Ellen Key

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ellen Key
Ellen Key, Carl Milles.jpg
Ellen Key con el escultor Carl Milles, circa 1915.
Nacimiento 11 de diciembre de 1849
Flag of Sweden.svg Suecia, Sundsholm
Fallecimiento 25 de abril de 1926 76 años
Flag of Sweden.svg Suecia, Estocolmo
Nacionalidad sueca
Ocupación Pedagoga, Escritora, Feminista

Ellen Karolina Sofia Key (Sundsholm, 11 de diciembre de 1849Estocolmo, 25 de abril de 1926) fue una escritora y feminista sueca con mucha experiencia en los campos de la vida familiar, ética y educación.

Nacida en la mansión de su familia, en Sundsholm, Suecia, ella estuvo tempranamente abogada por el sufragio femenino, y de un enfoque centralizado de los niños. Key mantuvo esa maternidad crucial para la sociedad y para el gobierno, que se trataba de que los esposos debían brindar apoyo a las madres y a sus niños.

Estas ideas fueron el germen del apoyo del Estado a los niños, que posteriormente influirían en la legislación social de muchos países.

Entre sus trabajos más conocidos figuran:

  • El Siglo de los Niños (1900)
  • Amor y Matrimonio (1903)
  • El Movimiento Feminista (1912)
  • La Generación Joven (1914)
  • Guerra, Paz, y el Futuro (1916)

Primeros trabajos[editar]

Ellen Key comenzó su carrera como escritora a mediados de la década de 1870, con ensayos literarios. Ella empezó con el panfleto En Libertad de Expresión y Publicación (1889). Su nombre y sus libros comenzaron el tópico de animadas discusiones. Sus siguientes trabajos se enfocaron en su punto de vista sobre la educación, la libertad personal, y el desarrollo independiente del ser individual. Estos trabajos incluyen:

  • Individualismo y Socialismo (1896)
  • Imágenes del Pensamiento (1898)
  • Seres Humanos (1899)
  • Las Líneas de la Vida (19031906)
  • Neutralidad de las Almas (1916)

En la educación, su trabajo más temprano fue Maestros para los Infantes en el Hogar y en la Escuela en Tidskrift för hemmet (1876). Su primer ensayo amplio sobre lectura, Libros contra Cuadernos, fue publicado en el diario Verdandi (1884). Más tarde, en el mismo diario, ella publicó otros artículos. Entre ellos se destacan:

  • Una Declaración en Coeducación (1888)
  • Asesinando el Alma en las Escuelas (1891)
  • Educación (1897)
  • Belleza para Todos (1899)

En 1906 llegó Educación Popular con Especial Consideración por el Desarrollo del Sentido Estético. En sus últimos libros Key manifiesta su punto de vista sobre la estética como la belleza del arte, desde el aspecto de la elevación de la humanidad.

Vida Personal[editar]

Ellen Key creció en una atmósfera de liberalismo, en gran parte por la condición de político de su padre, que llegó a obtener un escaño en el Riksdag (Parlamento sueco) en 1868, por lo que la familia se trasladó a Estocolmo. Por la década de 1870 sus creencias políticas eran radicalmente liberales. Ella fue de mente republicana, con la idea de la retención de la libertad que cobró vasta importancia para ella. Estando avanzada la década de 1880, su pensamiento se hizo más radical aún, afectando en un principio sus creencias religiosas y más tarde su visión de la sociedad en general. Esto fue el resultado de una extensiva lectura. En las postrimerías de la década de 1880 y particularmente en la de 1890, ella comenzó a leer literatura socialista y se volvió cada vez más al socialismo, abandonando sus ideas liberales.

Key fue criada en una atmósfera rígidamente cristiana, pero mientras crecía, comenzó a cuestionarse sus ideas. Desde 1879 ella estudió a Charles Darwin, Herbert Spencer y a Thomas Henry Huxley. En el otoño de ese año conoció a Huxley y a Ernst Heinrich Haeckel, el filósofo y biólogo alemán, en Londres. El principio de la evolución, que Ellen Key había comenzado a aceptar, fue una gran influencia en sus puntos de vista sobre la educación.

Trabajó como profesora hasta 1900, cuando debido a la importancia que adoptaron sus ideas, comenzó a brindar seminarios en Suecia y en otros países.


Una de sus numerosas citas:

“Al lado de la lucha de clases, la cultura de la guerra debe cesar y hacer por los jóvenes y entre los jóvenes sobre quienes descansa la responsabilidad de hacer una nueva sociedad mejor para todos de lo que la antigua pudo haber sido”