Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1812

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
‹ 1808 • Bandera de los Estados Unidos • 1816
7º elecciones presidenciales
1812
Tipo Presidencial

Resultados
James Madison.jpg
James MadisonDemócrata-Republicano
Votos 140.431 Green Arrow Up.svg 12.6%
Votos electorales 128 Green Arrow Up.svg 4.9%
  
50.4%
DeWitt Clinton by Rembrandt Peale.jpg
DeWitt ClintonFederalista
Votos 132.781 Green Arrow Up.svg 112.7%
Votos electorales 89 Green Arrow Up.svg 89.4%
  
47.6%

Mapa del resultado de las elecciones
Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1812
  11   Madison/Gerry
  7   Clinton/Ingersoll

Presidente de Estados Unidos

Las elecciones de 1812 en Estados Unidos tuvieron lugar bajo la sombra de la guerra de aquel año. Ofrecieron una intrigante competición entre el presidente Democrático-Republicano James Madison y un disidente del mismo partido, DeWitt Clinton, sobrino del último vicepresidente de Madison. La oposición Federal lanzó su apoyo a Clinton, no obstante, James Madison fue reelegido presidente.

Los resultados en aquella ocasión alzaron a James Madison a la presidencia con 128 votos electorales, al que le siguió el federal DeWitt Clinton con 89.

Trasfondo[editar]

El perfil de las guerras Napoleónicas había estado empeorando constantemente a través del primer mandato de James Madison, con los británicos y los franceses, que no respetaban los derechos de Estados Unidos en el mar, y capturaban sus barcos. Los británicos provocaban a los marineros americanos, manteniendo fortalezas dentro del territorio de Estados Unidos, en el noroeste, y además apoyaban a indios americanos en la guerra contra los Estados Unidos en el noroeste y el sudoeste.

Mientras tanto, la expansión al sur y al oeste de los Estados Unidos ocupó la Canadá británica y la Florida española, utilizando las provocaciones como pretexto para ocupar dichas áreas. La tensión era constante, y el 12 de junio de 1812, después de que Madison hubiera sido designado presidente, los Estados Unidos declararon la guerra a Gran Bretaña.