El otro (Borges)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El otro
de Jorge Luis Borges
Género Cuento
Idioma Español
País Flag of Argentina.svg Argentina
Fecha de publicación 1975
El libro de arena
El otro «Ulrica»
[editar datos en Wikidata ]

"El otro" es un cuento del escritor argentino Jorge Luis Borges que integra El libro de arena, colección de cuentos y relatos publicada en 1975.

Se trata del primer cuento de ese volumen, y como en otros textos de Borges, su protagonista es el mismo autor.

Argumento[editar]

En el cuento, Borges, ya anciano, relata el encuentro acaecido con un Borges joven en la ciudad de Cambridge.

Abundan en el relato las referencias a Heráclito de Éfeso (es imposible bañarse dos veces en el mismo río, ya que uno y el río no son los mismos). De hecho, el diálogo se desarrolla, según el viejo a orillas del río Charles en 1969, y junto al Ródano (Ginebra) en 1918, según el joven.

Si el lugar del episodio y el año en que sucedió son otros, también lo son los personajes; la visión romántica de una fraternidad de todos los hombres que el joven alude, es una abstracción para el escepticismo del mayor, que duda hasta de la existencia de un solo individuo.

Durante el diálogo que mantienen, el joven hace alusión a "El doble", de Dostoievski. El joven, escéptico, se pregunta cómo es posible que el otro no recordara ese encuentro. A raíz de un dato inexacto que el primero proporciona, Borges anciano concluye que se trata de un episodio real para él, pero un sueño para el más joven.

El viejo Borges estaba sentado frente Charles en Cambridge, Boston, en 1969 pensando en el día anterior, cuando de repente siente una presencia a su lado, empieza a silbar una canción que el conocía, y lo hace recordar un momento de su vida pasado. Luego sospechó quien era el que tenía al lado, entonces le preguntó de donde era, esta persona le contestó que era de argentina pero que estaba en Ginebra desde 1914. Luego Borges le da la dirección de una casa y le pregunta si era suya, el hombre le contesto que si, y en ese momento se dio cuenta que era el mismo.

Al joven Borges le resulta demasiado rara la situación, pero el viejo Borges dice que no miente, y que puede probarlo. Entonces le dice que le dice una serie de hechos que para su edad el ya conocía, pero el joven Borges no esta del todo convencido, pues si todo era un sueño obviamente iba a saber las cosas de su vida.

El viejo Borges le dice al joven que si es un sueño cada uno tiene que pensar que sueña su propio sueño o sea que la otra persona es parte del sueño y que son totalmente distintos. Luego de decir eso el viejo Borges le cuenta una serie de hechos de su pasado, sobre la familia y cosas que él hará, que seria el futuro de el joven Borges.

El viejo Borges le empezó a preguntar sobre un libro que tenía en las manos y esa conversación terminó en el libro que el joven estaba escribiendo en esa época, le dio un par de opiniones.

Luego de un rato de hablar el joven Borges le pregunta si el había siendo el mismo joven, como es que no recordaba ese hecho, el viejo Borges le contesto que capaz como el hecho había sido tan extraño el habría querido olvidarlo. La conversación había durado mucho como para ser un sueño.

Quedaron en encontrarse en el mismo banco al día siguiente, el joven sin mirar el reloj dijo que era tarde para el, los dos mintieron y cada cual sabia que el otro estaba mintiendo. El viejo dijo que lo iban a ir a buscar, y el joven le pregunto:- ¿a buscarlo?

El le contesto:- Si cuando alcances mi edad ya habrás perdido casi la totalidad de la vista veras todo de color amarillo como si fuera un atardecer de verano, no te preocupes que la ceguera gradual no es una cosa trágica.

Luego se despidieron. Al día siguiente el viejo Borges no fue, y supuso que el otro tampoco había ido. Después de mucho pensar el viejo Borges llegó a la conclusión de que el encuentro fue real pero el otro conversó con él en un sueño y fue así que pudo olvidarlo, él conversó con el joven en la vigilia y todavía lo atormenta el recuerdo.