uso del Eneagrama supone el estudio de la personalidad desde 9 tipologías [Ver más abajo "críticas..."], es sólo una minúscula faceta del símbolo (porque no es sólo una teoría caracterológica). Las 9 "categorías", son extensibles a otras áreas, por ejemplo: tipos de cuerpos, tipos de patrones emocionales, tipos de órganos, descripción de procesos fisiológicos, el crecimiento de un ser vivo, la división de una célula, una conducta, etc.
  • El Eneagrama es un símbolo "fisiológico", es decir, explica cómo funciona algo y cómo evoluciona y se desarrolla ese proceso en particular. Los otros símbolos acompañantes, son "morfológicos", y muestran cómo es la estructura de las cosas contenidas en este Universo.
  • El Eneagrama no necesariamente debe que tener el trazado que muestra la imagen (ut supra), otros trazos (o líneas de periodicidad) que conectan los 9 "vértices" son también admitidos y son válidos dependiendo del objeto que se quiera analizar. De hecho, el Eneagrama como está en la figura de arriba (derivado del VII), no es aplicable a todos los seres humanos. Para una mitad de la humanidad el trazado es diferente (basado en el Número XIII). Por eso, para el estudio de la personalidad de una persona, hay que discernir si le corresponde el esquema derivado del VII (Hombre adánico) o del XIII (un antropoide).
  • El origen del Eneagrama ,quizá pueda provenir del estudio geométrico de ciertas propiedades de los números (los 22 Números Mayores, aquellos que debieran ser objeto de la numerología)... pues éste era el único método accesible a los "antiguos" pues todavía no se habían desarrollado completamente las herramientas algebraicas y "decimales" que permitieran un análisis completo. Es decir, que los sabios estaban obligados a pensar geométricamente. Piénsese en la figura, sólo se necesita compás y regla para dibujarla. Actualmente, el método geométrico puede ser suplantado por el algebraico que resulta más directo y menos engorroso y complicado.
  • Este estudio geométrico está basado en tres elementos clave:
  1. el Círculo (símbolo de la Eternidad),
  2. la Ley de Tres (para la creación), y
  3. la Ley de Siete o de la Octava (para el funcionamiento de lo creado).
El conocimiento de estas leyes y su aplicabilidad es decisivo para comprender el mecanismo del eneagrama.
  • La Gran Octava Cósmica está contenida en el eneagrama: siete notas + dos intervalos (mi-fa y si-do) llenos = nueve elementos autónomos. El ciclo se cierra en el sistema decimal (X= Vida, vibración perpetua), con el Cero (cúspide del símbolo) detrás del IX (=letra), el Do de la siguiente Octava. (Por ello no es tan correcto pensar en que sólo son 9 elementos).
  • El sistema sexagesimal de 360 grados para la circunferencia, heredado de los babilonios (y sumerios i.e. IV milenio a.C.), es crucial para el análisis.
  • La utilidad principal y más noble que se le puede dar, deviene de tratar los dos grandes problemas de la humanidad, centro de su drama, el problema de la Vida (simbolizado por VII= materia viviente) y el problema de la Muerte (simbolizado por XIII= caída, descomposición, detención, muerte).
  • El Eneagrama no le pertenece a nadie (en tal caso, las claves de su revelación están en posesión de la Tradición), no es una religión (pero ayuda a comprender los cánones de las religiones del libro) ni tampoco una secta, no busca seguidores (ni detractores), con dificultad se puede encuadrar según los criterios actuales de la "ciencia" (pero cabría efectuar algunos cálculos probabilísticos sobre algunas experiencias y esperar una ampliación del perímetro científico), no se descarta su uso "terapéutico" en referencia al proceso de "autoconocimiento" (pero con cuidado y guía), y pocos son los capacitados para un análisis completo de una situación particular (y muchos los que se quedan en la superficie).
  • El traspaso de oriente a occidente de la doctrina del eneagrama es principalmente obra de George I. Gurdjieff y sus seguidores. Pero también Borís Muraviev, en forma independiente, expone el sistema del Eneagrama en el marco de la doctrina y la tradición de la ortodoxia oriental (heredera de la vía interna [esotérica] del cristianismo primitivo). El ámbito en el que Muraviev desarrolla el eneagrama, es mucho más amplio que aquel que le dieran los seguidores de Gurdjieff.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Riso, Wisdom of the Enneagram, p.19
  2. Palmer, The Enneagram, p.36
  3. Wagele, Enneagram Made Easy, pp.1–11

Bibliografía[editar]

  • Fragmentos de una enseñanza desconocida de P. Ouspensky
  • Comentarios psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky de Maurice Nicoll
  • Los últimos días del apocalipsis de Daniel Ruzo
  • El testamento de Nostradamus de Daniel Ruzo
  • Curso de Eneagrama Esencial de Claudio A. Moraga Flores Centro Argos
  • El desarrollo de la luz de Rodney Collin
  • Teoria de la vida eterna de Rodney Collin
  • Muraviev, Borís. Gnosis, Cristianismo Esotérico. Estudios y comentarios sobre la Ortodoxia Oriental. Exposición en tres tomos
  • Varios Autores, Especial Eneagrama de Gurdjieff. LaTeca Ediciones, 2011. gurdjieff.es