El socio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El socio
Caricatura de Jenaro Prieto, Autor de El socio
Autor
Jenaro Prieto
Narrador
Omnisciente
Tiempo
1928
Género y subgénero
Narrativo
Diálogo
Culto Formal

El socio es una novela del escritor chileno Jenaro Prieto publicada en 1928 y que forma parte de los planes de lectura obligatoria de la enseñanza secundaria en Chile.

Trama[editar]

Este libro relata la historia de Julián Pardo, un corredor de propiedades bastante pobre que día a día trabaja para llevar el sustento a su esposa Leonor y a su pequeño y débil hijo "El Nito". A medida que avanza el relato podemos ver como Pardo es consumido por sus mentiras y llevado al punto extremo de desarrollar un trastorno de identidad disociativo.

La historia comienza cuando Julián es citado por el señor Goldenberg para conversar sobre su participación en un negocio aurífero. Para zafarse de Goldenberg, le miente diciendo que debe consultar con su socio cuando, en realidad, no tenía ningún socio.

A medida que la historia avanza podemos ver como este socio, que recibe el nombre de Walter Davis, va tomando vida propia dentro de la mente de Julián. Davis, un inglés de aproximadamente 50 años, es excéntrico y un negociante genial, casi un genio de la especulación.

Julián, completamente consumido por su mentira, termina viendo cómo Davis influye casi físicamente en su mundo, perjudicándolo y vengandose de él. Para poder escapar de su terrible situación, se escribe una carta de amenaza firmada por Davis, y luego de unos días se suicida.

La novela en el cine[editar]

El socio ha tenido seis adaptaciones internacionales al cine: The Mysterious Mr. Davis, realizada en Inglaterra por Claude Autant-Lara (1936); Il socio invisibile (1939); Consultaré a Mister Brown (España, 1946), El socio (México, 1946); L'associé (Francia, 1950), protagonizada por Michel Serrault.

Finalmente, en 1996 le llegó el turno a Hollywood con The Associate, de Donald Petrie. Este director la convirtió en una comedia para Whoopi Goldberg y se distribuyó en España con el título de Cómo triunfar en Wall Street y de La socia principal en Hispanoamérica.[1]

Análisis[editar]

  1. Tema: unión entre realidad y fantasía, llegando esta última ha transformarse en algo posiblemente existente.
  2. Narrador: es heterodiegético, ya que no se encuentra representado en el relato; además es omnisciente porque sabe todo lo que los personajes piensan, sienten y padecen.
  3. Mundo Narrado: cotidiano

Personajes:

  • Julián Pardo: personaje en relieve y dinámico, en torno al que se desarrolla la historia. Es un hombre sentimental e imaginativo, pero no tiene la influencia ni la audacia necesaria para desarrollarse con facilidad en el mundo de la bolsa, para el que crea al personaje de Davis. Superado por su mentira, termina suicidandose.
  • Walter Davis: inglés inventado por Julián para salvarse del negocio aurífero de Goldenberg.
  • Samuel Goldenberg: excompañero de colegio de Julián Pardo, hombre de sólida condición económica, astuto para los negocios.
  • Anita Velasco: esposa de Goldenberg. Mujer joven, muy elegante, inteligente y amorosa, se siente un poco desolada por su matrimonio, que a pesar de darle todo lo material que necesita, no recibe el amor ni el cariño que ella esperaba. Tiene una aventura con Julián y termina enamorándose de Davis, tal como le predijera una adivina: "te enamorarás de un hombre que no existe".
  • Leonor: esposa de Julián; muy sumisa y triste, responde al estereotipo de ama de casa, preocupada por su hijo y por su esposo.
  • El Nito: hijo de Julián que pasa gran parte de la historia enfermo. El día de su muerte podía ver la sombra de Davis que lo ahorcaba, pero podríamos deducir que fue Julián quien lo ahorcó.
  • Luis Alvear: tipo alegre, simpático y gozador de la vida. El placer es lo importante para él y no le preocupa la moral. Tiene una aventura con la esposa de un bancario, pero como le da hijos a este matrimonio infeliz el considera que realiza una buena acción en vez de asumir sus errores.
  • Willy López: averiguador e intrigante, es un chismoso.
  • Urioste: corredor de bolsa involucrado en los negocios auríferos de Goldenberg
  • Serafín: el que guió a Julián en los Andes
  • acontecimientos: plural, encadenados, ya que se van dando varios uno tras otro.
  • espacio: 1. Concreto: dentro de la casa de Pardo, del despacho que transformaron él y Anita para verse, de la casa de Goldenberg y dentro de la Bolsa. 2. Abstracto; ambiente comercial, donde primaba la situación económica de las personas, donde la sociedad era muy chismosa y se sabía todo lo que pasaba con las personas.
  • tiempo: la duración del relato es de unos pocos meses en algún año de la década de 1920 y el tiempo en que se desarrolla es una época centrada en el ámbito comercial, donde la clase alta tenía gran estatus como es el caso del inventado Mr. Davis, quien a pesar de no ser conocido por nadie, como se sabía que poseía riqueza era muy famoso e importante en la sociedad santiaguina.
  • lenguaje: sencillo y coloquial.
  • movimiento al que pertenece: Prieto no es encasillable en ninguno, pero se puede decir que por ser bisnieto de un presidente de la república, poseía un fuerte ímpetu y afán nacionalista y político, lo cual se ve reflejado en sus obras, ya que aborda el tema principal de esa época: la economía.

Es el autor quien crea un personaje, pero muchas veces, éste se crea a sí mismo a través del primero, llegando a adquirir una identidad propia incluso más fuerte que la de quien lo engendró. Esta idea, conocida entre otras, desde la tétrica historia del Frankenstein de Mary Shelley, es la que actualiza Jenaro Prieto en El socio.

Resumen[editar]

La historia es protagonizada por Julián Pardo, un hombre con una existencia mediocre que se desempeña como corredor de propiedades y que anhela superar la crisis económica en la que se encuentra e ingresar de lleno al competitivo mundo de los negocios. Pero Pardo es un hombre en constante dualidad entre lo que quiere y lo que debe hacer para conseguirlo; su inseguridad lo vuelve incapaz de tomar verdaderas responsabilidades, de modo que decide apelar al recurso que tantas veces vio en otros; responsabilizar al socio. El detalle es que al no tenerlo, surge la invención y nace Mr. Walter Davis, al que Pardo nos “presenta” como un experimentado hombre de empresa, seguro de sí mismo, sabio, con altura de miras y que con el correr de los acontecimientos, se reafirma en su sitial de hombre digno de imitar, de ejemplo a seguir.

Referencias[editar]