Elizabeth Ann Duncan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Elizabeth Ann Duncan, también conocida como Ma Duncan (nacida en 1904[1] -muerta el 8 de agosto de 1972), fue una asesina norteamericana. Declarada culpable por planear el asesinato de su nuera en 1958. Fue la última mujer ejecutada en California antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos suspendiera la pena de muerte gracias a la resolución de Furman v. Georgia en 1972.

Elizabeth Duncan fue declarada culpable de contratar a Augustine Baldonado de 28 años de edad y Luis Moya de 23 años de edad para asesinar a su nuera, quien estaba embarazada en ese momento. Los tres prisioneros fueron ejecutados el mismo día en la cámara de gas de la Prisión Estatal de San Quentin el 8 de Agosto, 1972.

Primeros años[editar]

Elizabeth Ann Duncan nació alrededor de 1904. Ella se describió como una vagabunda, declaró haberse casado 20 veces y operado un burdel en San Francisco. Tuvo un hijo, Frank, e hizo de él el centro de su vida.[1]

Angustiada por su vida, Elizabeth Duncan trató de cometer suicidio. Durante su recuperación, ella fue atendida por una enfermera, Olga Kupzyck, de 30 años. Frank, que en ese momento tenía 29 años y era abogado, se casó en secreto con Kupzyck. Elizabeth Duncan interfirió con su matrimonio forzándolos a separarse. En 1958 Olga estaba embarazada de su primer hijo.[1]

Caso[editar]

En 1958, Olga Duncan desapareció; tenía siete meses de embarazo del hijo de su esposo. Su suegra Elizabeth Duncan levantó sospechas de la policía cuando se descubrió que había obtenido ilegalmente una anulación del casamiento de su hijo Frank Duncan y Olga. Elizabeth Duncan contrató a Ralph Winterstein de 25 años de edad, para presentarse ante el tribunal como la joven pareja.

Casi un mes después, los investigadores encontraron el cuerpo de la jóven mujer en Casitas Pass de Carpinteria, California en el Condado de Ventura. Augustine Baldonado, de 25 años, confesó que él y Luis Moya, de 22 años, habían recibido $6,000 para matarla de parte de Elizabeth Duncan, la suegra de la víctima. Dirigieron a la policía al sitio donde estaba enterrado el cuerpo. Según el forense y las confesiones obtenidas, los dos hombres la secuestraron, golpearon con una pistola, estrangularon y la enterraron en una tumba poco profunda. Todavía estaba viva cuando la enterraron.[1]

Elizabeth Duncan subió al estrado en su defensa, admitió haber hablado con los dos sospechosos pero dijo que la chantajearon. El jurado se tomó 4 horas y 51 minutos para declararla culpable. Fue sentenciada a muerte en Diciembre de 1958. Después de apelaciones, que confirmaron la primera sentencia, fue ejecutada en la cámara de gas en 1962.[1] [2]

Motivo[editar]

Los investigadores especularon que Elizabeth Ann Duncan se vio amenazada por el vínculo de su hijo con su esposa. Circularon rumores acerca de la relación de Duncan y su hijo después de ser detenida en la Cárcel de Ventura.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Tracy Wilson, "The Case of a Mother's Lethal Love", Los Angeles Times, 8 de Agosto de 1996, consultado el 19 de Septiembre de 2013
  2. "Women executed in the US in the 1900s", Información de la pena de muerte

Enlaces Externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Jim Barrett, Ma Duncan, Editorial Pentland, 2004