Emigración española

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Emigrantes españoles»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Monumento a la madre del emigrante en Gijón.

La emigración española es un fenómeno histórico de larga duración que comienza en la Edad Moderna, aunque tiene precedentes muy antiguos y al que se puede considerar como continuación del proceso repoblador peninsular de dirección norte sur que fue siguiendo a la Reconquista en la Edad Media. Ya en el siglo XX, varió sus destinos principales de América a Europa, deteniéndose como consecuencia de la crisis de 1973, sin volverse a dar posteriormente cifras semejantes, dado el auge económico que siguió a la entrada en la Comunidad Europea (1986). A pesar de que se ha producido un retorno importante de inmigrantes (sobre todo desde Europa), siguen existiendo significativas colonias de españoles en distintos países europeos y americanos, así como sus descendientes nacidos allí. Sin destacar numéricamente es especialmente significativa la emigración de jóvenes universitarios que terminan su formación científica en el extranjero, y a veces no retornan. La mayor población española fuera de España se concentra en Argentina, que ha sido históricamente el principal destino de las oleadas de emigrantes españoles y es nuevamente en la actualidad el principal receptor de desempleados españoles,junto con otros países hispanoamericanos como Brasil,Chile y México como consecuencia de la crisis.[1] [2] [3] [4] [5]

Inmigración y emigración[editar]

Es importante señalar que durante toda la historia la emigración convivió simultáneamente con la inmigración proveniente del entorno mediterráneo africano (fundamentalmente bereberes) hacia Al Andalus y de Europa (fundamentalmente francos) hacia los reinos cristianos del norte, fenómeno este último que continuó durante los siglos siguientes, incluso en algunos casos puntuales desde más lejos (repoblación de Sierra Morena y La Siberia extremeña por campesinos católicos alemanes durante la intendencia de Olavide en el reinado de Carlos III). A partir de los años 1980 la inmigración con fines laborales (a veces originada por persecuciones políticas o inestabilidad social o medioambiental) tiene sus orígenes en América Latina, Norte de África y Este de Europa (además de contingenes menos numerosos de África subsahariana, China y otros países asiáticos). La inmigración proveniente de Europa Occidental es muy numerosa, aunque su motivación es tanto laboral (en puestos de mucha mayor cualificación) como de ocio (adquisiciones inmobiliarias de turistas y jubilados, que llegan a fijar su residencia en zonas costeras, como Baleares, Canarias o Valencia). Emigración.

Historia[editar]

Tasa bruta de emigración en 1910 en España, por provincias.

Durante toda la Edad Moderna la emigración transoceánica a las colonias de América es la dominante, además de las salidas forzosas de la expulsión de los judíos (1492) y la expulsión de los moriscos (1609). Con la independencia americana el movimiento migratorio se ve obstaculizado por la expulsión de los españoles de América, centrándose durante buena parte del siglo XIX en Cuba y Puerto Rico, pero extendiéndose más allá de los procesos de independencia, en Argentina (dos millones y medio de españoles emigran hacia este país entre 1857 y 1935) en la década de los 1950 Venezuela, con el boom petrolero se convierte en el mayor país receptor de españoles por la activación del franquismo con más de un millón y medio de españoles incluyendo canarios, vascos y gallegos en ese país seguido por México, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador y otros países americanos.

Desde 1814, con la salida de los afrancesados, comenzó el fenómeno del exilio o emigración política debido a la represión política de grupos más o menos amplios de españoles. Los siguientes fueron grupos de liberales, cuyo destino también fue Francia o Inglaterra ([6] )

