Elaphe guttata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Serpiente del maíz
Kornnatter.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Colubridae
Género: Elaphe
Especie: E. guttata
Linnaeus, 1766.
Subespecies
  • E. guttata subsp emoryi, Desconocido, 19XX.
Sinonimia
  • Pantherophis guttatus, Baird & Girard, 1853.

La serpiente del maíz (Elaphe guttata) es una serpiente de la familia Colubridae.[1] Se llama serpiente del maíz porque es de pradera y los cultivos de maíz son su lugar preferido, pues es una serpiente solitaria y no vive en hoyos sino en la planicie, y los matorrales del maíz son las mejores áreas para encontrar su alimento, protección y escondite. Son populares en el mercado de mascotas, quizás por ser más pequeñas y dóciles que otras especies de serpientes y por no ser venenosas.

Distribución[editar]

Su área de distribución es de Maryland y Nueva Jersey llegando hacia el sur a la costa del golfo de México; la subespecie Elaphe guttata emoryi (la serpiente ratera de los grandes llanos) se puede encontrar en Texas, el norte de México y subiendo a través de Kansas y de Misuri.

Características[editar]

Su apariencia es de color amarillo con triángulos naranja mandarina con bordes negros o perfilados, miden de 70 a 130 cm de largo. Viven hasta 20 años.

Biología[editar]

Dos Elaphe sobre un lecho de corteza.

Cuando son jóvenes se alimentan de grillos, escarabajos, gusanos; al llegar a la edad adulta consumen lagartijas, pájaros y roedores; son buenas escaladoras y trepan árboles buscando aves y murciélagos. Aunque en cautividad, desde su nacimiento se las puede alimentar a base de ratones de diferentes tamaños dependiendo de la longitud de la serpiente, en su juventud se les proporciona "pinkis" o ratones recién nacidos, luego pasando a "primer pelo", "destetados", jóvenes y adultos.

Están más activas por la noche o durante las horas del amanecer y al anochecer. Sobre todo son terrestres pero algunas son semiarbóreas. Mientras las especies de Elaphe se alimentan de peces, ranas, roedores y otros mamíferos, E. guttata empieza por alimentarse de invertebrados pequeños como grillos, moviéndose rápidamente hasta los roedores. E. guttata es ovípara y llega a la madurez sexual a los dos años de edad.

Taxonomía[editar]

En 2002, todas las serpientes norteamericanas del género Elaphe se reclasificaron en el género Pantherophis, cambiando su Elaphe guttata a Pantherophis guttatus, sin embargo no se aceptó este cambio, y sigue refiriéndose como Elaphe.

En 2003 el Herpetological Review rechazó el cambio de Elaphe a Pantherophis sobre la base de insuficientes estudios. El "International Committee for Zoological Nomenclature, ICZN" no ha tomado ese cambio. Los cambios taxonómicos se hacen oficiales cuando los aprueba el ICZN, y mientras no lo publiquen, los artículos con la reclasificación taxonómica se toman como sugerencias taxonómicas.

Cuidados en cautiverio[editar]

Una Elaphe engullendo un ratón.

Son populares en el mercado de mascotas, son conocidas por más pequeñas y dóciles que otras especies de serpientes. No son venenosas, otra razón para explicar su adopción como mascota.

Los Elaphe fueron las primeras serpientes en cautiverio.[2] por su naturaleza dócil, fácil de cuidar y amplia variedad de morfologías, son las más comunes serpientes en el mercado de las mascotas.[3]

Como mascota, los juveniles Elaphe son alimentados con ratones rosas una o dos veces semanalmente, y los adultos pueden comer un roedor por semana. Las serpientes deben mantenerse con una Tº de entre 21-25 en la zona fría y 30 °C (de una lámpara de calor o una manta térmica), y un ciclo de luz de 8 a 12 h por día. Requieren poca humedad, entre 40 a 50 %, y buen lugar para permanecer y para ascensos. Ramas de árboles son buenas como cama. Puede ser útil una bandeja de agua para los juveniles, asegurando que no sea mayor a la víbora, porque se puede lastimar debajo que él.

Las E. guttata y las otras especies de Elaphe cuando están en cautiverio se deben tener en un lugar de por lo menos 2 m³ y el contenedor debe tener una tapa segura. Una serpiente que quiere salir puede empujar contra la tapa o el cristal hasta que encuentre una apertura bastante grande para su cabeza; donde vaya su cabeza va su cuerpo. Algunas serpientes frotarán constantemente su nariz contra la tapa del terrario en un esfuerzo de encontrar una salida. Las abrasiones que resultan se deben tratar con un ungüento antiséptico y antibiótico. Los mobiliarios en el recinto se deben entonces evaluar para proporcionar a un ambiente más natural.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]