El reino de este mundo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El reino de este mundo es una novela publicada en 1949 por el escritor cubano Alejo Carpentier cuyo tema principal, «lo real maravilloso», se enmarca en la revolución haitiana.

Sin mencionar, por supuesto, el valor literario de la obra, la dedicación (y comprensión) que mostró Carpentier por medio de la literatura sobre la cultura de América ha hecho que esta novela sea ampliamente aceptada por la crítica, y que hoy pertenezca al canon académico[cita requerida].

Instancias previas[editar]

A la fascinación por el Barroco y el contacto con el Surrealismo durante su estancia en Europa, se suman las experiencias vividas por Carpentier a su regreso a Cuba. En una ocasión asistió a una ceremonia vudú, lo que despertó su interés por el Afro-cubanismo. Además, en 1943 hizo un viaje, crucial para él, a Haití, donde visita la fortaleza de La Ferrière y el Palacio de Sans-Souci, ambos construidos por el emperador negro Henri Christophe.

Lo real maravilloso[editar]

En el prólogo de El reino de este mundo, Carpentier describió su visión de «lo real maravilloso» o lo maravilloso real, que algunos críticos interpretan como sinónimo de realismo mágico, aunque esto no es correcto (ver también: real-maravilloso).

A grandes rasgos, el concepto de lo maravilloso implica un sentido de sorpresa frente a lo inusual e inesperado, o un fenómeno improbable. Este puede ocurrir en varias maneras: naturalmente, como resultado deliberado de la manipulación de la realidad o por la percepción del artista, y finalmente por intenciones sobrenaturales. Por otra parte, estos provocan la presencia de algo diferente de lo normal.

Carpentier, ya muy alejado de los surrealistas, concluye que «lo real maravilloso» es patrimonio y natural de Latinoamérica.

Es por esto que algunos de los personajes de la novela están tomados de la realidad, como, por ejemplo, François Mackandal, el más famoso líder de la Revolución haitiana.

La influencia de esta obra y, en realidad, de esta teoría fue enorme en los posteriores escritores latinoamericanos.

Personajes[editar]

Ti Noel[editar]

Protagonista de la obra no sabe de letras, seguidor de Mackandal y Bouckman, su dueño es Monsieur Lenormand de Mezy. Tras las revueltas en Haití, la casa del amo ha quedado destruida, así que Lenormand viaja con sus esclavos a Cuba en busca de otra suerte; allí el amo se hace jugador de naipes hasta que pierde todo, incluido Ti Noel. Con su nuevo amo, Ti Noel reúne el aguinaldo suficiente para ir en cubierta de vuelta a Haití. Allí vivirá en las ruinas de la antigua casa de Lenormand y participará de manera importante en el derrocamiento del rey negro Christophe, quien se había hecho más tirano que los franceses. Finalmente, durante el gobierno de los mulatos republicanos, éste practicará el ejercicio de la metamorfosis y el dominio de las fuerzas de la naturaleza.

Ti Noel, por un lado, representa la creencia en la tradición africana de Haití, el vudú, el teriomorfismo, la magia, etc., y, por otro, es un hombre que ante todo es un amante de la libertad.

Mackandal[editar]

El rebelde que instiga el alzamiento. En un accidente pierde un brazo y Ti Noel se hace amigo de él. Mackandal le lleva a conocer a una mujer con poderes mágicos. Mackandal huye y Ti Noel recibe una nota suya para un encuentro que tiene lugar en una cueva. Mackandal aprende a usar hongos venenosos y logra envenenar a muchos amos, y familias enteras. Los colonizadores logran capturar a Mackandal. Cuando deciden quemarlo, como lección para los esclavos. Mackandal parece volar sobre los negros esclavos quienes corren despavoridos pensando que el negro huyó, pero no vieron que fue recapturado y lanzado al fuego. Los esclavos pensaron que éste se transformó en mariposa (eventualmente se denominará Mackandal a una especie de mariposas provenientes de Haití) logrando así la libertad. La transformación solo la ven los esclavos y los iniciados de la religión vudú. El poder de cambiar de figura es una característica de las religiones animistas, y aquí es exactamente lo que señala «lo real maravilloso» de Carpentier. Los amos no se dan cuenta de esa transformación. Carpentier revela esos dos puntos de vista, cambiando la perspectiva narrativa. Mackandal es el ídolo de los esclavos en la obra, ya que simboliza la libertad y poderes estrictamente afroamericanos.

Bouckman[editar]

Personaje histórico. Figura jamaiquina, sucesor y continuador de los proyectos del manco Mackandal. Dirige la segunda revuelta de negros, muere decapitado.