La guerra civil de 1936-1939 dio origen al exilio republicano, incomparablemente más numeroso, que se repartió por Europa e Iberoamérica. Entre tanto, y tras la ralentización que había supuesto la crisis de 1929, los movimientos migratorios tradicionales no se habían detenido ni cambiado los destinos preferentes (Venezuela, y luego Uruguay, México, Cuba, Chile y Argentina...) hasta la salida de la autarquía y el plan de estabilización de 1959 (a principios de los 50 se crea el Instituto Español de Emigración), que significó el comienzo de una emigración masiva en dirección a la Europa reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial (más de un millón de personas, lo que representó el 70% de la emigración total en el periodo 1959-1973); simultáneamente al éxodo rural, del campo a la ciudad. Los destinos fueron sobre todo Francia, Alemania (Gastarbeiter), Suiza, Bélgica y el Reino Unido, entre otros. Con anterioridad sólo se había producido emigración a Europa con la llamada emigración golondrina (anual de ida y vuelta) cuyo destino era las explotaciones agrícolas de Francia (habitual entre 1830 y la Primera Guerra Mundial de 1914), y que vuelve a producirse en esos años, sobre todo para la vendimia.

El fenómeno de la emigración española a Europa duró hasta la crisis de 1973, en que se detiene y es superado por el movimiento de retorno, que continuó varias décadas. A partir de los años 1980, y de forma más evidente desde la entrada de España en la Unión Europea, el movimiento migratorio más importante es la inmigración.

Emigración española al norte de África[editar]

Estatua dedicada al emigrante (Tocón, Íllora, provincia de Granada).
Estatua dedicada a la emigración en Vigo.

La presencia de emigrantes españoles en el Magreb y en algunos otros puntos del continente africano se relaciona con la colonización iniciada durante el siglo XIX. Surge en 1839, cuando comienza la colonización francesa de Argelia, contando con unos 10.000 residentes españoles en 1841, que pasan a 115.000 en 1881, y a unos 160.000 en 1900. En 1930 había unos 300.000, y a partir de esa fecha el número desciende. Su origen geográfico eran zonas del Mediterráneo (provincias de Almería, Murcia, Alicante y las islas Baleares) con mayoría de varones agricultores que se dirigían a Orán ([7] ) y Argel. Esta emigración se debía a la crisis de la minería y la pobreza en los campos de esos territorios. En Argelia se ocupaban principalmente de la agricultura, siendo sólo unos pocos los que accedían a la propiedad de la tierra.

Leyes de Emigración en España[editar]

En 1853 se suprime la prohibición de emigrar a América a canarios y peninsulares; la Constitución española de 1869 reconocía la libertad de emigrar aunque se establece una fianza para emigrar que no se suprime hasta 1873. En 1907 se regula por primera vez la emigración, que se permite a cualquiera excepto a los sujetos a servicio militar o condena, y algunos con matices (menores de edad, mujeres casadas); se exige permiso del Consejo de Ministros a la emigración de colectivos cuando estaba en peligro la posible despoblación de un territorio. Con la Ley de Emigración de 1907 se hizo la emigración ultramarina masiva de españoles a América. Una nueva ley de 1924 permite la creación de ayudas estatales y los convenios con los países receptores.

Las salidas se restringen tras la Guerra Civil, unido al hecho de que algunos países hispanoamericanos como Venezuela habían detenido la inmigración de españoles por motivos políticos lo que dio origen a una interesante emigración clandestina desde Canarias hacia Venezuela que alcanzó entre 1948 a 1951 la cifra de 1933 personas (1890 hombres, 44 mujeres y 11 niños), que viajaron en 62 embarcaciones de vela de pequeño tamaño. Lo ilegal de esta emigración se unió al cambio de gobierno en Venezuela, aunque a todos los llegados se les terminó aceptando, sobre todo porque ya existían en Venezuela muchas personas de origen canario, que sirvieron de enlace para su legalización en el país ([8] ). En 1956 España se adhiere a la Comisión Intergubernamental para Migraciones Europeas (C.I.M.E.), creándose el Instituto Español de Emigración, que dirige la política migratoria: en este año se alcanza el récord de emigrantes españoles a Venezuela y la percepción del español promedio en España hacia la emigración había cambiado bastante, como puede verse en la música y el cine edulcorado de la época franquista ([9] ). La Ley de Ordenación de la Emigración de 1960 asiste a la amplia emigración de los 60, dirigida sobre todo a la Europa occidental. Se protegía a los familiares mientras se reunían; la ley de 1971 amplió la acción protectora del Estado, garantizando derechos civiles y políticos. Se contribuía a la formación profesional del emigrante, a su educación y la de sus hijos.

