Elliot Richardson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Elliot Richardson

Elliot Lee Richardson (n. 20 de julio de 1920 – m. 31 de diciembre de 1999) Abogado y político estadounidense. Secretario de Defensa de EE. UU. (1973) y Fiscal General (1973).

Carrera Política[editar]

Nacido en Boston, Massachusetts. Graduado cum laude en Leyes por la Universidad de Harvard. Durante la Segunda Guerra Mundial, participó en el Desembarco de Normandía (6 de junio de 1944), llegó al grado de teniente y recibió numerosas condecoraciones, incluido el Corazón Púrpura.

A finales de los años 40 fue editor del Harvard Law Review. Trabajó primero para el juez federal de apelaciones Learned Hand y más tarde para el juez del Tribunal Supremo de EE. UU., Felix Frankfurter. Entre 1953 y 1954 trabajó en Washington como asistente del senador por Massachusetts Leverett Saltonstall y después como asistente del Secretario de Sanidad (1957-1959). En 1959 regresó a Boston para ejercer de fiscal, hasta que en 1964 fue elegido vicegobernador de Massachusetts. Ocupó este cargo hasta 1967, año en que fue elegido fiscal general de Massachusetts (1967-1969).

Secretario de Defensa de EE.UU. (30 de enero de 1973 - 24 de mayo de 1973)[editar]

En 1969 se incorporó a la Administración Nixon como subsecretario de Estado durante un año. En 1970 fue nombrado Secretario de Sanidad (1970-1973), y tras la reelección de Nixon, Richardson fue nombrado Secretario de Defensa. La prensa describió a Richardson como un excelente administrador y organizador, seguramente el mejor del gabinete en aquel momento.

Entró en funciones el 30 de enero de 1973. A pesar de que prometió al Congreso examinar cuidadosamente el presupuesto del Departamento de Defensa para identificar posibles areas de ahorro y ordenó el cierre de algunas instalaciones militares, también advirtió que los recortes precipitados en el presupuesto podían ser contraproducentes. "Un fuerte recorte del presupuesto militar ahora, podría debilitar seriamente la posición de EE.UU. en las negociaciones internacionales en las que nuestra capacidad militar es un importante factor, tanto en términos reales como simbólicos", declaró ante el Comité de Defensa del Senado.

Durante su corto periodo como Secretario de Defensa dedicó la mayor parte de su tiempo y esfuerzos a la negociación con el Congreso para la aprobación del presupuesto de defensa para el año fiscal 1974.

Fiscal General de EE.UU. (25 de mayo de 1973 - 20 de octubre de 1973)[editar]

En mayo de 1973, con el escándalo Watergate en plena efervescencia, el presidente Nixon nominó a Elliot Richardson para convertirse en nuevo Fiscal General después de que el anterior, Richard Kleindienst, hubiera dimitido el mismo día que otros asesores del presidente -John Dean, H.R. Haldeman y John Erlichman- habían dimitido.

La prensa interpretó el nombrameinto de Richardson como un intento del presidente por controlar las investigaciones del escándalo. Pero Richardson era un republicano impecable vinculado a los varones de la Costa Este, de credenciales nada nixonianas, y su primera decisión al frente del Departamento de Justicia ya le hizo comprender a Nixon que no habría piedad. Esa decisión fue el nombramiento del demócrata Archibald Cox como fiscal especial para el caso. Cox, profesor de Leyes en Harvard, donde había tenido como alumno al propio Elliot Richardson, era la encarnación de todo lo que Nixon odiaba en Washington y de todo lo que en Washington odiaba a Nixon.

Richardson pidió a Cox que examinara "todas las pruebas documentales" que obtuviera, cualquiera que fuera su procedencia, a las que tendría "acceso sin restricción alguna". Cuando se supo que durante muchos años, se habían grabado en secreto las conversaciones del presidente Nixon en el despacho oval, el fiscal especial solicitó una audición de nueve de esas cintas decisivas. Nixon lo rechazó arguyendo la inmunidad del Ejecutivo y sólo ofreció un resumen del material. Cox se mantuvo firme y, el 20 de octubre de 1973, el presidente Nixon ordenó al Fiscal General Elliot Richardson que destituyera a Cox y clausurara la Fiscalía Especial del caso.

En una tensa conversación de media hora con Nixon en el despacho oval, Richardson se negó rotundamente a despedir a Cox y presentó su dimisión. Inmediatamente fue convocado a la Casa Blanca el segundo de Richardson, William Ruckelhaus, al que también se le exigió que procediera contra el fiscal especial, pero también este prefirió dimitir. Minutos después, Nixon nombraba Fiscal General interino a Robert Bork y repetía su orden por tercera vez, logrando sólo entonces su propósito. Pero 450,000 telegramas de protesta llegaron a la Casa Blanca. Los decanos de las 17 facultades de Derecho más importantes firmaron una petición de destitución de Nixon. La prensa también se mostró hostil. Estos acontecimientos que desembocaron en la dimisión de Richardson y la destitución de Cox, fueron bautizados como "Masacre del Sábado Noche" porque ocurrieron la noche del sábado 20 de octubre de 1973.

Participación en la Administración Ford y últimos años[editar]

El presidente Gerald Ford nombró a Elliot Richardson embajador de EE. UU. en Gran Bretaña (1975-1976) y más tarde Secretario de Comercio (1976-1977). En la Convención Republicana de 1976, celebrada en Kansas City, el nombre de Elliot Richardson fue propuesto para candidato a la vicepresdiencia por algunos de los delegados más liberales, pero las delegaciones más cosnervadores dejaron claro que les resultaba inaceptable.

En 1984 intentó sin éxito presentarse al Senado por Massachusetts y se dedicó a la práctica privada de la abogacía. En 1998 el presidente Bill Clinton le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad, la más alta distinción civil de la nación.

Elliot Richardson murió de una hemorragia cerebral el 31 de diciembre de 1999 en Boston, Massachusetts. Tenía 79 años de edad. Es a día de hoy el único individuo en la historia de EE. UU. que ha dirigido cuatro departamentos ministeriales diferentes (Sanidad, Defensa, Justicia y Comercio).