Elmyr de Hory

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Elmyr de Hory (nacido 'Hoffmann Elemér') ( * Budapest, 1906Ibiza, 11 de diciembre de 1976) fue un famoso pintor y falsificador húngaro que durante su vida vendió más de 1.000 falsificaciones de cuadros. Sus falsificaciones ganaron fama después de que Clifford Irving le dedicase un libro, y posteriormente apareciese en el documental Fraude (F for Fake) de Orson Welles.

Es posible que realmente él no fuera ningún falsificador, sino un magnífico imitador de estilos de otros pintores famosos. Elmyr pintaba los cuadros sin firmar y es posible que su marchante pusiera las firmas. Posiblemente, nunca se sabrá si él conocía o no el destino de sus cuadros firmados, aunque él siempre afirmó que era inocente.

Biografía[editar]

Elmyr de Hory nació en 1906 en Budapest, hijo de aristócratas de origen judío. Se fue a vivir a París decidido a ser artista, donde en esa época trabajaban Matisse, Derain y, a menudo, Picasso. Al llegar la Segunda Guerra Mundial, fue conducido a Alemania. Allí, durante un interrogatorio, la Gestapo le rompió una pierna, tras lo cual fue conducido a un hospital. Un día dejaron la puerta abierta, y se marchó de allí de puntillas.

Tras esto llegó a Budapest, donde se quedó hasta el final de la guerra, momento en el cual volvió a París. Allí vivió en la pobreza, hasta que una amiga suya se fijó en un dibujo de él, confundiéndolo con un Picasso, y lo compró. Elmyr no sintió ningún remordimiento, ya que en esos momentos era por simple supervivencia. Pronto recorrió Europa, vendiendo sus falsos Picassos, con lo cual obtuvo ganancias suficientes para vivir bien.

Posteriormente se trasladó a la isla de Ibiza, donde, durante dieciséis años continuó realizando sus obras y donde entabló amistad con muchos ibicencos y residentes extranjeros.

Se asoció con dos jóvenes estafadores, Legros y Lessard, quienes vendían sus oleos por todo el mundo. Hasta que el enfrentamiento público de sus socios levantó las sospechas del multimillonario Algur Hurtle Meadows, magnate del petróleo que les había comprado un gran número de obras. Tras pedir el asesoramiento de cinco expertos, se descubrió que 44 cuadros no eran originales. Pese al gran número de obras que falsificó, de Hory recibía unos cientos de dólares al mes. Lessard explicó posteriormente que «Teníamos que mantenerle pobre, para que siguiera a nuestras órdenes». Descubiertas las falsificaciones, el Tribunal de Vagos y Maleantes le abrió una investigación, y fue condenado a dos meses de cárcel por homosexualidad, convivencia con delincuentes y «carecer de medios demostrables de subsistencia».[1]

Se suicidó en la isla de Ibiza el 11 de diciembre de 1976, poco después de recibir la noticia de que iba a ser extraditado para ser juzgado por falsificación y después de despedirse de algunos de sus amigos más íntimos de la isla.

Referencias[editar]

Referencias[editar]

  1. de las Fuentes, Alberto (30 de abril de 2006). «Así vivió el falsificador de 1.000 obras de arte». El Mundo. Consultado el 20 de marzo de 2011. 

Enlaces externos[editar]