El traje nuevo del emperador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El traje nuevo del emperador
de Hans Christian Andersen
Emperor Clothes 01.jpg
Ilustración de Vilhelm Pedersen (1820 - 1859), el primer ilustrador de Andersen.
Género Cuento
Subgénero Cuento de hadas, Literatura infantil
Título original Keiserens nye Klæder
País Bandera de Dinamarca Dinamarca
[editar datos en Wikidata ]

El traje nuevo del emperador (Keiserens nye Klæder) también conocido como El rey desnudo, es un cuento de hadas danés escrito por Hans Christian Andersen y publicado en 1837 como parte de Eventyr, Fortalte for Børn (Cuentos de hadas contados para niños). La historia es una fábula o apólogo con un mensaje de advertencia: «No tiene por qué ser verdad lo que todo el mundo piensa que es verdad», o, también, «No hay preguntas estúpidas».

El cuento El traje nuevo del emperador es el n.º 9 de la colección de Andersen.

Argumento[editar]

Hace muchos años vivía un rey que era comedido en todo excepto en una cosa: se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos charlatanes llamados Guido y Luigi Farabutto decir que podían fabricar la tela más suave y delicada que pudiera imaginar. Esta prenda, añadieron, tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquier estúpido o incapaz para su cargo. Por supuesto, no había prenda alguna sino que los pícaros hacían lucir que trabajaban en la ropa, pero estos se quedaban con los ricos materiales que solicitaban para tal fin.

Sintiéndose algo nervioso acerca de si él mismo sería capaz de ver la prenda o no, el emperador envió primero a dos de sus hombres de confianza a verlo. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de ver la prenda y comenzaron a alabar a la misma. Toda la ciudad había oído hablar del fabuloso traje y estaba deseando comprobar cuán estúpido era su vecino.

Los estafadores hicieron como que le ayudaban a ponerse la inexistente prenda y el emperador salió con ella en un desfile sin admitir que era demasiado inepto o estúpido como para poder verla.

Toda la gente del pueblo alabó enfáticamente el traje temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño dijo:

«¡Pero si va desnudo!»

La gente empezó a cuchichear la frase hasta que toda la multitud gritó que el emperador iba desnudo. El emperador lo escuchó y supo que tenían razón, pero levantó la cabeza y terminó el desfile.

Origen[editar]

El cuento corresponde al tipo 1.620 de la clasificación de Aarne-Thompson: La ropa nueva del rey.[1]

Se pueden encontrar variantes de la historia ampliamente dispersas por el globo, incluyendo versiones de la misma en Sri Lanka, Turquía y la India.[2] En el folclore de Sri Lanka[3] hay un cuento acerca de siete estafadores que llegan a la corte de un rey tonto y le hacen esta pregunta:

Maharajá: ¿Qué tipo de traje lleva puesto? Nosotros tenemos una bata de seda de color cobre para el rey de nuestra ciudad. En comparación con nuestro rey, usted parece uno de sus sirvientes.

Los estafadores después le advierten de que la tela de seda "no es visible para una persona de bajo nacimiento."

La versión de Andersen está basada en una historia española recopilada por el infante Don Juan Manuel en el El conde Lucanor (historia o exemplo XXXII),[4] un libro de exempla o cuentos moralizantes escrito entre 1330 y 1335. Andersen no conocía el original español, pero había leído una traducción al alemán titulada So ist der Lauf der Welt (Así es el discurrir del mundo), y en ella se basó para escribir su versión.[5]

En el cuento original, al rey le engañan unos tejedores que dicen hacer un traje invisible para cualquier hombre que no sea hijo de su presunto padre. Andersen quiso evitar referencias subidas de tono en su trabajo y alteró la historia de origen para dirigir el foco hacia orgullo y la vanidad intelectual cortesanas en lugar de la paternidad adúltera.[6]

La misma historia, aunque centrándose en la limpieza de sangre y en la obsesión por ser cristiano viejo, aparece en un entremés de Cervantes llamado El retablo de las maravillas.[7]

Análisis[editar]

La historia de un chiquillo destrozando las pretensiones de un rey tiene paralelos con otras culturas siendo categorizada por Aarne-Thompson en el número 1.620 de su clasificación de cuentos folclóricos.

Las expresiones El traje nuevo del emperador y El emperador va desnudo se usa a menudo en alusión al cuento de Andersen, la metáfora indica una situación en la que una amplia (y usualmente sin poder) mayoría de observadores decide de común acuerdo compartir una ignorancia colectiva de un hecho obvio, aun cuando individualmente reconozcan lo absurdo de la situación. Una metáfora de lo contrario, en la que cada individuo insiste en su propuesta a pesar de las evidencias de los demás puede encontrarse en la historia de Los ciegos y el elefante.

El cuento también se usa en referencia a la «verdad a través de los ojos de un niño», la idea de que la verdad a menudo es dicha por gente demasiado ingenua para entender que haya grupos de presión que dicen lo contrario a lo obvio. Este es un tema de «la pureza con la inocencia» que puede verse en muchas otras obras de Andersen.

«El traje nuevo del emperador» o «El emperador va desnudo» a veces se usa en política y sociedad para referirse a cualquier verdad obvia negada por la mayoría a pesar de la evidencia, especialmente cuando es proclamada por el gobierno.

Adaptaciones[editar]

La historia ha sido parodiada en numerosas ocasiones, incluyendo la serie animada Alftales donde Alf interpreta a un sastre especialista en ropa confortable que trata de convencer al rey de venderle su mercancía. La historia termina con el emperador haciendo streaking.

El novelista chino Ye Sheng Tao continuó la historia donde Andersen la dejó en un libro también titulado El traje nuevo del emperador.

Obras cuyo título alude al del cuento[editar]

The Emperor's New Mind (La mente nueva del emperador), de Roger Penrose, es un libro de física en el que Penrose llega a la conclusión de que los ordenadores, aunque parezcan pensar, no pueden hacerlo tal como lo experimentamos nosotros.

Referencias[editar]

  1. AT 1620: The King's New Clothes.
  2. Otros cuentos de este tipo en el sitio del folclorista estadounidense D. L. Ashliman sobre El traje nuevo del emperador. Consultado el 3 de mayo del 2010.
    • Cuentos similares en el sitio SurLaLune Fairytales. Acceso 2010-03-06.
  3. PARKER, Henry (1914). Village Folk-Tales of Ceylon, volume 2. Luzac and Company. pp. 66–69. 
  4. Exemplo XXXIIº - De lo que contesció a un rey con los burladores que fizieron el paño.
  5. BREDSDORFF, Elias (1912 - 2002): Hans Christian Andersen: The Story of His Life and Work, 1805–75. Phaidon Press Ltd., Londres, 1975. ISBN 0-7148-1636-1. Pp. 312 - 313.
  6. WULLSCHLAGER, Jackie: Hans Christian Andersen: The Life of a Storyteller (H.C.A: vida de un cuentista). University of Chicago Press[1] (Publicaciones de la Universidad de Chicago). 2000. ISBN 0-226-91747-9. Pág. 176
  7. El retablo de las maravillas.

Enlaces externos[editar]