La Constitución española de 1978 contempla la libertad de emigrar y exige la tutela del emigrante por el Estado.

Consecuencias de la emigración[editar]

Suele considerarse que la emigración sirve de válvula de escape a las tensiones internas, y así debió suceder desde la Repoblación medieval. La oportunidad de enriquecimiento y ascenso social en América permitió el mantenimiento de un imaginario colectivo de aventura imperial, que se mezclaba con el orgullo cristiano viejo, funcionando como un eficaz apaciguador social, manteniendo intactas las disfunciones de la estructura económica y social. También se suele señalar que la emigración priva del mejor capital humano a los lugares de origen. El retorno de los indianos que se habían enriquecido llegó a ser una constante que se visualiza aún en las mansiones y mejoras públicas (escuelas, fuentes...) que pagaban en sus pueblos de origen. También la literatura y el arte hacen referencia a esta influencia del retorno de los indianos ricos a España ([10] )

La emigración a otros países europeos, a través del envío de remesas monetarias, fue fundamental para el aporte de divisas durante la década de los sesenta y setenta del siglo XX (hasta 2004 no fueron superadas por las salidas de remesas de inmigrantes extranjeros en España).[11] Sumadas a la entrada de turistas, permitían equilibrar el déficit de la balanza comercial española y permitían una balanza de pagos saneada. Por otro lado, ambos fenómenos contribuyeron a la paulatina apertura del régimen franquista y, en definitiva, a la transición a la democracia.

Emigración contemporánea[editar]

Hay 1.816.835 de españoles establecidos en la actualidad, en el extranjero (de 1 de enero de 2012), distribuidos de forma casi equivalente por sexos (51,1% mujeres y 48,9% varones), pero muy desigualmente por continentes: el 63,4% en América, el 35,9% en Europa y el 5,1% en el resto del mundo ([12] 29 de abril de 2010)

También hay que destacar que esas cantidades se refieren a personas con nacionalidad española, no que hayan nacido en España. De las 1.816.835 personas que poseen nacionalidad española en el extranjero el 34,9% es nacida en España, el 59,1% en su actual país de residencia y el 5,4% en otros países.[13]


En la tabla siguiente se refleja el número de personas con nacionalidad española en el extranjero por países de residencia, con más de 20.000 residentes ,para los años 2010, 2011, 2012.[14]


Puesto País 1/1/2012 1/1/2011 1/1/2010
1 Flag of Argentina.svg Argentina 367.939 345.866 322.002
2 Flag of France.svg Francia 198.182 189.909 183.277
3 Flag of Venezuela.svg Venezuela 180.731 172.469 170.916
4 Flag of Brazil.svg Brasil 100.622 92.260 82.189
5 Flag of Germany.svg Alemania 96.403 93.262 90.142
6 Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza 94.617 86.658 77.069
7 Flag of Mexico.svg México 89.323 75.433 52.638
8 Flag of the United States.svg Estados Unidos 86.626 79.495 72.730
9 Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido 69.097 68.317 60.368
10 Flag of Uruguay.svg Uruguay 60.046 58.623 54.544
11 Flag of Belgium.svg Bélgica 47.618 45.485 43.397
12 Flag of Cuba.svg Cuba 44.468 40.492 33.725
13 Flag of Andorra.svg Andorra 23.995 23.605 23.296


En la tabla siguiente se refleja el número de personas nacidas en España residiendo en el extranjero por países de residencia.[15]


Puesto País 1/1/2013
1 Flag of France.svg Francia 118.072
2 Flag of Argentina.svg Argentina 92.453
3 Flag of Venezuela.svg Venezuela 55.850
4 Flag of Germany.svg Alemania 54.358
5 Flag of Cuba.svg Cuba 45.089
6 Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido 44.289
7 Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza 42.938
8 Flag of the United States.svg Estados Unidos 28.625
9 Flag of Brazil.svg Brasil 24.410
10 Flag of Belgium.svg Bélgica 17.692
TOTAL MUNDO 673.662