Reseña[editar]

La historia comienza cuando Mackandal, que en uno de los episodios pierde un brazo en un accidente, le cuenta al personaje principal, Ti Noel (un esclavo cubano), sobre el místico y lejano reino de África. Mackandal introduce a Ti Noel en el mundo de los dioses y los rituales africanos, que para este eran totalmente desconocidos. Mackandal será el primer líder de una rebelión, escapando de su amo descarga una terrible peste en toda la ciudad que causa la muerte desde a animales hasta a los mismos dueños de las tierras. Uno de los secuaces de Mackandal es interrogado hasta revelar lo ocurrido: Mackandal habría invocado a un dios del veneno que lo habría esparcido por toda la ciudad. Mackandal se habría estado escondiendo de sus enemigos disfrazándose mediante hechizos de diferentes animales, esto era conocido por toda la comunidad aledaña a Mackandal, quienes lo creían su libertador. Después de una larga persecución, se arresta a Mackandal, se conduce a los esclavos a la plaza donde tienen amarrado al líder rebelde, este, a punto de ser quemado vivo, se deshace de las ataduras lanzándose sobre la multitud de esclavos; estos, al creer que es obra de un hechizo, cantan, gritan, aclaman a su líder tanto que aturdidos por el bullicio muy pocos logran ver que el líder es arrestado nuevamente y metido a la hoguera, donde es quemado. Con la muerte de Mackandal se reprime la revolución.

El amo de Ti Noel, Monsieur Lenormand de Mezi, muerta su esposa por causa de la peste, se casa con una viuda quien también muere al poco tiempo, entonces él va en busca de Mademoiselle Floridor, una actriz fracasada que se convertirá en su nueva amante. Pronto aparece un nuevo líder rebelde, Bouckman, quien encabeza una rebelión mucho más fuerte. Ti Noel también se une a la rebelión, sonando ya las caracolas Ti Noel junto con los demás esclavos atacan la casa de su amo ultrajando incluso a Mademoiselle Floridor, a quien después asesinan. Lenormand de Mezi en tanto se esconde en un pozo donde escapa de morir a manos de sus esclavos. La rebelión termina cuando arrestan a Bouckman y lo decapitan, luego arrestan también a los rebeldes y los fusilan. A punto de ser fusilado, Ti Noel es salvado por su amo, quien pide que aplacen su muerte. Después de un largo viaje para relajarse, muere Lenormand de Mezi y Ti Noel es adquirido por un nuevo amo; entre tanto junta poco a poco sus monedas para comprar su libertad, una vez adquirida esta, se refugia en el que habría sido el caserío de su amo Lenormand de Mezi. Un día ve pasar a unos soldados vestidos muy diferente al modo español y los sigue, descubriendo así el famoso reino de Haití, donde el rey es Henri Christophe; al inicio cree encontrar un reino de gente como él en el que todos son tratados con más dignidad, pero al ser apresado por los soldados de este rey se da cuenta de que este nuevo reino es igual o peor que las monarquías de Francia.

Paralelamente a esta historia también se cuenta un poco la vida de Solimán, un hombre esclavo también de raza africana que es masajista de Paulina Bonaparte, quien por el apellido podría sospecharse familiar de Napoleón Bonaparte, haciéndose referencia con este dato a que estas ideas un tanto revolucionarias también se debían a que en ese contexto se daba la revolución francesa con ayuda de filósofos ilustrados que aportaron con sus ideas liberales. Solimán, por lo que se relata en el texto, se enamora de Paulina, a quien le complace mucho ser el deseo de los hombres. A la muerte del amado de Paulina, el actor Leclerc, quien al parecer había retornado de su último viaje contrayendo una enfermedad terminal, se entrega a una serie de rituales ejecutados por Solimán creyendo así ahuyentar al mal. Aquí es donde estas historias se unen: Solimán llega al reino de Haití al parecer como uno de los pajes que iban a ser liberados, y es allí cuando después de presentarse el espectro de un sacerdote condenado a muerte por Henri Christophe por querer irse de este reino sabiendo los secretos de este rey, este cae muy enfermo y es aprovechado por sus esclavos y demás servidores para entablar una rebelión, así escapan todos y destruyen este reino; el rey, muy consternado por esto, se suicida dejando a su esposa (María Luisa) y sus hijas (Atenais y Amatista) a su suerte, quienes son rescatadas y ayudadas a escapar por los pajes restantes que quedaban en el palacio.

Después de saqueado el palacio, el cuerpo de Henri Christophe, antes rey de Haití, es hundido en material para construcción y son dejadas en libertad su esposa y sus hijas. Así, junto a Solimán, pasan sus días; este se enamora de una mujer y se hace pasar por sobrino de Henri Christophe, en uno de estos episodios van hacia una sala llena de estatuas entre las cuales descubre una en particular, que, al acariciar, se da cuenta de que se trata del cuerpo de Paulina Bonaparte, entonces da un grito de horror en su afán por querer sacarla de allí creyéndola aún con vida.

Por otro lado, Ti Noel pasa sus días en las ruinas de la casa de Lenormand de Mezi preguntándose cuál era su propósito en la vida, así descubre el arte de transformarse en animal creyendo que podría así pasar el resto de sus días sin tener que esconderse de nadie, pero se da cuenta entonces de que de nada vale, pues la situación en la que se halla es la misma de muchos animales, incluso como uno de sus animales favoritos, el ganso, es discriminado y relegado a labores poco dignas, entonces critica su pensamiento tan limitado y añora la época cuando conoció a Mackandal, se cuestiona el no ser valiente como él, cuyos poderes habían sido concebidos para reclamar los derechos de otros hombres, es decir, para servir a su pueblo, se siente inferior al no poder ser como Mackandal. Días después se desata una infernal tormenta que destruye todo a su paso, después de la cual no se sabe más de Ti Noel. Este final insinúa que probablemente habría sido llevado por su amigo Mackandal.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]