El maleficio de la mariposa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El maleficio de la mariposa es la primera obra teatral de Federico García Lorca,(artista de la generación del 27) escrita en 1920 y estrenada el 22 de marzo de ese mismo año en el Teatro Eslava de Madrid, dentro de la programación del Teatro de arte dirigido por Gregorio Martínez Sierra. Con sólo cuatro representaciones, abucheos incluidos, supuso un total fracaso para su autor. El texto, escrito en verso, es una parábola sobre la frustración, el amor y la muerte; los dos últimos temas recurrentes en la obra de Lorca; y es protagonizado por unos insectos -cucarachas o "curianitas"- que proporcionan a la historia un ambiente inquietante, con aires de cuento infantil, pero en cuyo seno se encierra un drama profundamente humano, tal y como se advierte en el prólogo:

¿Por qué os causan repugnancia algunos insectos limpios y brillantes que se mueven graciosamente entre las hierbas? ¿Y por qué a vosotros los hombres, llenos de pecados y vicios incurables, os inspiran asco los buenos gusanos que pasean tranquilamente por la pradera tomando el sol en la mañana tibia? ¿Qué motivo tenéis para despreciar lo ínfimo de la Naturaleza? […] Dile al hombre que sea humilde. ¡Todo es igual en la Naturaleza![1]

Fue estrenada con figurines de Rafael Barradas y decorados de Mignoni tras ser rechazados los decorados de Barradas por La Argentinita,[2] que realizaba los danzables de la obra en el papel principal de mariposa. La obra contó también con música incidental de Edvard Grieg, instrumentada por José Luis Lloret.

Argumento[editar]

La obra consta de varios personajes como: Curianito, el Nene; Doña Curiana; Curianita Silvia; Alacranito, el cortamimbres; Mariposa; Curianas guardianas; Gusano número 1; Gusano número 2; Gusano número 3; entre otros.

En una comunidad de curianitas -o cucarachas- destaca Curianito entre los demás por su vocación poética, siendo despreciado por el resto de miembros, entre ellos su madre y su pretendiente, la Curianita Silvia, a la que él rechaza sistemáticamente. La llegada de una mariposa con el ala rota, moribunda, supondrá un gran cambio para la visión que Curianito del mundo, que se enamorará profundamente, y, en el momento en que se declara, muere la mariposa en una danza (que en la representación encarnó La Argentinita), provocando a su vez la trágica muerte de Curianito.



Notas[editar]

  1. García Lorca, Federico (2009). Piero Menarini, ed. El maleficio de la mariposa. Cátedra. p. 227. 
  2. Existe cierta polémica en cuanto a si fue La Argentinita o el mismo Lorca el que rechazó los decorados, pero parecen concluyentes las fuentes aportadas por Piero Menarini: Menarini, Piero (2009). Maleficio de la mariposa. Cátedra. p. 70. ISBN 978-84-376-1706-0. 

Referencias[editar]

  • García Lorca, Federico (2009). Piero Menarini, ed. El maleficio de la mariposa. Cátedra. p. 227.