Elementos del bloque d

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los elementos del bloque d (por tener electrones en el orbital d) son aquellos situados en los grupos 3 a 12 de la tabla periódica de los elementos. En estos elementos el nivel energético más externo corresponde a orbitales d (véase la configuración electrónica).

Bloques tabla periódica 2014.png

En el diagrama se muestra la tabla periódica dividida en bloques. En el bloque d hay treinta elementos (realmente hay más, pero no se encuentran en la naturaleza y no se suelen tener en cuenta). Éstos se dividen en diez grupos de tres (las columnas), en donde los tres elementos tienen propiedades físicas y químicas parecidas entre sí, aunque los dos que se encuentran más abajo se parecen más entre sí y muestran más diferencias con el que está en la primera fila (llamado normalmente "elemento cabecera de grupo").

Elementos del bloque d
Z Nombre Símbolo
21 Escandio Sc
22 Titanio Ti
23 Vanadio V
24 Cromo Cr
25 Manganeso Mn
26 Hierro Fe
27 Cobalto Co
28 Níquel Ni
29 Cobre Cu
30 Cinc Zn
39 Itrio Y
40 Circonio Zr
41 Niobio Nb
42 Molibdeno Mo
43 Tecnecio Tc
44 Rutenio Ru
45 Rodio Ro
46 Paladio Pd
47 Plata Ag
48 Cadmio Cd
71 Lutecio Lu
72 Hafnio Hf
73 Tantalio Ta
74 Wolframio W
75 Renio Re
76 Osmio Os
77 Iridio Ir
78 Platino Pt
79 Oro Au
80 Mercurio Hg
103 Lawrencio Lr
104 Rutherfordio Rf
105 Dubnio Db
106 Seaborgio Sg
107 Bohrio Bh
108 Hasio Hs
109 Meitnerio Mt
110 Darmstadtio Ds
111 Roentgenio Rg
112 Copernicio Cn

Véase también[editar]

Clasificación de los elementos: Ley de la Tríadas En 1817 Johann Dobereiner (a la izquierda) observó que el peso atómico del estroncio era aproximadamente la media entre los pesos del calcio y del bario, elementos que poseen propiedades químicas similares.

En 1829, tras descubrir la tríada de halógenos compuesta por cloro, bromo y yodo, y la tríada de metales alcalinos litio, sodio y potasio, propuso que en la naturaleza existían tríadas de elementos de forma que el central tenía propiedades que eran un promedio de los otros dos miembros de la tríada (la Ley de Tríadas).

Esta nueva idea de tríadas se convirtió en un área de estudio muy popular. Entre 1829 y 1858 varios científicos (Jean Baptiste Dumas, Leopold Gmelin, Ernst Lenssen, el von de Max Pettenkofer, y J.P. Cooke) encontraron que estos tipos de relaciones químicas se extendían más allá de las tríadas.

Durante este tiempo se añadió el flúor al grupo de los halógenos; se agruparon oxígeno, azufre, selenio y teluro en una familia mientras que nitrógeno, fósforo, arsénico, antimonio y bismuto fueron clasificados en otra.

Las investigaciones llevadas a cabo presentaban la dificultad de que no siempre se disponía de valores exactos para las masas atómicas y se hacía difícil la búsqueda de regularidades.