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • D'Entremont Alban. Población. Geografía económica. Madrid, Cátedra. 1997.
  • García López, J.R. Las remesas de los emigrantes españoles en América : siglos XIX y XX. Júcar, 1992.
  • García-Cuerdas, Juan Antonio. La Rioja y los riojanos en Chile. 1818-1970. Logroño, La Rioja, Instituto de Estudios Riojanos. 2002.
  • Hernández García, J. La emigración canaria contemporánea, en Historia General de las Islas Canarias, tomo V. Las Palmas de Gran Canaria, Edirca. 1977.
  • Macías Hernández, A. La migración canaria 1500-1980. Asturias, Júcar. 1992.
  • Méndez Venegas, E. Emigrantes a América (s. XVI-XVIII). Mérida, Regional de Extremadura. 1995.
  • Nadal, J. La población española (siglos XVI a XX). Barcelona, Ariel. 1984.
  • Otte, E. Cartas privadas de emigrantes a Indias. 1540-1616. Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Cádiz, 1988.
  • Pérez Murillo, M.D. Cartas de emigrantes escritas desde Cuba. Estudio de las mentalidades y valores del siglo XIX. Sevilla, Aconcagua Libros y Universidad de Cádiz.1999.
  • Pérez Murillo, M.D. Emigración de catalanes a Cuba a comienzos del siglo XIX. en Revista Trocadero, Universidad de Cádiz. 1992.
  • Pérez Murillo, M.D. Historia de vida, de familia y de género sobre la emigración a Brasil a comienzos del siglo XX: Desde la Andalucía del minifundio a los cafetales de Sao Paulo. en Revista Trocadero, Universidad de Cádiz. 2003.
  • Pérez Murillo, M.D. (coord.) Oralidad e Historias de Vida de la emigración andaluza hacia América Latina (Brasil y Argentina) en el siglo XX. Cádiz, Universidad de Cádiz. 2000.

Referencias[editar]

  1. http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/exodo-inesperado-los-espanoles-emigran-argentina-trabajar
  2. http://www.parainmigrantes.info/los-espanoles-emigran-a-argentina/
  3. http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/02/22/ahora-nos-toca-a-nosotros-nos-marchamos-a-argentina-93036/
  4. http://www.abc.es/20120221/economia/abci-espanoles-extranjero-busqueda-trabajo-201202211710.html
  5. http://www.ticovision.com/cgi-bin/index.cgi?action=viewnews&id=8501
  6. GOYTISOLO, Juan Liberales y románticos (EL PAÍS 17/12/2006), artículo sobre los exiliados del siglo XIX, glosando en en centenario de su nacimiento la obra de Vicente Lloréns Liberales y románticos, una emigración española en Inglaterra (1823 1834) México (1954) [1]
  7. Juan Fuster. El País valenciano. Barcelona: Ediciones Destino, 1962, p. 22
  8. Javier Díaz Sicilia. Al Suroeste, la Libertad. Emigración clandestina de canarios a Venezuela (1948 - 1951). Editor: Ynoldo Díaz Sicilia, 2003, I.S.B.N.: 84-607-6675-6
  9. Canción El emigrante, con Juanito Valderrama, incluida en la película del mismo nombre de 1960, versión reciente con Juanito Valderrama e hijo, en You Tube: [2]
  10. Guarda indiano tu riqueza, de la zarzuela Los Gavilanes, con Alex Vicens en You Tube: [3]
  11. En el año 2006 las remesas de emigrantes españoles en el extranjero alcanzaron la cantidad de 4807 millones de euros, y las de los inmigrantes extranjeros en España 6250 millones (cuando en 1991 sólo eran 119 millones). Terra actualidad 15-03-2007
  12. Nota de prensa del INE
  13. [4])
  14. INE
  15. [5]

Enlaces externos[editar]