El respeto al derecho ajeno es la paz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La frase célebre del político liberal mexicano Benito Juárez, "Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz", fue enunciada el 15 de julio de 1867, en un manifiesto expedido poco después de entrar triunfante en la Ciudad de México, tras la derrota y fusilamiento de Maximiliano I de México de Habsburgo y el derrocamiento del Segundo Imperio Mexicano. El 15 de julio de 1867, después de haber permanecido dos días en Chapultepec se dirigió a la Ciudad de México. Entró por la puerta de Belém y el paseo de Bucareli, en el lugar en donde se encontraba la estatua de Carlos IV se detuvo para recibir felicitaciones de autoridades civiles y militares, continuó su camino por la Alameda Central para dirigirse al Palacio de Gobierno. Desde el balcón presenció un desfile de la columna de honor y las expresiones de júbilo de la población. Ese mismo día expidió el manifiesto en donde se encuentra la frase célebre:

..Mexicanos: encaminemos ahora todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz. Bajo sus auspicios, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.


Confiemos en que todos los mexicanos, aleccionados por la prolongada y dolorosa experiencia de las comunidades de la guerra, cooperaremos en el bienestar y la prosperidad de la nación que sólo pueden conseguirse con un inviolable respeto a las leyes, y con la obediencia a las autoridades elegidas por el pueblo...
Benito Juárez, 15 de julio de 1867.[1]

Controversia[editar]

Aunque se le atribuye a Benito Juárez el mérito de la frase, se han tratado polémicas en torno a si dicha frase es creación propia o si fue citada del libro "La paz perpetua" de Immanuel Kant. Tal especulación ha generado que hoy en día aún se tienen dudas del origen de la frase.

Si bien es cierto que Immanuel Kant tiene una frase similar en "La Paz Perpetua" ("la injusticia cometida se ejerce únicamente en el sentido de que no respetan el concepto del derecho, único principio posible de la paz perpetua."), algunos historiadores aseguran que Benito Juárez tan sólo se basó en dicho libro para forjar su frase. Actualmente no se ha dado un resultado final.

También se ha dicho que la frase fue tomada por Juárez de escritos del teórico del liberalismo Benjamin Constant de Rebecque (Lausiana, 1767-1830), pero más bien parece que conoció, estudió y admiró la obra de Constant y fue él quien acuñó la frase en su forma conocida.

Referencias[editar]

  1. Selser, Gregorio Op.cit. p.175-176
    Pola, Ángel Op.cit. p.289
    Riva Palacio, Vicente Op.cit. p.859

Bibliografía[editar]

  • POLA, Ángel (1905) Discursos y manifiestos de Benito Juárez: recopilación de Ángel Pola volumen 2 texto digitalizado de la Biblioteca Pública de Nueva York texto en la web consultado el 31 de octubre de 2009.
  • RIVA PALACIO, Vicente (1880) México a través de los siglos Tomo V "La Reforma", México, ed.Cumbre texto en la web consultado el 1 de noviembre de 2009
  • SELSER, Gregorio (1994) Cronología de las intervenciones extranjeras en América Latina, Tomo II 1849-1898, México, ed.Universidad Nacional Autónoma de México, ISBN 978-968-36-5038-4 texto en la web consultado el 31 de octubre de 2009