El señor de las moscas (película de 1990)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lord of the flies
Título El señor de las moscas
Ficha técnica
Dirección
Producción Lewis M. Allen
Castle Rock Entertainment
Nelson Entertainment
Guion Sara Schiff
Música Philippe Sarde
Fotografía Martin Fuhrer
Protagonistas Balthazar Getty
Chris Furrh
Danuel Pipoly
Andrew Taft
Edward Taft
Gary Rule
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1990
Género Drama
Duración 90 min.
Clasificación Edad 12.png
Idioma(s) inglés
Ficha en IMDb

El señor de las moscas es una película dirigida por Harry Hook en 1990 basada en la novela homónima de William Golding. Existe una película anterior, dirigida por Peter Brook en 1963 también basada en el mismo libro de Golding (Lord of the Flies en inglés). En la película se hace explícita la intención del novelista de ofrecer una visión de la naturaleza humana alternativa a la que se refleja en el Emilio de Rousseau. El título alude a la maldad humana, representada por Belcebú, deidad filistea y posteriormente también perteneciente a la iconografía cristiana, que es conocido por este sobrenombre de Señor de las Moscas.

Argumento[editar]

Un avión que lleva a casa unos cadetes de una escuela militar estadounidense sufre una avería y cae en el océano, cerca de una isla desierta. Los niños sobrevivientes llegan a la isla, llevando con ellos al piloto muy mal herido. En vista de las circunstancias, que están solos, sin comida ni ropa para usar (quedan en calzoncillos toda la película) deberán organizarse para subsistir. Al darse cuenta de las pocas probabilidades que hay de ser rescatados, deciden unirse para sobrevivir, estableciendo unas normas mínimas de convivencia y un reparto de tareas. Pero pronto uno de ellos decide desmarcarse del grupo, arrastrando consigo a otros. Lo que en principio parece una decisión sin mayores consecuencias, acabará por convertirse en una guerra entre dos bandos, el escindido –que acabará siendo mayoritario, y en el que se vive bajo el dominio despótico del cabecilla–, y los que desean mantener la estructura inicial, que acabarán siendo reducidos en número hasta quedar dos (Ralph y Piggy).

Pero antes ocurre un sórdido suceso: uno de los niños es asesinado con lanzas en medio de una frenética danza cuando se aproxima corriendo con un neón en la mano a una celebración del grupo en torno a una hoguera para dar la noticia del hallazgo del Capitán Vicent. La negativa a asumir la responsabilidad de este acto arrastrará al grupo a una espiral creciente de violencia y sinrazón. Piggy, que de algún modo encarna la voz de la razón, acabará siendo también asesinado, y después de ello, se inicia la persecución de Ralph, que encarna al sentido común, para lo cual prenden fuego a la isla. Más tarde apunto de atrapar a Ralph , llegan unos militares a la isla y los rescatan.